BRODA DUDA SER EMERGENTE POR MUCHO TIEMPO

Del mejor equipo en 50 años al “mayor déficit gemelo de los últimos 35”

El economista Miguel Ángel Broda se había mostrado entusiasmado con la oportunidad de terminar con el “populismo” en la Argentina que tenía el presidente Mauricio Macri hasta 2019. Sin embargo desahuciado, expuso con números la pesada herencia que dejará el PRO: “Sus políticas produjeron el mayor déficit gemelo de los últimos 35 años (…) Ser emergentes es un programa mejor, pero con dudas de seguirlo, sobre todo teniendo en cuenta el año electoral que se viene por delante”.

Miguel Ángel Broda pinchó el globo

El optimismo de los economistas más influyentes del país no es igual al de militantes PRO, respecto de la calificación MSCI de Argentina como emergente.

Según Miguel Ángel Broda, será difícil de mantener, teniendo en cuenta el año electoral que se viene. Además, se mostró preocupado por la situación vulnerable que está atravesando el país, muy expuesto ante un inevitable segundo shock externo.

Desgrabación de su exposición en la cuarta edición del Financial Summit, organizado por el diario La Nación:

“Esto no es una corrida cambiaria sino una salida de capitales.

Nuestra vulnerabilidad es en función de la configuración macro que eligió el presidente, que probablemente sea su talón de Aquiles. O sea, el presidente hiz o muchas cosas positivas, sintetizadas en el cambio de rumbo, pero la política económica con un déficit fiscal, que el populismo incrementó, financiado con ahorro externo; una política monetaria con metas de inflación que no cumplía ninguna de las pre-condiciones para tener éxito; y una política cambiaria donde la flotación es el resultado de una política fiscal y monetaria que uno hace; produjeron el mayor déficit gemelo de los últimos 35 años, desequilibrios fiscales arriba de los 6 puntos del PBI y desequilibrios de las cuentas externas del orden de 5 puntos.

Solamente 3 veces en la historia argentina tuvimos esta magnitud de desequilibrios. Y los desequilibrios son pasajeros, duran lo que dure el financiamiento para bancar ese déficit. Hoy, ese financiamiento se dio vuelta. No fuimos preventivamente al Fondo; fuimos porque no conseguíamos colocar deuda en el exterior y no conseguíamos renovar la deuda en el pequeño mercado interno.

Este financiamiento del FMI y el mundo no resuelve los problemas.

Cuando el agujero es financiado con ahorro y endeudamiento externo eso generó flujo de capitales. Para tener una idea, desde que asumió el presidente Macri, importamos 130 mil millones de dólares. O sea, 2/3 por gasto público y el resto por la política monetaria que hicimos.

Esto produjo un déficit en cuenta corriente que se gastó importando más, gastando desesperadamente en turismo; el año pasado gastamos 13.300 millones de dólares afuera.

Tener dólares y atraso cambiario, fue un estímulo. Además, tenemos que pagar intereses por la inversión extranjera en Argentina. O sea, el déficit fiscal gatilló el déficit externo y hoy el déficit externo es más grave que el déficit fiscal, en términos de financiamiento. Obviamente, la demanda de dólares excede la oferta y por eso el acuerdo con el Fondo lo empareje, aunque es probable que a duras penas podamos mantener el tipo de cambio real a $27,80.

Recursos van a haber este año (para mantenerlo) pero el Fondo estima un déficit de cuenta corriente para este año de 3,6 del PBI. Nosotros creemos un poco más.

Probablemente, el Tesoro (de la Nación) cubrirá la demanda de dólares para atender sus demandas en pesos y salvar al Central, pero la verdad es que, en lo que va de este año, la oferta de dólares fue de 28 mil millones, mientras que la demanda fue de 40 mil millones. Hay un exceso de demanda y el Banco Central cambió 6 veces su intervención pero no es la causa de nuestros problemas.

Básicamente, no es que aumentó la demanda. Se cayó la oferta. No entran más dólares. No podemos endeudarnos más por este año. La apuesta del gobierno de que la fiesta en el mercado internacional permitía colocar de 30 a 40 mil millones de dólares durante 4 años, salió mal. Sin dudas, fue una falta de prevención.

Punta a punta, la depreciación del Fondo va a ser mayor al 18% que propone, que lo ubica en $28.

No hay nada más devastador que una crisis macroeconómica“.

Argentina Emergente

“El futuro de Argentina no depende de esa calificación sino de las convicciones que tenga el país a futuro. Es un programa mejor, pero con dudas de seguirlo, sobre todo teniendo en cuenta el año electoral que se viene por delante.

Hoy, estamos en la fase descendente del programa, pero el año que viene vamos a tener una economía neutra.

El mundo está muy complicado y esto nos afecta porque si ocurre un segundo shock, vamos a tener menos oportunidades“.

 

 

Se el primero en comentar en "BRODA DUDA SER EMERGENTE POR MUCHO TIEMPO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*