EL GOBIERNO DISEÑA PARA 2019 UN PRESUPUESTO CON UN 30% DE AJUSTE

En líneas generales será una copia de la Ley de Presupuesto de 2018, pero con la inflación en 17% anual y con una pulseada con los gobernadores y legisladores del PJ y del FR.

Descripción: Descripción: http://www.lapoliticaonline.com/files/image/50/50845/5b3c1f33237b5_940_529!.jpg?s=d81d82fa111d20300a648a86543ec5a4&d=1530818403

El Ministerio de Hacienda presentó el Informe de Avance de la Ley de Presupuesto de 2019 ayer con motivo de la visita de Nicolás Dujovne al Congreso. En líneas generales, se trata de una copia del Presupuesto de 2018, pero con una variación: en vez de la meta de inflación del 10% de la Ley de Presupuesto aprobada el pasado 26 de diciembre, esta vez la meta incorporada será la acordada con el Fondo Monetario Internacional de 17%.

En pocas palabras, se trata de una proyección del gasto público con aumentos del 0% en términos nominales para la mayoría de los conceptos que lo componen. Dado que la inflación que proyecta el Gobierno para este año es del 27% -cuando el mercado la estima en la zona del 30%-, se trata de un ajuste en términos reales del orden del 21%. En muchos puntos será incluso mayor.

“Para el año 2019 se proyecta un crecimiento del PBI de alrededor de 2%. Esperamos que la expansión de la economía sea liderada por las exportaciones (10,7%) -impulsadas en buena medida por la reversión de la sequía- y un mayor crecimiento de los socios comerciales. Se proyecta que un crecimiento de 5,9% de la inversión y de 1% del consumo privado”, se lee en el documento presentado por Hacienda en el Senado.

Sin embargo, fuentes oficiales aclararon a LPO que algunos conceptos estarán exceptuados de esta regla. “Solo se corregirán las prestaciones sociales”, aseguraron. Es decir que las jubilaciones y pensiones seguirán ajustándose por inflación. Lo mismo sucederá con las asignaciones sociales por desempleo y la AUH. Contados con los dedos de las manos serán los aumentos por encima de la inflación: por ejemplo, los becarios del Progresar que obtengan más de 8 de promedio este año serán premiados con una duplicación de la beca.

En efecto, de acuerdo a los datos consensuados con el FMI, el año que viene de todos los rubros que componen el gasto primario, solo “Jubilaciones y otro gasto social” crecerá 0,5 puntos del PBI. El resto se reducirá, “Salarios y bienes y servicios” también y deberán hacerlo en 0,2 puntos del PBI, lo que necesariamente implica una paritaria por debajo de la inflación.

En el Gobierno reconocen que será dura la paritaria con 0% de aumento real frente luego de un año de 30% de inflación y una proyección de 17% para la siguiente.

De todos modos, seguirán los recortes porque para compensar los aumentos de las prestaciones sociales, será necesario compensar con futuros recortes. Para cumplir con la meta de déficit fiscal primario acordada con el Fondo Monetario Internacional, el gasto en “consumo público” deberá reducirse 3,7 puntos del PBI, siempre y cuando la economía crezca 1%, si no, el ajuste deberá ser incluso mayor.

Es que además, deberá profundizarse el ajuste en materia de reducción de subsidios a la producción de energía: la idea es que Cammesa deje de intermediar entre generadoras y distribuidoras de energía eléctrica y que el suministro de gas de producción nacional aumente lo suficiente como para que Ieasa (ex Enarsa) no deba importar más GLP y así el Estado se desprenda de dos grandes gastos.

Medidos en términos del PBI, los subsidios a energía y transporte que serán trasladados al sector privado representarán 0,4 puntos porcentuales del PBI. Y este será el mayor ajuste. El que le sigue (-0,3% del PBI) será en gasto de capital, es decir en obra pública, de acuerdo a lo proyectado en acuerdo con el FMI.

· El peso de la deuda en 2019

Quizás lo más sensible para explicar en el Congreso de la Ley de Presupuesto 2019 tenga que ver con el peso de los intereses de deuda de la fallida estrategia gradualista. Es que por la corrida cambiaria, el costo del servicio de deuda crecerá en 2019.

Cuando se llegó al acuerdo con el FMI, es decir cuando el dólar estaba contenido por el techo de $25, se estimaba que el peso de los intereses de deuda se ubicaba en 2,8% del PBI tanto para 2018 como para 2019 en el consolidado de Nación y provincias, de los cuales 2,4 puntos porcentuales obedecían a deuda con el sector privado y organismos internacionales. No solo los intereses se elevaron, como advirtiera tempranamente una consultora, la deuda sobre el PBI también creció.

Por eso, en el Informe de Avance del Presupuesto presentado en el Congreso, la cuestión de la deuda tuvo especial atención: “En cuanto a los servicios de la deuda en 2019, se estima que cerca del 43% estarán constituidos por obligaciones con organismos públicos nacionales que, en su gran mayoría, se asume tendrán los recursos necesarios y la autorización correspondiente para refinanciarlos”.

“Exceptuando estas obligaciones, los principales vencimientos están asociados con el pago de las letras de corto plazo, la cancelación del Birad 2019, las obligaciones vinculadas a las operaciones de REPO, el cupón del Bonar 2024 y la cancelación del Bonar 2019 además del pago al Club de París en mayo y los intereses de bonos Bonar, Birad, Bontes y Botapo, entre otros”, agregó el informe de Hacienda.

PRE-PRESUPUESTO : 383215454-Avance-Presupuesto-2019

Buenos Aires, 5 de julio de 2018

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "EL GOBIERNO DISEÑA PARA 2019 UN PRESUPUESTO CON UN 30% DE AJUSTE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*