CRISIS Y CONFLICTOS EN LA ARMADA ARGENTINA CONTRAALMIRANTE DENUNCIA POR FALSO TESTIMONIO AL EX JEFE DE LA ARMADA

Luis López Mazzeo era jefe del Comando de Adiestramiento en Puerto Belgrano cuando ocurrió el accidente del submarino. Marcelo Srur lo acusó de ser responsable de su desaparición, pero ahora Mazzeo querelló en la Justicia a quien fue su superior en la Armada.

El contraalmirante Luis López Mazzeo denunció por supuesto falso testimonio al ex jefe de la Armada Marcelo Srur, quien lo acusó de ser uno de los principales responsables del naufragio del ARA San Juan, al declarar ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, y ante la Comisión Bicameral del Congreso que investigan las causas de la desaparición del submarino.

Según informa El Pagónico López Mazzeo, quien desde la Base de Puerto Belgrano dirigía el Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, y el capitán de navío Claudio Villamide, jefe de la Fuerza de Submarinos, fueron señalados por Srur como los presuntos responsables de lo ocurrido por no haber advertido sobre las “malas condiciones de navegabilidad” en la que se encontraba la nave desaparecida hace 8 meses, el 15 de noviembre de 2017, frente a las costas de Caleta Olivia. López Mazzeo, que sigue en actividad, ya había rechazado la acusación al presentarse ante los legisladores que integran la Comisión, pero ahora cargó en la Justicia contra quien fue su superior en la estructura jerárquica de la fuerza.

En sus dos declaraciones testimoniales, Srur, que fue desplazado del cargo como consecuencia de la desaparición del submarino, sostuvo que tanto López Mazzeo como Villamide eran los responsables de informarle a él, como máxima autoridad de la fuerza en ese momento, que la nave había sufrido un deterioro importante en el viaje anterior que había realizado, desde principios de julio de 2017 hasta el 17 de ese mes. “Yo no estaba enterado de esa situación, si lo hubiese sabido, el submarino nunca habría zarpado para su última misión”, sostuvo Srur.

La declaración de Srur ante la Comisión Bicameral se dividió en dos etapas: una secreta porque se trataron temas “que hacen a la seguridad nacional”y otra pública, en la que estuvieron presentes siete familiares de los 44 tripulantes del submarino. El diputado nacional Guillermo Carmona, del FpV, se opuso a que la sesión fuera secreta, pero le dijo a este diario que “lo que dijo Srur ante los familiares no difiere mucho de lo que había señalado antes”.

Srur recordó que fue él, antes de que el gobierno lo hiciera renunciar al cargo, quien tomó la resolución 168/17 por la cual López Mazzeo y Villamide fueron separados de sus cargos por la apertura de un sumario en el cual se los investigaba por lo ocurrido en los meses previos a la partida del ARA San Juan. Ahora, el ex jefe de la Base Naval de Puerto Belgrano salió con los tapones de punta contra Srur. La preocupación de López Mazzeo se debe a que en la causa judicial que tramita en Caleta Olivia se están analizando los informes emitidos por autoridades de la Armada que señalaban claramente que el ARA San Juan tenía problemas de fondo que debían ser solucionados antes de emprender cualquier misión.

La presentación de López Mazzeo se hizo ante el juzgado de la doctora Yáñez. Desde hace meses, el ex jefe de la Base de Puerto Belgrano viene reclamando el cierre del sumario administrativo que les abrió Srur a él y a Vilamide, donde se expresan las mismas imputaciones que luego fueron ratificadas en Caleta Olivia y ante la Bicameral. El enojo de López Mazzeo incluye en cierto modo al ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien sigue sin dejar sin efecto el sumario abierto por Srur, a pesar de lo que le habría sugerido el director de Asuntos Jurídicos de esa cartera de Estado, Juan Manuel Mocoroa. El titular de Asuntos Jurídicos viene acompañando al ministro en todo lo relacionado con el ARA San Juan, tanto en las cuestiones judiciales como en lo que atañe a la difícil relación con los familiares de los 44 tripulantes, quienes desde hace varios días permanecen encadenados frente a la Casa Rosada, exigiendo que el gobierno de Mauricio Macri acelere la búsqueda.

