EL AJUSTE TAN TEMIDO

El sofocón cambiario quedó atras. Por lo menos hasta el 21 de junio, fecha en la que se producirá un nuevo mega vencimiento de Lebacs. Mientras tanto el Gobierno aspira en lo inmediato a obtener el primer tramo del préstamo del FMI,por un valor de 10.000 millones de dólares. Con esto persigue recuperar las reservas perdidas. Para que esto se produzca debe iniciar el ajuste que demanda dicho organismo. El mismo esencialmente apunta a los siguientes objetivos:

a) Baja del gasto público para reducir el déficit fiscal

b) Mejora del tipo de cambio real para eliminar el déficit externo

En lo concerniente a la baja del gasto debemos tener en cuenta que los incrementos salariales y de las jubilaciones, se han fijado en porcentajes sensiblemente inferiores a la inflación esperada para el año en curso. Igual suerte correrán las asignaciones sociales. Al mismo tiempo la baja de subsidios, incremento tarifario mediante, y la reducción de la obra pública, complementan lo anterior.

En cuanto a la mejora del tipo de cambio real debemos tener en cuenta que por ahora la devaluación no fue absorbida en su totalidad por el incremento de precios. El Gobierno intenta negociar con los formadores de precios un limite al incremento. A su vez la caída del consumo provocada por la caída del salario real , resulta funcional al objetivo de bajar importaciones. A su vez la tasa de interés colabora con el objetivo de enfriar la economía.

La pregunta central es la siguiente:

Esta vez a diferencia de innúmeros fracasos el ajuste servirá?

La respuesta es no. Como se puede pensar que tomando el mismo camino se llegará a lugares distintos?

La alternativa es un ajuste menos doloroso y mas efectivo. Algunas de las medidas para lograrlo son las siguientes:

a) Eliminar la baja mensual de derechos de exportación a la soja. De este modo se eliminan demoras en la exportación y se evitan nuevas reducciones de ingresos fiscales

b) Reestablecer los derechos de exportación agropecuarios y mineros.c Así se incrementa la recaudación fiscal

c) Reponer impuestos progresivos (ejemplo impuestos a autos de alta gama) y gravar artículos importados suntuarios. Idem punto anterior.

d) Ajustar el tipo de cambio con precios cuidados. De este modo se logra una mejora del tipo de cambio real

e) Retrotraer el ajuste tarifario a noviembre 2017, procediendo a ajustar hacia adelante a zonas residenciales y negocios de alta rentabilidad ( ejemplo bancos)

f) Reducir la tasa de interés a valores cercanos a la tasa de inflación. De este modo se alienta el desarrollo productivo y mejora la competitividad de nuestras empresas.

g)Discontinuar la emisión de Lebacs compensando esta medida con aumento de encaje a los bancos. De este modo se baja presión en el BCRA.

h) Fijar un plazo máximo de 90 días para la liquidación de divisas provenientes de las exportaciones. Se eliminan parte de las tensiones cambiarias.

i) Establecer subas del gasto público porcentualmente menores a la tasa de crecimiento de la recaudación. Así se reduce el déficit y la necesidad de endeudamiento . Con esto último se reduce el pago de intereses.

j) Con la reduccíon del déficit fiscal se baja el ritmo de emisión monetaria y con ello baja la inflación.

Estas medidas puestas desde luego en un plan integral consensuado con todos los sectores económicos, sociales y sindicales, son un primer paso para llegar a un plan alternativo menos doloroso.

Juan Latrichano

Se el primero en comentar en "EL AJUSTE TAN TEMIDO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*