“HIPERINFLACIÓN”, PALABRA MALDITA

Tasa a 40%: Firme camino a otra estanflación

La situación es muy grave. Que Nicolás Dujovne y Luis Caputo no lo hayan aceptado en su rueda de prensa es gravísimo porque indica que otra vez equivoca el diagnóstico la Administración Macri. Marcelo Trovato, tan atacado por los ‘trolls’ de Marcos Peña, ha anticipado el fracaso del ‘modelo Macri’, y por lo tanto tiene crédito a favor al exponer su gran temor: que la inflación escale a estanflación y luego a hiperinflación, si el Presidente de la Nación mantiene su tesitura de negar la gravedad de los acontecimientos.

 

Es complicado el escenario pero Mauricio Macri todavía no ha reaccionado.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Pronóstico Bursátil). Desde el 28 de Diciembre a la fecha han pasado tan sólo 4 meses. Parece un sueño si repasamos las decisiones que han tomado el Triunvirato en Jefe del Gabinete, el ministro Nicolás Dujovne, el presidente del Banco Central (Federico Sturzenegger) y el ministro de Energía, J.J. Aranguren. Veamos:

> En Diciembre cambian la meta de inflación incumplible por otro objetivo imposible, desde el primer minuto del anuncio.

> Bajan las tasas de interés para generar actividad, 300 puntos, y toman al tipo de cambio como ancla para contener la inflación.

> En el medio el ministro de Energía lanza un Plan de Incremento de Tarifas de forma inconsulta con el resto de la sociedad y genera un malhumor social gratuito.

> Luego el Banco Central se niega a subir las tasas, sosteniendo que la inflación estaba bajando y el tipo de cambio equilibrado.

> El mercado toma nota que Emilio Monzó se quiere ir, Rogelio Frigeriose quiere ir, Susana Malcorra se fue, Alfonso Prat-Gay se fue, Sebastián Galiani se va en Agosto, Isela Constantini se fue, Ricardo Buryaile al ver que no se cumplían las promesas hechas al agro también se fue.

> En el medio de un cambio de ciclo de tasas de interés mundial y con el nivel de endeudamiento ya agotado, entra en vigencia la renta financiera para los tenedores de Lebacs, o dicho de otra manera, aquellos a los que hacían negocio por una parte y por la otra le daban oxigeno al Gobierno para que el Plan Durar dure.

> Entonces, en el Ministerio de Finanzas se acumulan llamadas en espera de fondos extranjeros que avisaban: nos vamos.

> Y, tal como corresponde, a los amigos se les cumple: en el término de 5 días, el Banco Central regala a $ 20.26 la histórica suma de US$ 5.000 millones.

Elisa Carrió: Qué raro que esta vez no mencionara el regalo del Banco Central a los inversores financieros extranjeros.

> Al 4to. día, el presidente del BCRA se desdice y sube la tasa de referencia 300 puntos básicos.

> No alcanzó, se terminó el negocio y se quieren ir; entonces, nuevamente sube la tasa otros 300 puntos básicos.

> Luego de haber regalado US$ 5.000 millones a $ 20.26, lo dejan subir hasta los $ 22.40 en 1 solo día.

> Pero, como para que entiendan, la salida no cesaba, entonces el Jueves 03/05 a la noche se resolvió

> llevar la tasa de referencia al 40% anual.

> Bajar los encajes a los bancos, obligándolos a vender divisas. Parte de esos dólares son depósitos de la gente, recuerden se modificó la Comunicación A6105 del BCRA.

Pareció una corrida para los más jóvenes, pero esto que se vivió esta semana es compra, corrida es otra cosa y ya la veremos en su plenitud. Todo esto pasó en tan solo 120 días.

Si a esto alguien le ve coordinación, un plan a mediano plazo, objetivos claros y reglas jurídicas para generar, ya no ‘brotes verdes‘, ya no calmar expectativas de inflación, sino tan solo un mínimo de credibilidad es porque comprensiblemente tiene la necesidad angustiante de creer en Cambiemos, la ultima chance.

Yo también la tuve hasta los primeros 100 días de Gobierno, luego la volví a tener ganadas las elecciones de medio término, pero nunca se puede dejar de ser pragmático, uno debe rendirse ante los hechos.

 

Marcelo Trovato, autor de la nota, y Juan Carlos De Pablo: Electores de Mauricio Macri que siempre advirtieron sobre los errores cometidos.

Las crisis argentinas no son inmediatas, duran varios meses y a veces años, hay batallas que gana el mercado y otras que gana el Banco Centralaplicando políticas restrictivas o expansivas, según el caso o la necesidad. Hoy no hay ni una ni la otra sino desesperación por conseguir que no se les vayan reservas, que realmente no superan los US$ 20.000 millones, el resto son papeles de colores. Si no, lo invito a que ingrese al sitio web del Banco Central y analice su balance.

Dijimos que el tipo de cambio es un instrumento mas de la economía, y vale lo que indique la ley de la oferta y la demanda, no hay diferencia con 1 kilo de tomates, es un bien más. El problema es el peso, nuestra moneda.

