GANANCIAS RÉCORDS EN LAS GRANDES EMPRESAS HIGH TECH

Amazon, es una de las cinco grandes que manejan el mercado de las empresas tecnológicas.

El índice FANG que reúne en Wall Street a las 4 principales compañías norteamericanas de high tech — Apple, Google, Amazon y Facebook —, y Alibaba, la cabeza china del comercio global por Internet, creció 26% en 2018, mientras que las restantes high tech del Nasdaq aumentaron solo 9,4%, y Standard & Poor´s 500 (S&P500), que son las compañías industriales y servicios, trepó poco más de 2% en el mismo periodo.

Lideran la FANG las 2 empresas que canalizan la nueva revolución tecnológica de la “nube” o cloud computing, que son Amazon y Microsoft. Los ingresos de Microsoft superaron US$29.500 millones en el 1er trimestre de 2018, encabezados por su plataforma de supercomputación en la “nube” (Azure), que alcanzó a US$ 6.000 millones (22% del total).

Los ingresos de Azure han aumentado 93% en un año, y se ha convertido en la segunda plataforma de supercomputación en el mundo, solo por detrás de Amazon (AWS), que es la líder indiscutida de la “nube” o cloud computing, el espacio donde tramita la nueva revolución industrial.

AWS y Microsoft se disputan ahora la primacía en el terreno de la Inteligencia artificial (AI), que es el principal instrumento de creación de algoritmos que sirvan para pautar la inmensa masa de información —Big Data— que producen los 3.500 millones de usuarios de Internet que hay en el mundo.

La estructura de la industria high tech es claramente oligopólica, pero, también, notoriamente provisoria, porque proliferan las startups de alta tecnología que le disputan la competitividad, en principio en los márgenes, y en cualquier momento en el corazón del sistema. Los CEO de las grandes high tech son paranoicos profesionales.

El principal instrumento de competición de las cinco grandes (más Tencent/China) es un monto creciente de la inversión de capital, que aumentó 29% en 2018, tras crecer 16% el año pasado.

En el camino, AWS y Microsoft han modificado su naturaleza. Dejaron de ser plataformas que ofrecen la “nube” y sus servicios, y han devenido en mecanismos de reestructuración de sus principales clientes, como la salud pública y privada, la educación, y la manufactura. Han mutado en ecosistemas que integran y reestructuran el conjunto, que es la nueva revolución industrial; y a medida que se acelera este proceso de reestructuración, crece cada vez más el margen de ganancia, que ha aumentado más de 30% en 2018.

AWS y Microsoft se han convertido en parte significativa de la “nube” en la República Popular. Se han transformado en protagonistas de la estrategia de “Made in China 2025”, la estrategia china de la nueva revolución industrial.

Amazon cotizó US$680.000 millones en el primer trimestre del año, 4 veces las ventas globales de 2017 y 170 veces las ganancias proyectadas. Los activos físicos son solo 4% del valor total. Es una compañía formada esencialmente por expectativas y presunciones.

Más de 60% de los hogares estadounidenses están vinculados financieramente a algunos de los servicios del ecosistema de Amazon; y la penetración de Microsoft es similarmente importante, solo que levemente inferior.

Las dos firmas se extienden primordialmente de modo horizontal, mediante la adquisición en gran escala de startups de la especialidad: creadoras de reconocimiento por imágenes y voz, y de “máquinas de conocimiento” (machine learning), que son sistemas de algoritmos súper sofisticados que permiten estructurar la “Big Data”.

Microsoft comenzó a invertir este año los US$130.000 millones que ha repatriado debido al recorte de impuestos de Donald Trump. Lo hace a través de un alza sistemática de inversión en capital, sin recompra de acciones ni aumento de los dividendos para los accionistas.

El potencial de crecimiento de ambas compañías es inmenso. Sólo 19% de las 88.000 transnacionales han trasladado sus negocios a la “nube”, aunque serían 30% o más en 2020, incentivadas por una diferencia de costos de más de 30%.

Los servicios en la “nube” aumentaron 35% en los primeros 4 meses de 2018, precedidos por un alza de 29% en 2017, con ganancias que superaron US$63.000 millones en 2 años y una tasa de inversión que creció 15% anual en la última década. La hiperliquidez de las 5 grandes high tech es fenomenal. Invirtieron US$467.000 millones en 2017; y el capital líquido es hoy dos veces y medio mayor que el de 2009, con una tasa de retorno de 29%.

Si se observa el sistema mundial desde la FANG es inequívoco afirmar que el capitalismo ha ingresado en una nueva Onda Larga (40/60 años) de expansión, sustentada en una nueva revolución tecnológica e industrial.

“El capitalismo es un sistema endógeno y autoinducido de acumulación, que se despliega a través de sucesivas revoluciones tecnológicas”, señaló Joseph Schumpeter, uno de los dos principales teóricos del sistema capitalista (el otro es Marx).

Clarín,

10 de Junio de 2018

Se el primero en comentar en "GANANCIAS RÉCORDS EN LAS GRANDES EMPRESAS HIGH TECH"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*