ARGENTINA EN GUERRA 1982 GUERRA DE MALVINAS: 20 DE JULIO DE 1982

LA ÙLTIMA VICTORIA DE LA FUERZA AÈREA ARGENTINA: EL “HÉRCULES” QUE HUNDIÒ AL “HÉRCULES”, ¡PERO CON AYUDA!

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image1.jpeg

Un hecho de guerra algo controvertido por diversos aspectos, es el hundimiento del superpetrolero liberiano “Hercules” al servicio de la Royal Navy, por parte de un aviòn carguero “Hércules” convertido en improvisado bombardero, y un bombardero “Canberra”, ambos de la Fuerza Aérea Argentina.

Pero la controversia se da principalmente por el secretismo que rodeò su hundimiento, que fue el posterior motivo de diversas e infundadas elucubraciones, más que por el hecho en sì.

La intenciòn de la misiòn, brillantemente planificada por los altos mandos argentinos, preveìa atacar a las lìneas de suministro que daban vida a la Task Force que operaba en torno a Malvinas, y que habiendo partido de Gran Bretaña el 5 de abril de 1982 para atacar Malvinas violando la Resoluciòn 502 del Consejo de Seguridad de la ONU, y con las fuerzas argentinas cumpliendo dicha Resoluciòn al haber iniciado el repliegue de fuerzas el mismo dìa 2 de Abril de 1982 cuando despues de 149 años de paciencia e inertes reclamos pacìficos, recuperamos nuestras islas, se habìan desplegado para traer la guerra al Atlántico Sur, con una autonomìa que se vencìa, sin haber posibilidad de relevo alguno, a los 100 dìas.

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image2.jpeg

El inesperado desgaste de buques y tripulaciones, sus limitaciones, las bajas ya sufridas, todo consecuencia del accionar argentino que les venìa encajando un durìsimo castigo, sobre todo luego de la destrucciòn del buque porta contenedores/portaaviones auxiliar “Atlantic Conveyor”, el 25 de Mayo de 1982, propiciò que la autonomìa de la Flota británica se redujera aùn más (y a ello siguiò el desastre de Bluff Cove, el 8 de junio).

Por todo ello, atacar los suministros, incluso fuera de la zona de exclusiòn unilateralmente establecida por Gran Bretaña, e irrespetada por Gran Bretaña ya el 2 de mayo de 1982 al atacar y hundir al crucero ARA “General Belgrano” cuando mientras se retiraba fue alcanzado fuera de esa área, resultaba obvio. Desde ya esa zona creada por el enemigo, no poseìa validez ni legal ni táctica alguna.

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image3.jpeg

Cualquier tipo de actividad bélica o destinada a apoyar la actividad bélica, era un objetivo de guerra válido, esté donde esté.

En base a ello se establecieron los objetivos, y comenzaron a realizarse una serie de vuelos de reconocimiento, a cargo de improvisados exploradores Boeing B-707 de Fuerza Aérea Argentina, que no tardaron en dar sus frutos.

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image4.jpeg

En las BAM (Base Aérea Militar) de El Palomar, cercana a la ciudad de Buenos Aires, y Mar del Plata, en la ciudad homònima, ambas en provincia de Buenos Aires, se habìan concentrado un aviòn de transporte/carga Lockheed C-130H “Hércules”, convertido en improvisado bombardero en la primera, y al menos cuatro bombarderos EE/BAC B.Mk-62 “Canberra” en la segunda.

Asì, cuando el 7 de junio se tuvo certeza del paso de un superpetrolero que habìa dado su posiciòn ante las autoridades argentinas (ya que simulaba ser un buque neutral en pacìfica actividad), los dos B-707 abocados a ello, el TC-91 o TC-92, nunca se aclarò cual, detectò el objetivo, el superpetrolero “Hércules” de bandera liberiana, que se comprobò ya habìa abastecido a los buques tanque de la Task Force y ahora se retiraba (habìa ya atravesado el Cabo de Hornos, procedente del Oceáno Pacìfico, hacìa unos dìas), ello fue razòn más que suficiente por la cual se decidiò atacarlo.

Y asì se ejecutò el ataque al dìa siguiente, 8 de junio de 1982 (al mismo tiempo que los británicos encajaban un durìsimo golpe en Malvinas, el ya referido de Bluff Cove).

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image5.jpeg

Interceptado por las aeronaves argentinas, el superpetrolero “Hércules” fue alcanzado tanto por el bombardero EE/BAC B.Mk-62 “Canberra” matrícula B-105, como por el transporte Lockheed C-130H Hércules TC-68.

Los dos atacantes hicieron diana en la gigantesca mole, que encajó varios impactos en diversas partes de la estructura, aunque ni tan siquiera comenzó a hundirse en el lugar.

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image6.jpeg

Debio navegar, con riesgo de explosión por parte de por lo menos un artefacto explosivo que sin detonar se había alojado en las ya vacías bodegas de combustible (como bien se observa en una fotografía de la nave ya fondeada frente a las costas de Brasil), llenas de inflamables residuos gaseosos, logrando fugar en tales condiciones, siendo detectado por nuestro Boeing 707 en varias oportunidades durante la misma, confirmando el 10 de junio de 1982 que el superpetrolero “Hércules” estaba ya en la posición 35°57’S/40°54’W con dirección a Brasil, logrando fotografiarlo (imagen 24) y así encontrando refugio en Río de Janeiro, donde las autoridades le negaron la entrada a puerto al mastodonte por el riesgo de explosión que ello conllevaba.

Fondeado frente a las costas, expertos en explosivos de la Marinha Brasileira acudieron a desactivar la bomba sin explotar, pero se negaron a hacerlo ante la imposibilidad de acceder sin riesgo a los lugares donde estaban alojadas.

Así permaneció durante varias semanas, tratando el armador del buque convencer a las autoridades brasileñas que salven al mismo, y sòlo obteniendo negativas de parte de estas.

Al mismo tiempo el buque, que corría riesgo de hundirse, amenazaba con producir un daño ambiental en el lugar. Ante ello, el día 20 julio se decidió llevar el navío a aguas profundas (en una de las fotos se observa perfectamente a flote) frente a Brasil y al límite de su ZEE donde no había de causar gran daño ecológico, y mediante la aperturas de válvulas y cargas explosivas echarlo a pique.

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\image8.jpeg

Se el primero en comentar en "ARGENTINA EN GUERRA 1982 GUERRA DE MALVINAS: 20 DE JULIO DE 1982"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*