  • Por orden de la jueza Yáñez volvieron a allanar el Comando de la Fuerza de Submarinos

El operativo se realizó aquel jueves durante tres horas y estuvo a cargo de personal de la División Anticorrupción de la Policía Federal Argentina, delegación Mar del Plata. La magistrada de Caleta Olivia pidió que se incaute documentación en cuatro dependencias: la destinada exclusivamente a la documentación del ARA Juan y las de Psicología, Logística y Operaciones de todos los submarinos que estuvieron en actividad.

La jueza federal Marta Yáñez había enviado un exhorto al Juzgado Federal de Mar del Plata para dar cumplimiento a esta medida procesal enmarcada en la causa caratulada “averiguación de ilícito” por la cual se investigan responsabilidades penales ante la desaparición del San Juan y de sus 44 tripulantes, ocurrida el 15 de noviembre de 2017.

Hay que recordar que este delicado caso es de su competencia porque la última comunicación radial fue captada cuando la nave hacia su paso frente a las costas de Caleta Olivia.

El operativo llevado a cabo el jueves en el Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS), dentro de la Base Naval Mar del Plata de la Armada, se realizó aproximadamente entre las 08:00 las 11:00 y fue encomendado a la División Anticorrupción de la Policía Federal basada en esa ciudad.

Base Nava Mar del Plata – Comando de la Fuerza de Submarinos – Caleta Olivia (agencia)

Fuentes de extrema confianza revelaron ayer a El Patagónico que también se contó con una amplia colaboración del actual jefe de esa repartición del citado Comando, Gabriel Attis.

Se trata del capitán de navío que hace varias semanas estuvo en esta ciudad santacruceña para brindar de declaración testimonial y es considerado como “el decano” de los submarinistas.

Además, cuando se retiró del Juzgado Federal, dijo a los periodistas que lo aguardaban que si él hubiera estado al frente de ese Comando no hubiera autorizado de ninguna manera la zarpada del San Juan a su última y trágica misión debido a la gran cantidad de fallas que presentaba.

Por ese entonces, el COFS estaba a cargo del capitán de navío Claudio Villamide y los ejercicios de guerra que se realizaron en el Atlántico Sur fueron coordinados por el contralmirante Luis López Mazzeo, quien ocupaba la jefatura del Comando de Alistamiento y Adiestramiento (COAA) con sede en la Base Naval Puerto Belgrano, cercana a Bahía Blanca.

  • REQUERIMIENTO

El realizado el jueves no fue el primer allanamiento a reparticiones navales que ordenara la juez Marta Yáñez ya que el 26 de enero dispuso la ejecución de otros cuatro de manera simultánea.

Dos de ellos se efectuaron en la Base Mar del Plata y los restantes en Puerto Belgrano y en el Edificio Libertad, este último ubicado en Retiro, Buenos Aires.

Esta vez, el requerimiento de información precisa del jueves se centró en la sede de COFS, puntualmente en cuatro sectores: en la oficina asignada exclusivamente para toda la documentación del ARA San Juan, en el Departamento de Psicología que contiene expedientes de todos los submarinistas, en el Departamento Logística que concentra expediente de todos los sumergibles que estuvieron en actividad durante los últimos años (actualmente no opera ninguno) y en el Departamento Operaciones de esa naves.

Las fuentes consultadas por El Patagónico revelaron que los documentos requeridos podrían llegar a más tardar el lunes a Caleta Olivia y que la magistrada quiere conocer más detalles del estado en que se encontraba el ARA San Juan para cotejarlo con los datos que ya aportaron varios de los 48 testigos que declararon en este juzgado en la causa que ya totaliza alrededor de 2.200 fojas.

También le resultaría imperioso saber el grado de capacitación y de alistamiento que se les otorgó a todos los submarinistas que estuvieron en actividad, recordándose que la nave desaparecida zarpó el 25 de octubre con 46 tripulantes, pero dos de ellos descendieron en Ushuaia.

Por otro lado puso saberse que inmediatamente después que finalice la feria judicial de invierno, la magistrada tiene previsto citar a otros 18 integrantes de la Armada para prestar declaración testimonial, pero en ese grupo no figura Claudio Villamide ni tampoco Luis López Mazzeo, quienes luego del trágico suceso fueron separados de sus cargos por el almirante Marcelo Srur quien era el jefe de la Armada, el cual posteriormente fue destituido por el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

  • Denuncian por falso testimonio al ex jefe de la Armada

Fue querellado por descargar toda la responsabilidad por el naufragio del ARA San Juan en sus subordinados.

