MATTHIEU PIGASSE: “EL ROL DEL FMI EN ARGENTINA ES EVITAR UN POSIBLE EFECTO CONTAGIO”

Considerado un “multimillonario exquisito” junto a un grupo de economistas se propuso establecer una especie de puente entre el gobierno de Macron y el de Macri  al compás de la reciente crisis cambiaria que, en la visión de Pigasse, es una crisis que afecta a todos los países emergentes. Sostiene que “hacia delante hay que demostrar por qué hay que creer en Argentina. Se necesita que regresen los inversores

Matthieu Pigasse. Foto Emmanuel Fernández

Quienes lo conocen bien, que son pocos, definen a Matthieu Pigasse como un multimillonario exquisito. En su visita fugaz a la Argentina, el último martes (19-69, cuando se reunió con Mauricio Macri, el ministro Dujovne y el vice del central Gustavo Cañonero en su rol de CEO del banco Lazard de Francia; Pigasse deslizó que es socialista y que además no posee auto ni casa propia. De 50 años, fue jefe de gabinete de Dominique Strauss Kahn y luego de su sucesor como ministro de Economía de Francia, Laurent Fabius. Pero su verdadera especialidad son las restructuraciones de deuda. Trabajó en países tan disímiles como Irak y Ecuador, ayudó a resolver la dramática crisis griega e intervino en la más reciente de Ucrania. Clarín lo entrevistó a la salida de su encuentro con Macri.

-¿Qué motivó su reunión con el Gobierno?

-Vinimos porque cuando se produce el aumento de tasas de interés en EE.UU. y se manifiesta en la crisis cambiaria de Argentina, Carlos Winograd, economista argentino y Daniel Cohen, economista francés, ambos profesores de Paris School of Economics, mantuvieron una serie de reuniones para explicar al equipo económico del Presidente Macron la situación en el país, y en otros mercados emergentes. Estas reuniones se tornaron regulares y el gobierno francés aprecia mucho disponer de este intercambio, que se cristalizó en un decidido apoyo al programa de gobierno de Argentina en todas las instancias internacionales. Estamos en contacto semanal y facilitamos la comunicación entre el Presidente Macron y el gobierno de Argentina. A partir de allí con Carlos y Daniel, pensamos cómo podemos ayudar, y hace solo unos días propusimos un viaje a Buenos Aires y el presidente argentino nos respondió en menos de 24 horas que nos esperaba.

-¿En qué consiste la ayuda?

-En ayudar a una transición que modere los efectos de la crisis. Por ejemplo, en el tema tarifas que se cuide el equilibrio y se piense en el largo plazo en el desarrollo de infraestructura.

-Según su criterio, ¿el Gobierno manejó bien la crisis?

– Lo encontré con el manejo de la situación entendiendo exactamente lo que está pasando y con el full command de la situación. Estoy muy impresionando con la energía, la visión y la estrategia que están siguiendo. Los vi comprometidos y preocupados.

-¿Qué preocupación transmitieron?

-El Presidente está preocupado con el impacto social de la crisis y considera todos los medios para mitigar los efectos negativos de la actual situación adversa. Nos ha transmitido que busca encontrar el balance adecuado en las decisiones para recomponer los equilibrios macroeconómicos que permitan impulsar el crecimiento, y proteger a los sectores de menores ingresos.

¿Cree que se dominó la situación?

-La situación no es fácil. Lo primero que hay que entender es que no es una crisis específica de la Argentina. Hay una tormenta que afecta globalmente a los mercados emergentes. Argentina tiene algunas particularidades por la sequía y la caída de su producción agrícola, pero ésta es una crisis global que golpea a Brasil, México, Turquía y Sudáfrica y que se explica por la combinación del incremento de los precios de los combustibles y la suba de la tasa de interés en EE.UU. Se produce así una recomposición global de los portafolios financieros.

-¿Cómo evalúa la decisión de haber recurrido al FMI?

-Fue una decisión correcta. Es obvio que no es fácil. Conozco la sensibilidad que despierta y lo que significa haber recurrido en términos políticos y sociales. Pero es lo mejor que podían hacer porque anticiparon lo que podía pasar, lograron el mejor apoyo de la comunidad internacional y si se mira el paquete del FMI en términos de magnitud del monto y las condicionalidades, lograron el mejor paquete posible. Y lo más importante es que Argentina logró mantener el control total sobre el programa, el “ownership” del programa. El país es quién decide las medidas que se deben tomar, y el FMI solo confirma la credibilidad de sus compromisos frente a la comunidad internacional. El FMI entendió que el país enfrenta una crisis global y su rol es evitar un posible efecto contagio.

-Lazard, ¿va a invertir en el país?

– Hacia delante hay que demostrar por qué hay que creer en Argentina. Nosotros podemos ayudar para atraer inversores y vemos oportunidades en infraestructura y energía. Esta Argentina no tiene nada que ver con el país del default de 2001 y eso se puede demostrar.

-¿Qué lección le dejaron los salvatajes en los que trabajó?

-Con Ucrania el acuerdo del FMI fue muy diferente. Exigió bajar en dos años un déficit del 8% del PBI.

Por Silvia Naishtat

Clarín,

26 de Junio de 2018

Se el primero en comentar en "MATTHIEU PIGASSE: “EL ROL DEL FMI EN ARGENTINA ES EVITAR UN POSIBLE EFECTO CONTAGIO”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*