LEY DE EMERGENCIA TARIFARIA

I.- Una oportunidad para el país.
El proyecto de ley en debate establece que a partir del 1 de noviembre del 2017 y hasta el 31 de diciembre del 2019 las tarifas a ser aplicadas para los Residenciales en lugar de ser incrementadas por las resoluciones del Ministerio de Energía y Minería, el ENARGAS y el ENRE que siguen un sendero dolarizado sino por un razonable Coeficiente de Variación Salarial (CVS). Ello de por si produciría un efecto de razonabilidad y equidad distributiva para el país, aliviando la carga tarifaria de la población toda. En formas similar para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) y para las Cooperativas de Trabajo de Fábricas o Empresas Recuperadas, conformar aumentos graduales y sustentable con el Índice de Precios Internos al Mayor (IPIM). Otro artículo indica que el incremento en los precios máximos de referencia de la garrafa del gas licuado de petróleo (GLP), durante el plazo establecido tampoco podrá exceder el Coeficiente de Variación Salarial. Estos índices por si solos producen que esta ley sea una ley bisagra entre el modelo de dolarización de la energía que impulsa desde hace dos años el gobierno y el modelo de precios locales. Su sanción implica el fin del modelo dólar que ha sido un fracaso rotundo y si sigue es un camino al abismo… El próximo octubre el gas tiene un ajuste semestral, que viene con otro tarifazo del 30 al 40%. Ello implica un diciembre de revueltas y desobediencia civil muy grave.
El criterio de indicadores locales es fundamental para posibilitar desdolarizar el sendero marcado por el gobierno de llevar el gas boca de pozo (PIST) a 6,80U$/MMBTU (“import parity” para el mercado interno) y hoy en 5U$/MMBTU ya hace impagables las facturas e inviable cualquier progreso y desarrollo económico genuino del país. En Canadá y EEUU hace años que el precio gas boca de pozo se halla en el orden de 2,50/2,70 U$/MMBTU.
Aun con el descuento del 40% los precios del gas y de la electricidad son sustentables.
Lo mas importante es que da vuelta el esquema liberal de servicios= negocios y coloca de nuevo el concepto de servicio público con los aspectos sociales y de derecho humano en un lugar prioritario.
Equidad federal social y de control
El proyecto de ley también impulsa un justo RÉGIMEN DE EQUIDAD TARIFARIA FEDERAL que tiene por objetivo principal evitar desproporciones y asimetrías. Es una propuesta de enorme significado que puede atemperar las diferencias que hoy existen en particular en las tarifas eléctricas de distribución entre la zona metropolitana y las provincias. Asume que es posible lograr una equiparación de las tarifas y/o de los subsidios que rigen de manera diferencial para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con el resto del país.
El proyecto también propone un régimen nacional y universal de beneficiarios de la tarifa social de servicio públicos, que tendrá como objetivo establecer un cuadro tarifario diferencial para los servicios de suministro eléctrico residencial y gas natural por redes. Con una clara indicación del marco de inclusión a todos los sectores vulnerables de la sociedad argentina comenzando así un reposicionamiento de los servicios públicos como tales en lugar de meros valores del paradigma de negocio empresario. Con la Creación del Registro de Beneficiarios de la Tarifa Social de Servicios Públicos, que quedará bajo la jurisdicción del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, permitirá la revisión y el monitoreo periódico de los sujetos alcanzados por la presente Ley.
También la ley contempla la implementación de un control trimestral de las responsabilidades de las empresas prestadoras del servicio público a través de una Comisión Bicameral ad hoc con un amplio listado de tareas desde la verificación de las inversiones físicas comprometidas, el programa de subsidios, el impacto de las tarifas en la competitividad, los precios claves del gas boca de pozo y los valores de la generación eléctrica entre los objetivos citados en el proyecto de ley votado en la HC Diputados de la Nación.
La oportunidad de un sendero en pos de tarifas justas y razonables separadas de la dolarización está presente en el proyecto de ley de emergencia tarifaria votado el miércoles 9 de mayo por una mayoría de 133 diputados y que requiere de otra mayoría patriótica del Senado en los próximos días.

