REFORMA EN LAS FUERZAS ARMADAS: PLANEAN LA COMPRA DE NUEVOS SUBMARINOS PARA REEMPLAZAR AL ARA SAN JUAN

¡Por favor dejemos la saraza…hablemos en serio!

El oficialista Infobae pretende distraer la atención de los temas cruciales en nuestras queridas FF AA con delirios y tonterías, y escribe: “Además, en el marco del plan de modernización de las fuerzas, se prevé que el Ejército se establezca en un centenar de pueblos fronterizos para reforzar la lucha contra el narcotráfico”

(Adrián Escandar)

En los próximos días, el Gobierno Nacional anunciará una profunda “reforma” y “modernización de las Fuerza Armadas”. Los lineamientos ya fueron consensuados entre el Presidente Mauricio Macri; el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los asesores especialistas en la materia, olvidando en ese momento el tema salarial que se les escapó de las manos y hasta los obligó a dejar sin efecto el tradicional “desfile militar por el 9 de julio”. De la reforma ya están al tanto los jefes de las tres armas: Ejército, Marina y Aviación.

Las fuentes oficiales consultadas por Infobae aseguraron que las nuevas tareas que se les asignarán a las Fuerzas Armadas, no violarán ninguna de las limitaciones que imponen las leyes de Defensa y Seguridad Interior tal como en algún momento había trascendido y generó encendidas críticas (?), algo que indudablemente solo podrán hacerlo con el respaldo parlamentario correspondiente.

Sin ir más lejos, los funcionarios aseguraron que quedó marginada, por ejemplo, la idea que Prefectura Naval Argentina vuelva a depender del Comandante en Jefe de la Armada, la única idea sabia de este mamarracho que se pretende llevar a cabo. Es decir que seguirá dependiendo del ministerio de Seguridad de la Nación, cumpliendo la importante misión de actuar como “policía de seguridad de la navegación” para la cual fue creada.

Entre los aspectos salientes de los anuncios figuraría el nuevo rol que desempeñará el Ejército en la lucha contra el narcotráfico una verdadera aberración que no ha dado resultado en ningún lugar ni país del globo; el combate contra el cibercrimen (?); y profundizar el control del mar para seguir combatiendo la depredación de nuestros recursos naturales, no solo por parte de pesqueros extranjeros en la denominada “milla 201” –tarea que también realiza Prefectura- sino por parte de barcos de bandera Argentina que pescan, por ejemplo, calamar, dentro de la Zona Económica Exclusiva de nuestro país, pero descargan en buques extranjeros ya en aguas internacionales y que lo hacen por la falta de equipamiento de buques de guerra y de aviones de reconocimiento y detección como los ORION P-3.

“El Ejército apoyará el trabajo que Patricia (por Bullrich, ministra de Seguridad) está haciendo, sobre todo con Gendarmería en la Frontera Norte pero desde un aspecto logístico”, le dijeron a Infobae altas fuentes de la Casa Rosada de manera hipócrita e inconsistente.

Nave de Prefectura en la Frontera Norte

Una de las tareas estratégicas asignadas al Ejército –y que se afirma contaría con el beneplácito de los generales –, es el masivo despliegue de esta fuerza en los límites fronterizos de las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, parte de Salta y Jujuy; con Brasil, Paraguay y Bolivia pero que se olvidan de mencionar los requerimientos de equipamiento armamentístico y logístico imprescindibles y con los que no se cuentan.

De hecho, el propio Aguad ya adelantó que a partir del 1 de agosto, 500 efectivos de esa fuerza se apostaran en alguno de esos puntos como “una avanzada” en lo que sería el primer apoyo logístico a Gendarmería (?).