Almirante ® Marcelo Srur ex JEMGA

La crisis de la Armada por el naufragio del submarino ARA San Juan el 15 de noviembre pasado no deja de producir novedades negativas. El ex jefe de la base naval de Puerto Belgrano, contralmirante en actividad Luis Lopez Mazzeo, denunció por falso testimonio al ex jefe de la Armada, almirante ® Marcelo Srur, por su declaración ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, quien investiga las causas por las que naufragó el 15 de noviembre pasado el submarino.

El diario Clarín asegura que López Mazzeo acusó de “mentiroso” a su ex jefe, quien le había atribuido responsabilidades en la presunta falta de control del mantenimiento del submarino. En una extensa denuncia se confirmó que las armadas de EEUU y Gran Bretaña fueron las primeras en informar que el ARA San Juan había explotado y no, como se informó oficialmente, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, en inglés). Esta versión la entregó la Armada por orden de Srur a los medios de comunicación. López Mazzeo, quien todavía sigue en actividad, querelló a Srur mientras avanza la causa penal en Caleta Olivia. Se estudia a una válvula como una posible causa del accidente, entre otras hipótesis, y se revisan todos los materiales por los cuales se le hizo al San Juan el “mantenimiento de media vida”.

   La causa penal sigue adelante mientras el ministro de Defensa, Oscar Aguad, decide si anula el sumario interno contra Srur, que es precisamente el eje de esta denuncia por falso testimonio. Srur, quien fue echado en diciembre por Aguad, intentó derivar la responsabilidad en sus subalternos, algo pocas veces visto. Alegó que si hubiera conocido el estado en que se encontraba la nave “no habría permitido que zarpara. Me faltó información. No me la dieron. Es muy importante recalcar que el comandante de Alistamiento es el encargado de ver qué barcos pueden zarpar y qué barcos no”,declaró Srur, en referencia a López Mazzeo. Srur ha acusado en el sumario a López Mazzeo y al comandante de la fuerza de submarinos, Claudio Villamide, de “arriesgar la tropa” y “negligencia en el servicio” al permitir la salida del San Juan. El sumario provocó una gran cadena de pedidos de pase a retiro en solidaridad con López Mazzeo y Villamide por parte de almirantes de la armada.

   La nueva denuncia muestra que la decisión de suspender al contralmirante Lopez Mazzeo, entonces jefe de Alistamiento y Adiestramiento,“obedeció a la intención de Srur de perjudicar” a quien estaba previsto que lo sucediera al frente de la fuerza naval, y entregar “culpables” a la opinión pública para de este modo “eludir las responsabilidades inherentes al cargo que ostentaba”. López Mazzeo reprocha “la invocación de hechos y circunstancias inexistentes, con el objeto de afirmar que el submarino no estaba en condiciones de zarpar, responsabilizando dolosa y falsamente a sus subordinados”. Las afirmaciones de Srur contra Mazzeo y Villamide cayeron muy mal dentro de la fuerza naval.

  • Se agravó la crisis de la Armada por el ARA San Juan: un contraalmirante acusó a ex Jefe de falso testimonio

En un hecho inédito, López Mazzeo querelló al ex jefe de la Armada, Srur, por “mentir” ante la Justicia y el Congreso sobre las responsabilidades del naufragio.

El ex jefe de la Armada almirante Marcelo Srur saluda a la jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez. (Foto: El Patagónico)

La crisis interna de la Armada por las causas del naufragio del submarino San Juan se agravó en los últimos días. Ahora el ex jefe del base naval de Puerto Belgrano contralmirante en actividad Luis Lopez Mazzeo, denunció por falso testimonio al ex jefe de la Armada, almirante (RE) Marcelo Srur, por su declaración testimonial ante la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, quien investiga las causas por las que naufragó el 15 de noviembre pasado el buque.

En este hecho inédito para la estructura jerárquica militar, López Mazzeo acusó de mentiroso a su ex jefe quien le había atribuido responsabilidades en la falta de control del mantenimiento y las piezas del submarino.

En una extensa denuncia, según fuentes judiciales consultadas, se confirmó que las armadas de EE.UU y Gran Bretaña fueron las primeras en informar que el San Juan había explotado y no la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, en inglés), como hizo informar Srur a los medios de comunicación.

