LA CRISIS NO ES CASUAL

Cuando comenzó su gestión el actual gobierno eligió el endeudamiento externo reemplazandolo por el interno. El fundamento de esta elección era y es el impacto que el endeudamiento interno tiene en la evolución de los precios. En efecto, debido a que parte de las necesidades de fondos originadas por el déficit fiscal se cubren con emisión monetaria, esta no hace mas que alimentar la inflación. Sin embargo el camino alternativo produce el mismo resultado. En efecto los dólares obtenidos por el Tesoro Nacional son cambiados en el Banco Central por pesos, emisión mediante.
Al mismo tiempo el endeudamiento en dólares causa dos probemas adicionales:

a) En el arranque de este camino el valor de la divisa se plancha por la mayor oferta de dólares.Esto hace que la deuda externa crezca accionada por el déficit externo, causado a su vez por el avance del atraso cambiario que ocurre con un dolar quieto acompañado con precios que aumentan.
b) Hacia adelante cuando se hace necesaria la devaluación esta incrementa el valor de la deuda en dólares debido a la suba del valor de la divisa. Esto hace que el endeudamiento ,medido como el cociente entre la deuda y el PBI,aumente.
A la larga este mecanismo nos lleva fatalmente al default. Tengamos presente que el nivel de endeudamiento ya estaría superando el 80%. Practicamente se habría duplicado en los dos últimos años. Es bueno recordar que el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones.

Juan Latrichano
22/7/18

Se el primero en comentar en "LA CRISIS NO ES CASUAL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*