CUESTIÓN MALVINAS – HISTORIA DE UNA ENTREGA

Descripción: Descripción: Cuestión Malvinas | Historia de una entrega

Como expresamos en la presentación de este trabajo, el tema de la Guerra de Malvinas y sus causas las exponemos de manera separada.

Lo que detallamos a continuación, son las reuniones, charlas y encuentros entre representantes de ambos países en conflicto, posterior a la rendición de los militares que ocuparon el territorio nacional usurpado por Gran Bretaña hasta la asunción del gobierno de Carlos Saúl Menem. Por las consecuencias que se derivan del acuerdo firmado en Madrid entre las delegaciones de la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte durante 1989/1990 lo abordamos por separado con un exhaustivo análisis del doctor Julio Carlos González (Abogado y político argentino. Ex Director de Asuntos Jurídicos de la presidencia de la Nación y luego Secretario técnico, en el gobierno Constitucional del 25 de Mayo de 1973 hasta el 24 de Marzo de 1976).

· Negociaciones post rendición Argentina

15-6-1982: Producida la rendición de Puerto Argentino, el gobierno Argentino encaró acciones diplomáticas ante organismos internacionales y países amigos.

23-6-1982: Se entrevistaron en la Casa Blanca el presidente norteamericano Ronald Reagan y la premier británica Margaret Tatcher, quien luego declaró que no pensaba retroceder en su férrea política sobre las Islas Malvinas.

7-7-1982: El embajador soviético en Buenos Aires manifestó que la URSS apoyaba la reanudación de las negociaciones entre la Argentina y Gran Bretaña. El embajador argentino ante la OEA, Raúl Quijano, inició una misión ante los gobiernos de Venezuela y México para encauzar la cuestión dentro del ámbito de las Naciones Unidas.

19-8-1982: La Argentina condenó a Gran Bretaña en el Comité de Descolonización de la ONU, por intentar mantener en el archipiélago el statu quo anterior, mientras “se estudia disfrazarlo en un ejercicio falso de autodeterminación”.

29-9-1982: La Argentina y Gran Bretaña polemizaron en la Asamblea General de la ONU, al replicar Carlos Muñiz los duros conceptos emitidos previamente por el Canciller Francis Pym.

1-10-1982: El Canciller Juan Aguirre Lanari reclamó a la Asamblea General de la ONU un llamamiento para iniciar negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica a la disputa de la soberanía, pero advirtió que “la solución definitiva no podrá ser otra que la restitución de ese territorio a sus legítimos dueños“.

4-10-1982: Fue presentado el proyecto de resolución argentino por el que se pidió que la Asamblea General de la ONU solicite se reanuden las negociaciones sobre las Malvinas. Oficialmente, se confirmaron los respaldos de la Unión Soviética y de China.

6-10-1982: Respaldo irrestricto de los No Alineados al proyecto argentino.

15-10-1982: Colombia propuso en la ONU la “neutralización inmediata” de las Islas Malvinas, para ser colocadas bajo una “autoridad multinacional” mientras “se buscan fórmulas que permitan conciliar los derechos de la Argentina con los legítimos intereses de los habitantes del archipiélago”.

4-11-1982: Las Naciones Unidas se pronunciaron en favor de la reanudación de negociaciones entre la Argentina y Gran Bretaña para resolver la crisis de las Malvinas. El proyecto, presentado por los países latinoamericanos, fue aprobado por 90 votos a favor. Se registraron 12 en contra y 52 abstenciones.

15-11-1982: Diecinueve naciones latinoamericanas presentaron en la XII Asamblea General de la OEA un proyecto de resolución en apoyo de la ONU para que la Argentina y Gran Bretaña reanuden las negociaciones.

18-11-1982: Por 20 votos a favor, ninguno en contra, 7 abstenciones y 3 ausencias, el plenario de la OEA se pronunció favorable respecto de la iniciativa argentina sobre Malvinas. Se ratificó la necesidad de reanudar las negociaciones y se exhortó a los dos países a cumplir la resolución de la ONU.

29-12-1982: La Argentina entregó a la Secretaría General de la ONU, una nota por la cual aceptó la “misión renovada” de “buenos oficios” que se había encomendado al titular del organismo, con el objeto de asistir a las partes para reanudar las negociaciones.

15-1-1983: La V Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados, exhortó a Gran Bretaña para que restituya la soberanía de las Islas Malvinas a la Argentina, a través del diálogo.

