LA SOMBRA DE 2001

La traición de Caputo a 3 fondos y el inevitable Default

Si el Fondo Monetario Internacional cree que porque aportó US$ 15.000 millones evitó el 2segundo default de la Argentina, se encuentra tan equivocado como en 2001. Ésta es una de las conclusiones de Marcelo Trovato en su más reciente análisis semanal.

https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2018/06/29/game-over.jpg

Marcelo Trovato: “Hoy Viernes 29/06 el Presidente ratificó el rumbo de la economía y a su séquito de “cinco atorrantes”, sin querer admitió que el camino hacia un nuevo Default es inevitable.”

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Pronóstico Bursátil). Los agentes económicos son las personas o grupos de personas que realizan una actividad económica. Entendemos por actividad económica cualquier proceso mediante el cual obtenemos productos, bienes y los servicios que cubren nuestras necesidades, por ejemplo, agricultura, ganadería, industria, comercio, entre otras.

En la actividad de producción y distribución económica intervienen tres tipos de agentes:

> las familias,

> las empresas y

> el Estado.

Las familias tienen un doble papel en la economía de mercado: son, a la vez, las unidades elementales de consumo y las propietarias de los recursos productivos.

Los factores económicos son actividades que tienden a incrementar la capacidad productiva de bienes y servicios de una economía, para satisfacer las necesidades socialmente humanas. La actividad económica está dividida en sectores económicos.

La sobreactuación con el anuncio del Acuerdo con el FMI de U$S 50.000 millones, duró muy poco, ni bien los agentes económicos tuvieron acceso a la Carta de Intención, esas 33 páginas alcanzaron para entender que el crédito obtenido “de verdad”, en base a lo que dictaba la Carta Orgánica del FMI y nuestra participación eran de US$ 15.000 millones.

Y es, a partir de ese momento, cuando los tiempos se aceleraron, tan solo bastaron dos semanas para que estos agentes pusieran la lupa sobre el ministro-coordinador Nicolás Dujovne, esperando al desarrollo de la política monetaria que realizara Luis Caputo, quien ratificó tasas de interés ultra altas y todo ello generó una conclusión:

> las metas eran incumplibles, y

> la falta de credibilidad -a medida que algunas de las medidas pautadas se fueran tomando-

provocaban una única certeza: la recesión, inflación y el corte en la cadena de pagos.

En consecuencia, el primero en anticiparse -tal como siempre- fue el Mercado de Capitales: la tendencia bajista de fondo se exacerbó y el paso a la calificación de Emergentes sólo alcanzó para que festejen un día los ratones y que los leones aprovecharan a vender a mejores precios. Y, una ve z realizada la liquidez, se iniciaría el traspaso al dólar.

El acuerdo con los Bancos indudablemente no alcanzó, la semana pasada sostuvimos que no había chances para un Plan Primavera, que le permitiera al Gobierno llegar con chances electorales. (N. de la R.: tal como tampoco le sirvió a Raúl Alfonsín, porque explotó bastante antes de los comicios de 1989, aniquilando la ambición de Eduardo Angeloz y convirtiendo al fracaso económico en el gran elector de Carlos Menem).

El gráfico es elocuente.

El gráfico es elocuente.

La evidencia ha demostrado que nos equivocamos, los tiempos se han acelerado, y gran parte de nuestro error de timing tiene que ver conque el presidente en Comisión del BCRA, Luis Caputo, traicionó a tres Fondos que todavía están “pegados en el carry trade” y la venta de los U$S 7.500 millones del acuerdo se limitó solamente a subastar de U$S 100 millones por día y convalidando el sesgo de fondo alcista que tiene el tipo de cambio. La demanda se intensificó y no hay oferente, salvo los dólares que nos prestaron.

A la directora-ejecutiva del FMI, la Sra. Christine Lagarde, no le será nada fácil defender el acuerdo ante el Directorio.

