EL CICLO DE ARRANQUE PARADA AGRAVADO POR LA ENFERMEDAD HOLANDESA

El ciclo de arranque parada se evidenció el año pasado y en los primeros meses de este año. En efecto el crecimiento del PBI, aunque magro, potenció las importaciones lo que redundó en rojos significativos y crecientes de la balanza comercial. Desde luego estos desempeños produjeron a su vez saldos negativos de la cuenta corriente del balance de pagos.

Como se resuelve este problema en el modo clásico?

Frenando la economía. La brutal suba de la tasa de interés y el aumento de los encajes bancarios me eximen de mayores comentarios. Desde luego esta vía suele aplicarse cuando el mercado deja de financiar el descalze externo.
Cabe aclarar que el freno paraliza la economía y esto resulta funcional al objetivo de reducir importaciones y mejorar el desempeño de la balanza comercial.
Todo esto sucede complementado con la llamada enfermedad holandesa. Ella ocurre cuando se establece una política de tipo de cambio único, que fija la paridad en un valor adecuado para cereales y oleaginosas e inadecuado para los productos provenientesde las economías regionales y para los bienes industriales.
Normas laxas como las que permiten ingresar las divisas de las exportaciones en un plazo de hasta 10 años agravan aún mas el panorama sombrío.
El costado fiscal añade mas preocupaciones. En efecto la suba del precio del dólar incrementa los intereses de la deuda contraída en moneda extranjera. Esto hace que el ahorro producido por la reducción del gasto se esfume. Bajo estos supuestos luce incumplible la meta de reducción del déficit fiscal fijada por el Gobierno.
En medio de todo esto existe la probabilidad de que el apretón monetario resulte estéril en cuanto al logro de los resultados externos. En efecto si miramos el desempeño del índice del tipo de cambio multilateral real vemos que tras un pico de 115 alcanzado el día 29 de junio se produjo un descenso a 110 al cierre del día 3 de julio. El freno aplicado al tipo nominal y la inflación actuaron en tal sentido.
Si no se corrige el tren de juego nuevas convulsiones sucederán a esta pequeña calma

Juan Latrichano

Se el primero en comentar en "EL CICLO DE ARRANQUE PARADA AGRAVADO POR LA ENFERMEDAD HOLANDESA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*