BANCO CENTRAL: CAPUTO NO GARANTIZA INDEPENDENCIA NI APROBACIÓN DEL SENADO

El ex ministro de Finanzas Luis Caputo fue designado en comisión como presidente del Banco Central “hasta que el pliego se apruebe por mayoría agravada en el Senado de la Nación”. Ocurre que precisamente Caputo no garantiza la independencia de la autoridad monetaria frente a los desafíos que se vienen ni la aprobación del Senado por las causas judiciales que lo acosan

La designación del ex ministro de Finanzas Luis Caputo como nuevo presidente del Banco Central, tras la fuerte devaluación del peso y el alza en proyecciones inflacionarias que alcanzan el 33%, comenzó a ser muy cuestionada incluso dentro del oficialismo por tener que someter nuevamente la credibilidad del Poder Ejecutivo a las exigencias legales. Es que fue nombrado en comisión hasta tanto se apruebe el pliego en el Senado.

Recordemos que, según el artículo 6º y 7º de la Carta orgánica de la entidad monetaria (ley 24.144), “el banco estará gobernado por un directorio compuesto por un presidente, un vicepresidente y ocho directores. Todos ellos deberán ser argentinos nativos o por naturalización, con no menos de diez (10) años de ejercicio de la ciudadanía. Deberán tener probada idoneidad en materia monetaria, ban caria, o legal vinculada al área financiera y gozar de reconocida solvencia moral.

El presidente, el vicepresidente y los directores serán designados por el Poder Ejecutivo Nacional con acuerdo del Senado de la Nación; durarán seis (6) años en sus funciones pudiendo ser designados nuevamente. El Poder Ejecutivo Nacional podrá realizar nombramientos en comisión durante el tiempo que insuma el otorgamiento del acuerdo del Senado de la Nación. Las retribuciones del presidente, del vicepresidente y los directores serán las que fije el presupuesto del Banco”.

En este sentido, Caputo deberá someterse nuevamente a la lupa del Senado, por donde pasó en abril (2018) por su vinculación con la causa Paradise Papers, colocación del bono a 100 y operaciones de dólar futuro. Caputo no la pasó bien en aquella oportunidad pero a último momento fue salvado por s enador formoseño José Miguel Ángel Mayans, a quien le suplicó: “levantá (la sesión), que estoy muerto”. Fue en esa misma ocasión cuando le envió un papelito a la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti para recordarle que sus hijas “tienen 11 y 13 años” y pedirle que “no seas tan mala”.

Dólar Futuro

El 9 de diciembre de 2015, Axis Sociedad Gerente de Fondos Comunes de Inversión S.A presentó el informe mensual de futuros -exigido por las Normas de la CNV- correspondiente al Fondo Común de Inversión Axis Renta Fija Cobertura al 30/11/2015, de acuerdo al cual el fondo poseía en su cartera 43.000.000 de contratos de dólar futuro con el ROFEX por un monto total de $453.944.000. A su vez, tal como surge de la Declaración Jurada Patrimonial Integral de carácter público 2015 presentada por Caputo ante la Oficina Anticorrupción, el ahora presidente del BCRA poseía al inicio de 2015 cuotapartes del Fondo Común de Inversión Axis Renta Fija Cobertura por $1.866.283,53.

El kirchnerismo acusa que Caputo, siendo presidente de AXIS SGFCISA, compró dólares y luego fijó el precio de la divisa estadounidense una vez en la secretaria de Finanzas.

Bono a 100 años

Noctua Asset Managment LLC fue uno de los 148 fondos de inversión que compró bonos argentinos a 100 años, a una tasa altísima de interés. La emisión del “Bono internacional 2117” fue firmada por Caputo, y la offshore que él fundó en 2009 es una de las suscriptoras. Dicha offshore compró el bono argentino por US$5 millones.

Paradise Papers

Caputo manejó el fondo de inversión Alto Global Fund, inscripto en las islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más secretos del mundo. Además, fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware, otra jurisdicción donde imperan el secreto y los beneficios fiscales. La revelación surge de los documentos de Paradise Papers a los que accedió Perfil en una investigación global impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

“Hace cuatro meses que escucho difamar de esta manera; no quiero hacer un juicio de valor sobre si dicen estas cosas porque lo creen o si es una mezcla de creer con ignorancia”, se defendió Caputo en la comisión bicameral, junto a sus principales colaboradores.

ANSES

En esta causa judicial el ahora ex titular titular de la Unidad fiscal de Investigaciones de la Seguridad Social (Ufises) Gabriel De Vedia había denunciado a Emilio Basavilbaso, funcionario a cargo de la ANSES, por vaciar el Fondo de Garantía y Sustentabilidad y a Luis Caputo por favorecer a un fondo que fue de su propiedad hasta diciembre de 2015 mediante el FGS.

En concreto, según la denuncia, la transacción tuvo un costo para el Estado de al menos 540 mil pesos, de acuerdo a información oficial.

La Anses abonó ese monto a la firma Axis Sociedad Gerente de Fondos Comunes de Inversión, manejada por Caputo hasta poco antes del inicio del gobierno de Cambiemos, en concepto de comisión por colocaciones en Lebacs, a partir de una decisión del comité ejecutivo del Fondo de Garantía se Sustentabilidad (FGS), que el propio funcionario integraba, según informó el portal Letra P, que realizó el pedido de información al organismo que dirige Emilio Basavilbaso.

El dato fue confirmado de manera oficial por Anses ante un pedido de acceso a la información pública. Antes el organismo realizaba las inversiones del FGS sin intermediarios. Según publicó la revista Noticias, el fondo Axis Ahorro Plus destina el 80% de su cartera a Lebacs y el restante 20%, a plazos fijos y otros fondos.

“Una cosa es salvarlo de acusaciones no comprobadas por los K, que buscaban sangre y estábamos otro c ontexto político. Pero otra cosa es darle el voto para el BCRA, tras haberlo acusado de endeudador en un contexto de quilombo. La crítica principal de los peronistas dialoguistas es la política de endeudamiento en dólares”, advirtió una fuente calificada del Senado sobre lo que se está analizando por estas horas.

Según un balance del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el peso de los vencimiento de intereses agendados solamente para lo que queda de 2018 se incrementó en más de $29.400 millones, tras la corrida cambiaria (estimación hasta el viernes 8/06). De acuerdo con estos cálculos, el pago de intereses este año será superior a los $239.000 millones.

Según La Nación, medio que accedió al informe, el perfil de vencimientos ya comprometidos por el Estado nacional supera en 2018 los US$71.399 millones (tomando en cuenta títulos públicos y préstamos en moneda local y extranjera) y continúa por encima de los US$21.400 millones hasta 2022, en una evolución que no contempla el uso que en el futuro haga el Gobierno del préstamo recientemente negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para 2019, y sin contemplar futuros préstamos o renegociaciones de vencimientos, los compromisos de pago de deuda de mediano y largo plazo ascienden a US$24.945 millones. El rojo con organismos internacionales, en tanto, es de US$1749 millones, con US$815 millones del BID y US$451 millones del BIRF/Banco Mundial.

La hoja de ruta para el para el próximo lustro se completa con vencimientos de por lo menos US$21.406 millones en 2020, otros US$25.114 millones correspondietes a 2021 y US$25.308 millones para 2022. De acuerdo con las planillas de Finanzas, los montos descienden en 2023, con vencimientos por US$ 18.642 millones.

Reynoso Gregorio

Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "BANCO CENTRAL: CAPUTO NO GARANTIZA INDEPENDENCIA NI APROBACIÓN DEL SENADO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*