De hecho, uno de los argumentos de fondo era el peligro que el populismo trotskista volviera al poder. Sobre este tema tampoco le será sencilla la disuación porque la oposición ya se ha puesto en contacto con autoridades del FMI y de los países que lo integran, a quienes les comunicaron que se está concensuando a gran velocidad un candidato conocido por ellos, apoyado por gobernadores peronistas, Eduardo Duhalde y Sergio Massa, entre otros; y al apellido Lavagna lo recuerdan muy bien y Roberto es quien mejor mide en las encuestas.

Si bien el Gasto Público es la matriz de todos los problemas, la realidad es que lo urgente pasa por parar con la sangría de fuga de capitales y al menos equilibrar el saldo en la Balanza de Pagos que hoy acusa un saldo negativo de US$ 35.000 millones.

Muchas veces se ha mencionado entre las pequeñas y medianas empresas la entelequía de llevar adelante una rebelión fiscal; sin embargo, a partir de la semana entrante veremos una versión aggiornada, una catarata de concursos preventivos ante la imposibilidad de llevar adelante una empresa con

> esta carga impositiva asfixiante,

> tasas de interés activas por encima del 70%,

> caída de la actividad,

> retracción del consumo a un ritmo vertiginoso y

> una inflación imprevisible,

mientras no se logren valores reales de tipo de cambio y tasas de interés que se trasladan a precios, a suba de combustibles, a suba de tarifas y con un correlato directo con la licuación del salario real, generador del malhumor creciente en las bases sociales, que se lo trasladan a sus delegados.

Finalmente, los sindicato s volverán a la carga más temprano que tarde.

Argentina, sin el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional hubiera asumido su 2do. Default de deuda de su historia. La primera partida de US$ 15.000 millones, por ahora, lo ha dilatado.

Hoy Viernes 29/06 el Presidente ratificó el rumbo de la economía y a su séquito de “5 atorrantes”, sin querer admitió que el camino hacia un nuevo Default es inevitable.

Ya no se habla en las mesas de negocios de decepción, de oportunidad perdida. Ya se piensa en el futuro, un futuro que preocupa porque de la misma manera que los tiempos de las decisiones económicas se aceleraron, mucho más lo han hecho los tiempos políticos.

> Raúl Alfonsín debió terminar su mandato antes de tiempo,

> Fernando de la Rúa sufrió la misma suerte,

> la 3ra. -a la luz de lo que veremos en lo que resta de 2018 y durante el 1er. semestre de 2019- no parece ser la vencida.

Respecto al mercado local, sí estamos sopesando seriamente un escenario de Default, es de una ingenuidad supina evaluar si -consecuencia del análisis técnico fundamental o posiciones mal compradas-, el Merval cayó en dólares un porcentaje determinado que amerite una recuperación.

Estamos cayendo y lo seguiremos haciendo por cuestiones estrictamente internas. Luego vendrán las externas, la guerra comercial China / Estados Unidos, la suba de tasas, la revalorización del dólar frente a las demás monedas del mundo.

Pero quien se atreva a ponerle un piso a esta caída que recién comienza es un valiente si actúa en consecuencia, o un adivino si menciona un valor.

Estar invertidos en Renta Variable y/o Renta Fija argentina es una decisión personal, nosotros creemos que existen maneras menos dolorosas de suicidarse.

Falta muy poco para empezar a ver los manotazos de ahogado que, por ejemplo, el tan transado AY24 se transforme en AY34, como para empezar.

El Deutsche Bank no pasó el Stress Test, si hacía falta una señal para que la Eurozona comience su segunda etapa de crisis de deuda: esto es más que evidente.

La demanda de petróleo en el mundo sigue siendo creciente, en la OPEP amagan pero no convencen, ergo mantenemos nuestra visión de armar posición en Petrobras.

Por MARCELO TROVATO

Analista de mercados. Fundador y Manager de Pronóstico Bursátil.

Se el primero en comentar en "LA SOMBRA DE 2001"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*