Lo que se ha resulto hacer esta semana nos encamina hacia otra estanflación, inflación con recesión. Imagine Ud. que si la tasa pasiva es del 40% (por ahora), el proveedor de un hipermercado que cobra un cheque a 90/120 días, o el almacenero que paga la mercadería a 60/90 días a la hora de descontar ese cheque para hacerse del efectivo, ¿a qué tasa lo va a hacer? 75/80% como mínimo.

Cuando lleguen el mes próximo los resúmenes de las tarjetas de créditos, las tasas de financiación anual serán de 3 dígitos.

Los créditos hipotecarios y personales insoportablemente caros.

Le han puesto un freno a la actividad con total irresponsabilidad.

En Diciembre de 2016 vez redactamos un editorial llamado “Dolar a $100”, lo invitamos a releerla, nunca editorializamos para el día ni la semana siguiente, tenemos el deber por nuestra actividad de intentar ver las consecuencias que generarán en el futuro las decisiones que se toman en el presente.

Entonces, habiendo subido las tasas 1.300 puntos básicos en 3 días, luego de regalar US$ 5.000 millones, el tipo de cambio mayorista solo bajó desde su máximo 0.48 cvs, pero sube tan solo en la semana más de 1 peso.

Casi todo un año de colocación de Lebacs se licuó en 5 días.

Federico Sturzenegger, titular del BCRA: No se entiende.

Ahora, el BCRA deberá enfrentarse a 2 Martes complicados, donde se deberán licitar las Lebacs y evitar que la fuga no supere el 10%. Puesto que si supera mas allá de ese nivel, la tasa deberá seguir escalando y se deberá continuar regalando reservas.

La crisis histórica de la que venimos alertando se puede dar en 2 semanas o tal vez en 2 años, dependerá exclusivamente de la velocidad de fuga de las Lebacs. Cabe señalar que ya con el 40% para el Gobierno son impagables, no las puede pagar, salvo una mega emisión de pesos o un canje compulsivo.

Pero, al mismo tiempo, una vez que los precios se acomoden a esta súper tasa del 40% -pueden pasar quizá 2 meses-, estaremos mas cerca de iniciar la 2da. fase de esta crisis sin precedentes históricos, la hiper inflación.

Ud. lector, producto de su angustia por creer va a pensar que exageramos, pero la historia no nos deja exagerar ni tampoco los números los inventamos, están ahí, solo hay que analizarlos.

Si apelamos a la historia diríamos que estamos ahora como si el ministro de Economía fuera José Gelbard en 1974 y, mágicamente, estamos ingresando en 1989, para luego saltar al 2001.

Y el final del túnel del tiempo nos terminará llevando a un Plan Marshall.

La semana pasada sostuvimos que Se Acabó el Tiempo, enumeramos la razones, describimos algunos de los tantos editoriales y como los hechos nos iban dando lamentablemente la razón.

Hoy sentimos la obligación de decir que hasta somos temerosos acerca de la continuidad de este Gobierno el próximo año si no media un cambio copernicano en el manejo de la macro economía.

Hace falta un urgente cambio de personas, desde el Presidente y Su Vice para abajo, dedicarse a gobernar pensando solamente en este mandato, asumiendo que lo que se debe hacer va a tornar imposible ser reelecto,invertir en un gran costo político en el presente para ganarse el bronce en el futuro; decir la verdad y tomar las decisiones políticas que hagan falta, antes que sea demasiado tarde.

La situación actual es gravísima. Nos quedamos sin crédito externo. Las tasas en el mundo van a subir a partir de Junio, todos nuestros vecinos deprecian su moneda para lograr competitividad, la Guerra Comercial entre USA y China recién comienza, nos han bajado la calificación crediticia de ‘positiva’ a ‘estable’ por parte de Fitch, fuimos noticia en el mundo por el desastre realizado en tan solo 1 semana.

Y si miramos para adentro, ya hemos hablado varias veces: déficit de balanza, turístico, financiero, fiscal, gasto público (la reducción de US$ 1.300 millones anunciados hoy es nimio) creciente por pago de intereses también crecientes por suba de tasas, un tipo de cambio hiper atrasado, inflación tendiente a espiralizarse en poco tiempo contra ingresos impositivos y suba de tarifas únicamente, una bomba que no puede demorar un minuto más en desactivarse.

Y, de nuevo, la historia argentina nos enseña que, hasta ahora, todas las soluciones para cuando se dejan llegar las circunstancias, hasta donde llegaron es licuando deuda.

De mercados poco para decir cuando se debe convivir con tasas del 40%. La renta variable va camino a nuestro Merval US$ 200, ese que nunca llegó producto de las contabilidades creativas y bienestar artificial de una fiesta que llegó la hora de pagar.

Por ahora Renta Variable “0%”, el bono DICA, en pesos y cuidar las balas para entrar y salir en los excesos, que los habrá y asombrará a mas de muchos sub35.

A Brasil debemos seguir esperándolo, el Real tiene mucho para caer frente el Dólar aún.

En Estados Unidos el fin de ciclo se hace cada vez mas evidente, la segura suba por parte de la Fed en Junio ya se anticipó en algunas especies para los que veremos en el resto. General Electric, un gran ejemplo.

 

 

Por MARCELO TROVATO

Viernes 04 de mayo de 2018

Se el primero en comentar en "“HIPERINFLACIÓN”, PALABRA MALDITA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*