Después de los anuncios de la “reforma y modernización” de las Fuerza Armadas; que con el correr de las décadas vieron languidecer sus presupuestos, y quedar en la obsolescencia gran parte de sus armamentos –“desde camiones a tanques, aviones y embarcaciones”-, el número de uniformados podría superar los cuatro mil, si se suman los pilotos de la Fuerza Aérea, que estaría a cargo de los helicópteros y aviones Pampa, para apoyar en el terreno a Gendarmería y Prefectura en el avance en nuestro territorio del narcotráfico, pero también de la trata de personas y el contrabando, olvidando mencionar que ni los pilotos ni los soldados pueden ejercer la violencia en caso de ataques pues al no contarse con un “Código de Justicia Militar” –derogado por el gobierno K-  sus acciones serían posibles de ser juzgadas por el código penal uy civil actualmente en vigencia lo que implicaría que pueden ser objetos de penalidades por sus acciones represivas.

Una de las ideas fuerza que se maneja desde la cartera de Defensa sería que efectivos del Ejército Argentino se establezcan en una centena de pueblos y localidades fronterizas pequeñas, y en general empobrecidas que son caldo de cultivo ideal para que las bandas narcos trasnacionales, e intenten operar desde esos lugares, como ya lo hicieron en villas y asentamientos del conurbano bonaerense, Rosario y Capital Federal.

La atención en la Frontera Norte está centrada, además, porque informes de inteligencia, tanto nacionales como internacionales, revelan que tanto los carteles de la droga, las mafias de trata y el terrorismo -de importante presencia en la frontera que comparten Argentina, Brasil y Paraguay- utilizan las mismas “sociedades pantalla”para lavar dinero e introducirlo al circuito legal.

Secuestro de droga

Entre esas sociedades figuran, por ejemplo, concesionarias de autos de alta gama; la apertura de cientos de cuentas corrientes en bancos privados y oficiales a nombre de trabajadores y hasta desempleados de la zona, donde se depositan pequeñas sumas de dinero a blanquear que por sus montos no llaman la atención; e inversiones inmobiliarias en Argentina y sobre todo Paraguay y Brasil, entre otras pantallas.

Los informes hablan, también de las “sociedades” por conveniencia del terrorismo y los narcos.

En el Gobierno están convencidos que la sola presencia de los militares en esta zona podría servir como “poder disuasivo” para desalentar, como mínimo, el asentamiento de estas organizaciones criminales; debiendo volver a repetir que este lúdico pensamiento gubernamental es similar al del Sr. Presidente cuando creyó que al ser electo iba a lograr que el empresariado –nacional y extranjero- se peleara por instalarse en argentina, logrando que sólo entraran capitales especulativos que terminaron por generar la actual crisis.

Todas las fuentes gubernamentales consultadas por Infobae, aclararon, más de una vez, que el despliegue de militares no será para que estos mantengan un enfrentamiento armado contra los narcos u otro tipo de criminales, algo prohibido por el decreto 727/2006 que se reglamentó durante la presidencia de Néstor Kirchner y que limitó la actuación de la FF.AA solo a los casos de ataques externos de otro Estados; sino para vigilancia, persuasión utilizando las nuevas tecnologías con las cuales serán equipada –algunos aparatos ya fueron adquiridos- como drones, radares móviles, equipos de comunicación de alta tecnología, y sensores nocturnos,y entonces cabe preguntarse: ¿para que servirán los helicópteros y los aviones Pampa y sus pilotos? ¿Para “Asustarlos a los narcotraficantes”? Inverosimil o muy poco estudiado el tema.

La primera funcionaria en salir a defender la ampliación de facultades que se le otorgarían a las Fuerza Armadas, fue la ministra Bullrich, quien participó de algunas de las reuniones claves: “Hay que dar la oportunidad a los militares de insertarse en la democracia”, dijo ante los primeros trascendidos sobre los cambios en los paradigmas que se le otorgarán al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea,”insertar las FF AA mediante la lucha al narcotráfico” es una aberración que sólo puede ocurrírsele a esta ex estafeta montonera.

La “reforma y modernización de las Fuerza Armadas”, debería estar acompañada por equipamiento ya que el 90% de este tiene entre 30 y 50 años de antigüedad y su estado deja mucho que desear ya que el presupuesto no alcanza para mantenerlo porque gran parte se destina a salarios y la caja de retiro, ¡por fin un pensamiento serio!

