APORTANTES “TRUCHOS” – ESCANDALO MM/VIDAL

Cambiemos cruje: De Arroyo a Marasco y García, más escándalo

Los serios problemas económicos que enfrenta la Argentina, más algunas cuestiones de índole meramente política, están haciendo estragos en la imagen positiva de Mauricio Macri. Y en ese contexto, el nuevo escándalo de los ‘aportantes truchos’ de la campaña electoral sigue trayendo novedades que podrían complicar más al Presidente… ¿y a María Eugenia Vidal?

El nuevo escándalo de los ‘aportantes truchos’ podría afectar la imagen no sólo de Macri sino también de Vidal.

El Gobierno de Mauricio Macri no atraviesa su mejor momento. Los problemas económicos que afronta la Argentina son complejos: devaluación, inflación, recesión, pobreza, desempleo y más… Por supuesto, estas cuestiones económicas repercuten directamente -y a veces, brutalmente- en la población, y Macri ve cómo se va desmoronando su imagen positiva.

De hecho, ya son muchas las encuestas que marcan la caída en la imagen positiva del Presidente y en la intención de voto del Gobierno. Es indudable que ambas caídas van ligadas a los problemas económicos, pero también a algunas cuestiones de índole política que quedaron en evidencia: la recurrente falta de planificación, problemas de comunicación, errores de gestión, carencia de acción política y, hay que decirlo, cierta falta de sensibilidad social.

Y en momentos en que el Gobierno de Cambiemos ‘cruje’, aparecen otros problemas que amenazan con complicar aún más a Macri. Cuestiones que, asimismo, parecen tomar estado público como consecuencia de la situación delicada que atraviesa el Gobierno.

En concreto, tras el escándalo de los Panamá Papers, las offshore y el Correo Argentino… aparecieron los ‘aportantes truchos’, un caso que ya llegó a la Justicia. Y este lunes (16/07), hay más novedades.

Por caso, el intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, negó haber aportado $50.000 a Cambiemos para la campaña de 2015, pese a que su nombre aparece en un listado de aportantes privados de ese espacio político que elaboró la Cámara Nacional Electoral.

“No aporté ningún centavo a nadie”, dijo, contundente, Arroyo a la prensa, que lo consultó sobre la aparición del listado de nombres que lo posiciona entre los mayores contribuyentes, entre otros funcionarios y concejales de su gestión.

“Ignoro el origen de esa lista, yo he trabajado durante años en política y, sinceramente, debo haber gastado mucho, de a poco, pero no en esta campaña. Yo no aporté a nadie nada. En definitiva, es así. No sé quién hizo esa lista ni por qué”, negó Arroyo, según publica el diario local La Capital.

Y cerró: “Nosotros no hicimos ningún aporte por esa suma de dinero. Lo que ocurre es que, en una campaña política, uno se mueve de un lado a otro y tiene que cargar combustible en el auto para ir a hablar a algún lado, o compra un afiche y lo tiene que pagar. Es decir, lleva mucho tiempo, yo hice 20 años política. Ahora, en esta campaña yo no aporté un centavo a nadie. Nada más pagué los alquileres que tenía, pero ese es un tema normal, como pagar la luz. Es un gasto que hacemos todos los políticos, pero lo hacemos desde nuestro bolsillo y no hubo aportes a ningún partido“.

Cabe recordar que Cambiemos se encuentra envuelto en una polémica -que incluso ya llegó a la Justicia- por los supuestos aportantes falsos de la campaña en la provincia de Buenos Aires para las elecciones legislativas de 2017.

La causa se inició a partir de un informe periodístico realizado por el periodista Juan Amorín en El Destape, que mostró cómo más de 800 personas figuraban como aportantes de la última campaña del oficialismo en territorio bonaerense, sin saberlo.

Tras la denuncia, fue el fiscal Jorge Di Lello quien abrió una investigación, a lo que se sumó una denuncia de Lucas Schaerer, de la fun dación La Alameda, que quedó a cargo del juez Sebastián Casanello.

Los denunciados son los senadores Esteban Bullrich y Gladys González y los diputados Graciela Ocaña y Héctor Flores, quienes encabezaban las listas del oficialismo en la provincia.

El viernes pasado, el juez Casanello citó a los primeros testigos que aparecen como supuestos aportantes falsos, que en su mayoría son beneficiarios de planes sociales y aseguran que no lo fueron.

Volviendo a Arroyo, cabe destacar que pese a pertenecer al espacio Cambiemos, actualmente se encuentra un tanto distanciado del Gobierno, sobre todo de María Eugen ia Vidal, con quien ya ha confrontado.

Días atrás, hubo otro aportante que negó haberlo hecho: Ramón Ayala, titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), uno de los que figuraba en la lista, lanzó: “yo no puse un peso, no hice ningún aporte económico”. Y agregó: “Me estoy enterando por radio que figuro como aportante a la campaña de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich”.