Parte II. – Tarifas de Gas, electricidad con la ley de emergencia tarifaria.
Cabe efectuar una serie de considerandos y estimaciones de dicha nueva senda tarifaria. Un usuario medio por ejemplo de Metrogas (R3.1) que al 1 de noviembre pagó 4,326 $/m3, y que por la última resolución ENARGAS 300/18 debería pagar 7,861 $/m3. Con el índice CVS a abril 2018 el monto a facturar llega a 4,490 $/m3. Ello implica una reducción en las facturas del 42,8 %. Dicho valor que implica 0,224 U$/ m3 en ese mes, no llega a igualar lo que se pagaba en el 2001 (0,1487 U$/ m3). Es decir, aún la tarifa estaría un 50% más alta que en plena convertibilidad. Con una estimación del CVS del 24% anual en un razonable horizonte a un año (abril 2019) observamos que la diferencia en los incrementos se mantendría en el 40%.

En forma similar un usuario de Edenor (T1R6) que pagó en noviembre 1,073 $/m3 con un incremento por CVS estimado en 3,85% hasta el 1 de febrero pagará 1,114 $/kwh en lugar del 1,736$/kwh indicado en la resolución del ENRE 33/18 de dicha fecha. Ello implica un ahorro del 36% en los primeros tres meses del año 2108 y de más del 40% en los siguientes 6 meses.
El nuevo valor de la electricidad con el CVS a abril/2018 implica 0,0557 U$/KWh, un valor igual superior en un 50% del que regía en el 2001 (0,036 $/KWh o 0,036 U$/KWh). Esto significa que las tarifas indicadas por las resoluciones del gobierno eran y siguen siendo excesivas en dólares. Medirlas en esta moneda nos permite visualizar el despropósito de los tarifazos.
No es cierto lo que dice el gobierno sobre lo que vale la energía. Que la generación vale 70U$/MWH aún con el gas para usinas a 5,3U$/MMBTU es un despropósito. Central Puerto (que ha reportado solo por el primer trimestre ganancias por 7485 millones de pesos), Central Costanera de ENEL que triplico la ganancia neta del 2016 y otras generadoras han tenido rentas extraordinarias muy difíciles de conseguir en ningún lugar del mundo. Europa con una matriz similar, pero con gas 100% importado (no como acá que solo se importa el 20% del consumo) su generación media se paga 42,5U$/MWh. Está claro que el gobierno puede regular el precio mayorista estacional de Cammesa. De hecho, ha presentado estos días la Res. MEYM 44/18 el mismo precio estabilizado de potencia y energía del semestre estival (Res. 1091 del 30/11/17) para el semestre mayo-octubre de este año. Puede y debería poder más. Con una reducción adicional del 25 % del precio estacional los subsidios a los generadores se diluyen a valores ínfimos. Efectivamente sobre los 50.000 GWh/año consumidos por los residenciales el déficit fiscal bajaría en el año unos 30.000 millones de pesos.
También es un despropósito el incentivo al tight gas que fue hace 2 años llevado a 7,5U$/MMBTU al mismo valor que el shale gas cuando este posee costos muchos más altos. Ello produjo una avalancha de empresas que empezaron a jurar que tenían “tight gas” en casi todos sus yacimientos. Una maniobra del ministro Aranguren (Resol. MEYM 74/16) cuanto menos lastimosa dado que des-estimulaba así la inversión en el shale gas de Vaca Muerta. Con un precio sustentable del tight gas (70% del shale gas) es posible que el estado nacional se ahorre cerca de 18.000 millones de pesos en subsidios a esas petroleras rápidas para enriquecimientos rápidos.
En resumen, la ley de emergencia tarifaria corrige parte de los despropósitos y nos sitúa con los ajustes del precio competitivo de Cammesa y del tight gas en el camino factible de un esquema tarifario sustentable con menor costo fiscal y más justo y razonable que el que obtusamente (o interesadamente) quieren seguir manteniendo el ministro Aranguren y el presidente Macri…

Andrés Repar

Ingeniero, Integrante del IESO-Instituto de Energía Scalabrini Ortiz y del OTA Observatorio de Tarifas de la UMET.

Se el primero en comentar en "LEY DE EMERGENCIA TARIFARIA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*