INFLACIÓN, DÓLAR, TASAS: ¿QUÉ FALTA?

Los súper precios de la soja pueden ser una explicación, aunque son una explicación de patas muy cortas. Según la consultora DNI, contra el año 2000 las exportaciones argentinas subieron 123%; las de Brasil, 295%; un 275% las de Chile; las de Uruguay, 294% y un 548% las de Perú. Evidente: algo hicieron otros que aquí no hicimos; políticas, al fin.

El especialista Raúl Ochoa dice que el país no sólo ha perdido participación en el mundo, sino que también la ha perdido dentro del Mercosur y, fuera del Mercosur, entre las muy próximas naciones de la Aladi. O sea, un espacio al que era factible entrar con una buena canasta de productos, aprovechando además enorme ventaja de la cercanía.

Agrega: “Resignar esos mercados fue igual a resignar oportunidades de aprendizaje, sobre todo entre las pymes. Y de eso habla que un tercio de los exportadores medianos y pequeños haya dejado de ser exportadores”.

Suele presentarse como un dato positivo de la herencia kirchnerista a la muy baja relación deuda-PBI, salvo que fue al costo de desfondar de reservas al Banco Central y de terminar su performance con cepo, transferencias al exterior e importaciones bloqueadas. Obviamente no desapareció eso que se llama el flujo, o necesidad de divisas.

La fuerte devaluación del macrismo puede darle cierto aire a las cuentas externas, siempre y cuando, dicen números de expertos, el proceso inflacionario no se coma el 40% del avance logrado. Pero nada de fondo cambiará ni tampoco será resuelto por un acuerdo con el FMI, mientras siga presente la falta de competitividad de aquellas exportaciones que no dependen sólo del campo. Y precisamente ahí tallan las políticas del Gobierno.

Se el primero en comentar en "INFLACIÓN, DÓLAR, TASAS: ¿QUÉ FALTA?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*