(Maximiliano Luna)

La idea que en privado llegó a esbozar el ministro de Defensa es que, como mínimo, las tres fuerzas que dependen del Ministerio sean reequipadas para, al menos, nivelarse con las Fuerzas Armadas de la región como Chile, Perú o Brasil, aunque este país es de las mejores pertrechadas (Ver informe de Global Research sobre Chile en este mismo Boletin producido por GNA).

El especialista Rosendo Fraga, un estudioso en el tema, realizó un profundo trabajo en el cual se destaca que: “La Argentina gasta en defensa 0,9% del PIB frente al 1,4% que tiene América del sur y el 2,7% que tiene el mundo. Pero de ese 0,9% del PIB, la mitad se paga en los retiros, gasto previsional. Y del otro 0,45%, el 80% son salarios. Entonces, lo que queda para reequipamiento y para funcionamiento es realmente muy poco”.

Los anuncios que realizará la Casa Rosada traen implícito un reequipamiento para las fuerzas a partir de 2019, ya que parte de lo proyectado para este año se pospuso en el marco de las medidas de racionalización impuestas sobre la administración pública.

Fuera de la poda quedaron los cinco aviones Super Etendar, adquiridos a Francia, y parque del equipamiento bélico ya comprometido para brindar seguridad a la cumbre de presidentes del G-20, que se realizará en noviembre en Buenos Aires.

Por otro lado, una alta fuente del ministerio de Defensa sorprendió a Infobae al reconocer que en los planes del Presidente Macri estaría la adquisición de submarinos ya que con la desaparición del ARA San Juan –junto a sus 44 tripulantes- el país se quedó sin uno de los estratégicos buques de guerra para la defensa (?Sin palabras.

ARA Salta

“¿Y Oscar, cuando compramos los submarinos?”, cuentan que Macri le pregunta a Aguad, una consulta retórica ya que él fue quien dio la orden de frenar la mayoría de los gastos en los ministerios, una medida que Nicolás Dujovne, desde Hacienda, monitorea las 24 horas del día.

–¿Y para qué, en estos tiempos de paz, y por fortuna sin conflictos bélicos aparentes(olvidando este cronista del tema Malvinas y de los informes canadienses respecto del peligro que representa Chile para los países de la región por su expansionismo histórico), necesita el país una fuerza de submarinos?, le preguntó Infobae a un encumbrado funcionario con llegada al despacho presidencial.

–“El 25% del territorio nacional es el Mar Argentino, y este tiene una importancia económica preponderante, no sólo con la pesca ilegal, sino con el fondo del mar, donde existe la posibilidad de explotar los recursos naturales como el petróleo el gas y minerales nuevos. En el mundo, ya desde hace varias décadas, hay es un creciente conflicto en torno a la soberanía de las aguas. Tener un submarino tiene que ver con defender, preservar y asegurar una parte importante del territorio nacional. Recuerde que el ARA San Juan patrullaba el Mar Argentino fotografiando y filmando los pesqueros ilegales. Eso es lo que seguirán haciendo los nuevos submarinos, y antes quizás los que están en reparación. El ARA Salta, por ejemplo, que se convirtió, después de la pérdida del ARA San Juan, en el único submarino operativo con el que cuenta la Armada, tiene fallas graves y no puede salir a navegar. El ARA Santa Cruz, junto al Salta en los Astilleros de Tandanor, tiene algunas de sus piezas “canibalizadas” porque fueron utilizadas, por ejemplo, en el desaparecido ARA San Juan-“  respondió por lo menos con claridad, contundencia y veracidad.

En los próximos días, se conocerán los verdaderos alcances de las reformas y modernización proyectadas sobre las Fuerzas Armadas. Los anuncios darán mucha tela para cortar. De eso, no hay dudas. ¡Aunque quien esto firma descrea totalmente de todo lo que publica este medio porque descree de la capacidad y calificación de todos y cada uno de los integrantes del MinDef como del Gobierno!

Por Andrés Klipphan

 INFOBAE,

7 de julio de 2018

Se el primero en comentar en "REFORMA EN LAS FUERZAS ARMADAS: PLANEAN LA COMPRA DE NUEVOS SUBMARINOS PARA REEMPLAZAR AL ARA SAN JUAN"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*