LA SITUACIÓN SOCIAL

Para el 66% de las familias, su bienestar económico empeoró

Según un sondeo privado y en función de la situación de sus ingresos, el empleo, y los gastos en salud, educación y  vivienda.

Ilustración Mariano Vior.

La pérdida del poder adquisitivo, las subas de los precios y los vaivenes económicos de los últimos días, lograron deteriorar la percepción de los argentinos sobre su bienestar económico.

El 65,8% de las familias, según un estudio del CERX, confesó que respecto de un año atrás, su pasar economico “empeoró”, mientras que otro 21,2% dijo que se mantuvo “sin cambios” y un 13% dijo que “mejoró”. En promedio, las familias dijeron que deberían contar con unos $6000 más por mes, de ingresos para comprar lo “necesario” y unos $15,000 adicionales para tener el bienestar económico “deseado”.

El centro de estudios a cargo de los economistas Victoria Giarrizzo y Dardo Ferrer, monitorea la evolución de un Índice de Bienestar Económico (IBE) que se calcula en base a cinco sub índices que evalúan la percepción de bienestar familiar en cinco grandes áreas: ingreso, empleo, salud, educación y vivienda.

Este indicador, en el primer semestre del año frente al segundo semestre de 2017, cayó 4,8% y se redujo 3,2% si se lo compara contra el mismo periodo del año pasado.

Sobre una escala de 0 a 100, el indicador alcanzó un valor de 52,1, “y se ubicó sobre un vértice de vulnerabilidad derivado del deterioro en la ecuación de ingresos familiar”, explica Giarrizzo.

“En promedio, sólo el 21,9% de las familias percibe su bienestar económico como “bueno” o “muy bueno”, 44,6% lo evalúa “regular”, 23,6% como “malo” y 9,7% “muy malo”, agrega.

Otra de las conjeturas del informe es que el 71,5% de las familias dicen no contar con ingresos suficientes para cubrir sus gastos necesarios. El ingreso promedio mensual requerido por un hogar de cuatro miembros para cubrir sus gastos básicos al momento de la encuesta (mayo 2018) fue de $25.257.

Frente a un año atrás, las familias necesitaron 21% más para afrontar sus gastos. Más allá de cubrir los gastos necesarios, el ingreso que requieren las familias para llevar un nivel de vida deseado es de $35.217 mensuales.

​Desde la Universidad Austral, sus economistas recordaron en otro informe, que “el salario real retrocedió de manera importante, (-1,4%) debido al crecimiento promedio del salario nominal de 0,8%, por debajo del 2,4% de los precios”.

Entre los resultados del primer semestre del año, el subíndice “Empleo” se ubicó en 52,8 puntos: mostró una desmejora frente al semestre anterior. A pesar de los niveles relativamente bajos de desocupación, el sobre-empleo, el sub-empleo y las remuneraciones insuficientes, explican el valor del indicador.

Por ejemplo, un 45,3% de los jefes de hogar declara trabajar más horas de las deseadas, mientras que un 26,5% trabaja menos horas de las que necesita. Igual, el 51,2% se manifiesta conforme o muy conforme con su empleo.

El subíndice “Salud”, por su parte, mostró un baja de 4,7 puntos frente al semestre anterior pero se ubica en niveles “buenos”. El 45,1% de las familias evalúa como ‘bueno’ o ‘muy bueno’ su acceso al sistema de salud, 32,8% como ‘regular’ y 22,2% como ‘malo’ o ‘muy malo’.

Finalmente, el subíndice “Educación”: con 81,4 puntos, se situó en una superficie buena. Y el subíndice “Vivienda”: con 68,7 puntos, tuvo una baja semestral de 3,1 puntos. Un 48,1% de las familias muestra problemas de acceso o en las condiciones de la vivienda.

Se el primero en comentar en "LA SITUACIÓN SOCIAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*