SE ACERCA PUTIN, ¿A QUÉ LE TEME MARÍA EUGENIA VIDAL POR EL PUERTO DE RAMALLO?

CURIOSIDADES O DESIDIA

La tan polémica Elisa Carrió amenazó varias veces -y nunca concretó-, exhibir documentación creíble sobre negocios ocurridos en jurisdicción de puertos fluviales, ¿a eso le teme la gobernadora María Eugenia Vidal o acaso hay algo más? ¿Qué sucede con la burocracia provincial? Lo concreto es que su lapicera no aparece y llama la atención tanta demora. En noviembre estará en el país Vladímir Putin, a quien Mauricio Macri le prometió en enero avanzar con un proyecto portuario en Ramallo que desde antes se encuentra a la firma de la mandataria bonaerense, quien parece resistirse pero ¿cuál es el motivo? El silencio sólo provoca especulaciones, y ninguna favorece a Vidal, y Macri fue recriminado por Putin en la reunión de los BRICS.

María Eugenia Vidal, y ¿el Puerto de Ramallo?

En enero, Mauricio Macri realizó su primera visita presidencial a Moscú (Rusia) y se firmaron los acuerdos entre la estatal Trenes Argentinos y los Ferrocarriles Rusos, y se prometió un decreto de María Eugenia Vidal para obras en el puerto de Ramallo, a cargo de la firma URALMASH y con financiamiento de Gazprombank.

Si había alguna objeción argentina, ¿no era el momento indicado para explicarlo?

El 27/01/2018, la web La Polìtica Online tituló: “Tras el reclamo de Putin, se aceleró el nuevo puerto de Ramallo”.

El sitio que dirige Ignacio Fidanza agregó: “(…) Tras dos meses esperando en el escritorio de la gobernadora, luego del reclamo del presidente ruso a Macri, en menos de 48 horas el expediente pasó por al menos dos reparticiones y estaría listo para ser firmado por Vidal la semana que viene, confirmaron a LPO fuentes al tanto de lo ocurrido. (…) El papel que falta para que la empresa portuaria PTP Group en asociación con el banco ruso Gazprombank comiencen la obra, es una ratificación mediante decreto de una ordenanza municipal de zonificación pendiente desde 2015. (…)”.

Sin embargo, en julio el decreto sigue faltando. Algunos temen que el escritorio de la gobernadora María Eugenia Vidal haya sufrido la invasión de un agujero negro… vaya uno a saber qué fenómeno paranormal pudo haber ocurrido ya que nada cambió respecto de enero.

Vladímir Putin visitará la Argentina en noviembre, en ocasión del G20, y el tema sigue frenado, en el interín Macri volvió a ser reclamado por Putin en la reunión de los BRICS de hace apenas unos días.

En el interín, Vidal acompañó al presidente Macri a la reinauguración de los remodelados talleres ferroviarios en Mechita, una inversión de la empresa de mayoría accionaria rusa TMH. Su anfitrión fue Andrei Bokarev, accionista de control de TMH y de vínculo directo con Putin. Por lo tanto, no cabría especular con alguna especulación ‘pre Guerra Fría’ de la gobernadora.

En tren de especular, ¿la burocracia es la respuesta? ¿2 años y medio de burocracia?

Hay antecedentes nefastos con el tema: el Gazprom Bank, de Rusia, ofreció financiar en su momento la represa hidroeléctrica Chihuido, sobre el río Neuquén, y Putin le preguntó personalmente a Cristina Fernández de Kirchner, quien incumplió su compromiso verbal.

Arribado Macri y sin cambios en el enfoque, la banca rusa retiró su oferta ante una demanda inaudita de Macri de rebajar los intereses del 5,5% anual que ofrecían. Entonces aparecieron alemanes e italianos pero horas atrás el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, recibió a los empresarios y les dijo que postergaba la construcción ya que por las exigencias del Fondo Monetario “no se puede empezar ni una sola obra pública nueva“.

¿Acaso Macri/Lopetegui tienen otro interesado para Chihuido? Es una especulación posible cuando escasea la información transparente.

Un razonamiento similar puede aplicarse al proyecto de puerto fluvial en Ramallo ya que el silencio es tan intenso que tampoco se puede conocer qué sucede. Sí se escuchan los reclamos y se menciona un freno gubernamental.

En la pantalla de C5N, durante una entrevista con Gustavo Sylvestre, el intendente de Ramallo, Mauro Poletti, acusó a la Administración Vidal: “La gestión anterior (Daniel Scioli) llamó a licitación por un proyecto de inversión de un puerto en un lugar, pero un grupo de personas interpusieron una cautelar. La justicia dijo que para levantarla, la provincia de Buenos Aires tiene que homologar el código pero hace 2 años y medio que estamos esperando la homologación de la provincia de Buenos Aires“.

Poletti tiene una pertenencia política diferente a Cambiemos, entonces ¿es un caso de castigo político? Sería mejor conocer esto antes que el silencio. Una alternativa sería creer en una burocracia kafkiana… si no fuese que el ‘paper’ se encuentra en el despacho de la gobernadora.

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 2 de agosto de 2018

Se el primero en comentar en "SE ACERCA PUTIN, ¿A QUÉ LE TEME MARÍA EUGENIA VIDAL POR EL PUERTO DE RAMALLO?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*