Marcelo Srur – Almirante ®

El ex jefe de Puerto Belgrano, quien todavía sigue en actividad, querelló a Srur porque avanza la causa penal en Caleta Olivia, donde se investiga a una válvula como una posible causa del accidente, entre otras hipótesis, y se revisa todos los materiales por los cuales se le hizo al San Juan el mantenimiento de media vida durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Sucede que la causa penal sigue adelante mientras el ministro de Defensa, Oscar Aguad, no decidió si anula el polémico sumario de Srur, que es precisamente el eje de esta denuncia por falso testimonio, a pesar de que ya recibió dos recomendaciones en ese sentido, y nadie sabe porque las desoye, o más bien porque mantiene la línea Srur lo que también le quitaría responsabilidades.

A mediados de junio, el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa, Juan Manuel Mocoroa, también había aconsejado a Aguad declarar nulo el sumario abierto de Srur. En una resolución de 15 páginas, el máximo responsable jurídico de la cartera opinó a favor de anular el sumario, es decir en el mismo sentido se había pronunciado el auditor de las FF.AA. coronel abogado Jorge Stanchina.

El informe se conoció un día después de que Srur declarara ante la comisión investigadora bicameral. Srur, quien fue echado en diciembre pasado por Aguad, intentó deslindar la responsabilidad en sus subalternos por la “falta de información” sobre las condiciones en que se encontraba el submarino“ARA San Juan” al momento de su desaparición, una situación por lo menos sospechosa de incapacidad en el mando si fuere cierto que sus subordinados no le daban los partes correspondientes como JEMGA.

Reiteró que si hubiera sabido el estado en que se encontraba la nave “no habría permitido que zarpara”. “Me faltó información. No me la dieron. Es muy importante recalcar que el comandante de alistamiento es el encargado de ver qué barcos pueden zarpar y qué barcos no”, declaró insólitamente Srur.

Srur había acusado, en el sumario, a López Mazzeo y a Villamide de “arriesgar la tropa” “negligencia en el servicio” al permitir la salida del San Juan. El sumario provocó una cadena de pedidos de pase a retiro en solidaridad con López Mazzeo y Villamide que terminó con 7 renuncias de almirantes y capitanes de navio y que se informara oportunamente en nuestro boletín del ICIMISS.

El texto de esta nueva querella implícitamente muestra que la decisión de suspender al contralmirante Lopez Mazzeo, entonces Jefe de Alistamiento y Adiestramiento de la Armada, “obedeció a la intención de Srur de perjudicar” a quien estaba previsto que lo sucediera al frente de la Armada, y entregar“culpables” a la opinión pública para de este modo “eludir las responsabilidades inherentes al cargo que ostentaba”, al frente de esa Fuerza.

En su presentación contra Srur, López Mazzeo, siempre según las fuentes judiciales, le reprocha a su ex jefe “la invocación de hechos y circunstancias inexistentes, con el objeto de afirmar que el submarino no estaba en condiciones de zarpar, responsabilizando dolosa y falsamente a sus subordinados”.

Esas supuestas omisiones de Srur serían:

– Ocultar prueba documentada sobre las reparaciones efectuadas al submarino, y afirmar posteriormente en forma falsa su desconocimiento, con el objeto de mantener su infundada imputación.

– Callar acontecimientos, ocultar documentación y hechos, y brindar datos falsos y opiniones contrarias a las prácticas de la Armada Argentina, sus técnicas y el lenguaje naval.

– Tergiversar prueba relevante para el descubrimiento de la verdad, sea ignorando intencionadamente su existencia, sea atribuyéndole un significado que nunca podría tener.

– Descalificar en forma permanente la aptitud y competencia de su subordinado y de subalternos, así como su comportamiento profesional antes y después del siniestro, de modo de asignar fallas que no surgen de la documental existente ni de hechos objetivos probados en la investigación disciplinaria.

– Atribuir culpa grave a un subordinado y a subalternos, extendiendo infundada e implícitamente responsabilidad a la Armada Argentina, al Estado Nacional y al actual gobierno, afirmando sin fundamento la existencia de supuestas averías graves no reparadas en el submarino ARA San Juan. En su larga presentación, López Mazzeo asegura que Srur “mintió al atribuirle demora en hacerle saber la falta de comunicación con el submarino, pues minutos después de recibir la información del Comandante de la Fuerza de Submarinos, Capitán de Navío Villamide, se comunicó con Srur para ponerlo al tanto de la novedad y hacerle saber las primeras acciones adoptadas para la búsqueda”.

Luego el texto afirmó que Srur también habría mentido acerca de cómo y cuándo se enteró de la detección de la “anomalía hidro acústica”, dejando que continúe la falsa versión de que la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, en inglés), con sede en Austria, fue la primer fuente que brindó la noticia de la explosión.

