ERROR DE CÁLCULO – DESMOND LACHMAN

Según ex FMI, Macri se apresuró en liberar los controles de capitales

Desmond Lachman, investigador del American Enterprise Institute, advierte que no fue una buena idea que el Presidente diera ese paso sin antes haber resuelto de fondo los serios desbalances macroeconómicos que le había dejado el Gobierno anterior.

Macri podría verse pronto forzado a volver a introducir controles de capitales. /TheBubble

En una nota titulada «Argentina puso el carro económico por delante del caballo», Desmond Lachman plantea que no fue una buena idea que el Presidente argentino, Mauricio Macri, decidiera levantar todas las restricciones a los capitales en el país, antes de haber estabilizado la altamente desequilibrada economía que heredó de Cristina Kirchner.

Poco después de haber asumido, en diciembre de 2015, Macri dio el audaz paso de eliminar el sistema de control de capitales anterior, altamente restrictivo. Sin embargo, advierte, lo hizo sin haber resuelto con contundencia los serios desbalances macroeconómicos del país.

Lachman, quien es un ex vicedirector del departamento de Política de Desarrollo y Análisis del Fondo Monetario Internacional y actual investigador en el think-tank conservador American Enterprise Institute, publicó en el portal The Hill que la caída libre del peso está proporcionando una dolorosa lección económica al Presidente, además de introducir la posibilidad -cada vez más probable- de que Macri se vea pronto forzado a reintroducir las restricciones a los capitales, para detener la caída libre del peso.

En lugar de haber resuelto de fondo los desbalances macroeconómicos del país, Macri optó por una política de reforma económica gradual. Como resultado, en vísperas de ingresar en una fase decisiva de ajuste en el ciclo de la tasa de interés, la economía argentina se vio expuesta a condiciones globales de liquidez menos favorables y a la apreciación del dólar estadounidense.

«Una indicación de la vulnerabilidad externa de Argentina es el hecho de que tiene simultáneos déficit en el presupuesto y en las cuentas corrientes. Otras indicaciones son que tiene una tasa de inflación de alrededor del 25%, y una dependencia extremadamente alta en el financiamiento a corto plazo del déficit de su Gobierno, y un Gobierno cuya credibilidad ha sido manchada por su intento de interferir en la independencia del banco central», escribió Lachman.

Estas vulnerabilidades, aduce, expusieron la moneda argentina a una presión aguda, y esta cae pese a esfuerzos heroicos por contenerla. En las últimas 2 semanas, cayó alrededor del 18% pese a que el Banco Central elevó las tasas al 40% y quemó cerca de US$ 5.000 millones de reservas internacionales para defender su moneda. Ni la decisión de Macri de llamar al Fondo Monetario Internacional hizo mucho por detener la caída libre del peso.

«Macri se encuentra ahora en una posición muy difícil. Debe saber que ninguna economía puede aguantar tasas de interés del 40% durante mucho tiempo. Debe saber también que una moneda que se deprecia rápido, involucra el riesgo de poner al país nuevamente en los ganchos de un debilitante espiral inflacionario», esribió Lachman, agregando que cualquier acuerdo con el FMI tardará varias semanas en negociarse y será políticamente doloroso de implementar.

«Todo esto suscita la pregunta sobre cuánto tiempo pasará antes de que Macri se vea forzado a quedar mal y tomar la decisión dolorosa de volver a introducir los controles a los capitales para estabilizar la moneda», concluye Lachman.

Esto deja la siguiente moraleja: «Como dicen en Wall Street, cuando los vientos son fuertes, hasta los pavos vuelan. Sin embargo, cuando los vientos de la liquidez global comienzan a perder fuerza, es mejor que uno tenga la casa económica en orden, especialmente si tu moneda no está protegida por el control de capitales.»

Washington, 17 de mayo de 2018

Mg. Desmond Lachman

Investigation American Enterprise Institute

Ex Vicedirector Dpto. Política de Desarrollo y Análisis FMI

Se el primero en comentar en "ERROR DE CÁLCULO – DESMOND LACHMAN"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*