EL DÓLAR VOLVIÓ A SUBIR EN EL ARRANQUE DE LA SEMANA: CERRÓ A $25,25

Allí juegan el déficit comercial, el turismo al exterior y el costo del transporte de mercaderías, las compras-refugio de los particulares y la transferencia de utilidades empresarias . De un modo u otro, pérdida de capitales y fuga de capitales.

Añadido va un par de factores que son parte del mismo paquete. Como que la inversión financiera especulativa, que tan pronto entra tan pronto se va, supera en mucho a la inversión real, firme y productiva. Hasta puede llegar a cuadruplicarla, tal cual ocurrió el año pasado: US$ 34.600 millones versus US$ 10.689 millones.

Ya estructural, una pieza central del combo es el desequilibrio de la balanza industrial: por lo bajo, US$ 27.000 millones el año pasado. Esta vez quedan al descubierto tanto la muy escasa competitividad de la producción nacional como, claramente, la dependencia de bienes e insumos que llenan eslabones de las cadenas productivas. Sin ellos, actividades enteras se paralizarían.

Se el primero en comentar en "EL DÓLAR VOLVIÓ A SUBIR EN EL ARRANQUE DE LA SEMANA: CERRÓ A $25,25"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*