Lopez Mazzeo reveló que “24 horas antes de la información proporcionada por aquel organismo internacional, fue la Armada de los EEUU, con datos ratificados luego por el Oficial de enlace de la marina británica en Puerto Belgrano, la que le transmitió a él y su comando la información, que fuera inmediatamente comunicada al Almirante Srur”.

Por otra parte, ante la jueza Srur negó haber estado en conocimiento de supuestos desperfectos que surgen de un informe de navegación de julio de 2017 y dijo que, de saberlos, hubiera prohibido que el ARA San Juan zarpara. Además negó conocer si se tomaron medidas para subsanar las anomalías advertidas.

Sin embargo, López Mazzeo sostiene que Srur “sabía perfectamente que las observaciones de la patrulla de julio habían sido atendidas para su reparación”. Para probarlo, acompañó en su querella el acta de entrega de documentación firmada en noviembre de 2017 de donde surgen “las obras correctivas dispuestas por Villamide, documentación que Srur tenía a su disposición cuando prestó declaración testimonial”.

Agregó que en los partes diarios de situación que se le elevaban, entre otros, a Srur “entre el 20 de septiembre y el 20 de octubre, figura que el San Juan se encontraba en reparaciones en los Arsenales de Mar del Plata y Puerto Belgrano”.

El Submarino ARA San Juan desaparecido el 15/11/2017

Por estas razones, López Mazzeo sostuvo que la afirmación de Srur en el sentido que el submarino no se encontraba en condiciones de zarpar “resulta particularmente perversa” y que el Almirante Srur no ignoraba “las numerosas travesías y ejercicios realizados por el San Juan luego de las reparaciones efectuadas con posterioridad a la Inspección N° 10/16 S y al informe de la patrulla de julio de 2017, prueba irrefutable de que las averías fueron superadas en lo referente a las condiciones de seguridad para la navegación”.

Añadió López Mazzeo en su querella que Srur, además, “omitió un posterior informe del Capitán de Fragata Pedro Martín Fernández, Comandante del A.R.A. San Juan, en el que concluyó que el submarino se encontraba en condiciones de “Buque habilitado””. Recordó que esa omisión le fue reprochada, en diciembre del 2017, a Srur por el Ministro de Defensa en nota que le dirigió en el sumario disciplinario, y no obstante la ignoró al declarar como testigo.

López Mazzeo sostuvo que Srur mintió también cuando dijo que desconocía que el ARA San Juan iba a realizar una patrulla de mar. Recordó López Mazzeo que el 18 de octubre de 2017 efectuó “una exposición en el Edificio Libertad, ante Srur y ante todo el Consejo de Almirantes, en la que incluyó la descripción de toda la etapa de adiestramiento de Octubre y Noviembre de 2017 del A.R.A. San Juan”.

Resaltó López Mazzeo que en el sumario disciplinario obran dos dictámenes ─uno de la Auditoría General de las Fuerzas Armadas y otro de la Dirección de Asuntos Legales del Ministerio de Defensa─, en los que se concluye que corresponde declarar la nulidad de la resolución dictada por Srur, por “su parcialidad, arbitrariedad y abuso de autoridad”.

En los dictámenes se advierte que Srur dictó la resolución sin contar previamente con la opinión de los peritos designados, omitió el último informe del capitán Fernández que calificó de “Buque Habilitado” al ARA San Juan -pese a la advertencia del Ministro Aguad-, omitió la documentación que acredita las reparaciones hechas al submarinos luego de los informes sobre averías, y se destaca “la inusitada velocidad” con que se habrían analizado más de mil hojas de documentación, todo en el término de un día.

Lopez Mazzeo respaldó sus afirmaciones con documentación y mensajes navales cursados en cada momento, señalando que las “falsedades” de su declaración quedaron además expuestas en la exposición efectuada por el Ministro Aguad en la Bicameral, la cual terminó por probar “las mentiras, incoherencias y contradicciones” de su declaración.

Fuentes: La Capital, El Patagónico, Clarín, La Nación y fuentes off the record del MinDef

 

Buenos Aires, 21 de julio de 2018

Se el primero en comentar en "CRISIS Y CONFLICTOS EN LA ARMADA ARGENTINA CONTRAALMIRANTE DENUNCIA POR FALSO TESTIMONIO AL EX JEFE DE LA ARMADA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*