# Marasco: “Nunca la vi temblar tanto a Vidal”

En las últimas horas también se conoció un testimonio muy fuerte con respecto a esta presunta maniobra de aportantes truchos. Osvaldo Marasco, quien fuera postulante a la intendencia de Ituzaingó por Cambiemos, confirmó que el tema de los fondos lavados a través de aportantes falsos se manejaba desde un bunker en Vicente López, comandado por Jorge Macri, donde María Eugenia Vidal tenía su propia oficina.

“Esto yo se lo dije el año pasado. Se lo dije a Paula Olivetto en persona. Y ellas dijeron ‘bueno, esto nosotros no lo podemos denunciar'”, contó.

“El 100% de los aportes son truchos”, dijo Marasco al portal Diagonales. Y agregó: “lo mismo con las cenas, inventaban una ‘cena de recaudación’ y decían que juntaban plata. Mentira, nadie hacía donaciones. La forma de blanquear la plata fue copiar las listas que mandamos a la junta electoral y ponerles montos de hasta 50 mil pesos”.

Este lunes (16/07), en una entrevista con FM La Patriada, Marasco aseguró que “Vidal conoce todo, sabe todo y tiene todo un búnker con su socio, que es su marido, viven y sueñan para ese proyecto presidencial. Vidal se hace la Heidi pero no lo es”.

“Nunca la vi temblar tanto a Vidal como cuando dio el reportaje sobre los aportantes truchos“, afirmó.

Según Marasco, el dinero de los aportantes (truchos), en realidad, “viene de empresas que están interesadas en que ganes las elecciones para conseguir beneficios”.

“Recibí muchas amenazas luego de salir a denunciar los aportantes truchos, muchos intendentes pidiéndome que no los nombre”, contó Osvaldo Marasco.

Con respecto a Marasco, hay que decir que fue el candidato de Mauricio Macri en las elecciones primarias para la intendencia de Ituzaingó en de 2015, elecciones que Cambiemos perdió por poco. En ese momento, el macrismo acusó a Marasco de levanta r los fiscales para dejarle el triunfo al intendente Alberto Descalzo. Entonces se produjo el inevitable quiebre. Y desde entonces, los cruces han ido en aumento: a Marasco lo han acusado de ser “el operador de Descalzo”, entre otras cosas.

Si Marasco miente o no, es algo que, en todo caso, deberá dilucidar la Justicia. Lo cierto es que sí formó parte de la campaña de 2015 y estuvo dentro de Cambiemos, conociendo sus maneras de manejar la campaña. Por otro lado, es innegable que el vínculo político terminó muy mal y a Marasco el PRO le cerró la puerta, con fuertes acusaciones.

# Gladys González y otra polémica por fondos de campaña

La senadora Gladys González, una de las denunciadas en el actual caso de los aportantes truchos, ya venía con polémica previa por fondos de campaña. A comienzos de este año, cuando estalló el escándalo de Jorge Triaca y su empleada en el SOMU, el concejal Daniel García, ex integrante del PRO de Avellaneda, la acusó de malversación y desvío de fondos.

García aseguró que a través de la “Fundación Azul”, la actual senadora y ex interventora del SOMU desvió fondos que fueron utilizados en la campaña para las elecciones legislativas de 2017, justamente las que llevaron a González al Congreso nacional. “Esto está presentado en la Justicia fundamentado con videos y audios“, explicó el concejal en un comunicado.

Agregó que “lo grave es que se tomó el gremio como una caja de campaña, reducto de pago de aquellos que fueron funcionales a ‘La Gran Simuladora’ (en referencia a González), encubriendo en su accionar maniobras oscuras que la llevaron a acumular causas penales aún no resueltas”.

Según García, la ex interventora tiene por lo menos el mismo grado de responsabilidad que Jorge Triaca en las irregularidades para el nombramiento de cientos de nuevos contratados en el Sindicatos, por lo que “si se pide la renuncia de Triaca, también debería pedirse el desafuero de Gladys González”.

González asumió como interventora del SOMU en 2016, y fue sospechada de haber ofrecido cargos a cambio de un diezmo. El propio García del PRO fue quien hizo la denuncia.

“He tomado conocimiento de que una diputada nacional e interventora del Sindicato de Obreros Marítimos (SOMU), de nombre Gladys Ester González, ha propuesto la posibilidad de designar personas en cargos provinciales, los cuales deben imperativamente donar el diez por ciento de su salario a una fundación desconocida”, indicó en su momento.

Su llegada al SOMU también fue cuestionada porque, durante unos meses, habría cobrado dos sueldos: el que tenía por el Congreso, como diputada, y el del síndico por 59 mil pesos. En la misma denuncia se aseguró que destinó 90 mil pesos mensuales de la organización a sus asesores de comunicación.

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 23 de julio de 2018

Se el primero en comentar en "APORTANTES “TRUCHOS” – ESCANDALO MM/VIDAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*