10-3-1983: El Presidente Bignone censuró en Nueva Delhi el intento de perpetuación colonial en el Atlántico Sur y la expansión militar británica en una zona que forma parte inseparable de América Latina y exhortó al Movimiento de Países No Alineados a ratificar los derechos soberanos de la Argentina sobre las Malvinas.

21-7-1983: El Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuellar, envió notas a Gran Bretaña y la Argentina, indicando que es importante iniciar negociaciones cuanto antes.

7-8-1983: El Ministro de Asuntos Exteriores, Geoffrey Howe, dijo que la manera más productiva de avanzar en el diferendo de las Malvinas es que la Argentina “abandone los argumentos estériles sobre soberanía“.

9-8-1983: El Gobierno Argentino reafirmó ante la ONU su plena disposición a reanudar las negociaciones con Gran Bretaña y buscar una solución pacífica a la cuestión de soberanía sobre Malvinas.

26-9-1983: El Canciller Aguirre Lanari dedicó gran parte del discurso pronunciado en la sesión inaugural de la 38a. Asamblea General de la ONU, a denunciar a Gran Bretaña por su intento de extender sus intereses estratégicos-militares en el Atlántico Sur.

16-11-1983: La Asamblea General de la ONU aprobó una resolución instando a la Argentina y Gran Bretaña a reanudar las conversaciones sobre la soberanía de las Malvinas. El texto fue aprobado por 87 votos a favor, 9 en contra y 54 abstenciones. Estados Unidos, pese a la exhortación del gobierno británico, dio su asentimiento a la presentación.

17-11-1983: La Asamblea General de la OEA aprobó un proyecto declarando de “interés hemisférico permanente” la solución del conflicto.

6-12-1983: Gran Bretaña pidió al futuro gobierno democrático “una visión realista” sobre la cuestión Malvinas.

4-1-1984: En respuesta a un comunicado del Palacio San Martín, Londres dijo que no tomó en cuenta la propuesta argentina de retornar a las negociaciones, porque no se advierten modificaciones de fondo.

6-1-1984: Como un paso muy importante fueron calificadas por el Presidente Raúl Alfonsín, las declaraciones de la Premier británica Margaret Thatcher en el sentido de que el Reino Unido esta dispuesto a abolir la zona de exclusión en torno de las Malvinas si la Argentina declarara el cese de hostilidades.

16-1-1984: El Secretario de Estado George Shultz instó a Gran Bretaña a abrir un amplio diálogo con la Argentina.

1-2-1984: Alfonsín afirmó en Caracas que la presencia en Malvinas de un Cuerpo de Paz de la ONU significaría de hecho la declaración de cese de hostilidades por parte de la Argentina y señaló que las conversaciones con Londres deben desarrollarse en el marco de la resolución 2065 de la ONU y la 37/9.

2-2-1984: El Gobierno conservador británico rechazó las propuestas de Alfonsín, y remitió a su vez ideas específicas para normalizar progresivamente las relaciones bilaterales.

4-2-1984: El Canciller Dante Caputo dijo que las propuestas británicas son insuficientes como base de la negociación.

8-2-1984: El Canciller Caputo dijo que habrá negociación con Gran Bretaña si se incluye el tema de la soberanía.

17-2-1984:La Argentina propuso a Gran Bretaña la reanudación de una negociación global por el futuro de las Islas, pero que en ella se incluya el tema de la soberanía.

10-3-1984:Thatcher rechazó en una reunión de gabinete la respuesta que el Foreign Office había preparado para girar al gobierno argentino.

2-4-1984:El Presidente Alfonsín estimó que las perspectivas de una negociación con Gran Bretaña deben contemplar los derechos soberanos argentinos.

4-4-1984: Contactos entre legisladores británicos y argentinos en Ginebra.

9-4-1984: El gobierno argentino confirmó haber recibido una respuesta de Gran Bretaña que eludió el tema de la soberanía.

8-6-1984: En Londres se señaló que existían contactos entre los dos países por intermedio de Suiza y Brasil.

10-6-1984: En un mensaje, Alfonsín señaló que el método argentino para recuperar las Malvinas no es la guerra, pero advirtió que no debe confundirse pacifismo con abandono, ni diplomacia con debilidad.

28-6-1984: El Canciller Howe, reiteró que el Reino Unido está dispuesto a dialogar de inmediato con la Argentina para normalizar las relaciones, pero que en las conversaciones quedar excluido el tema de la soberanía. Misión de buena voluntad de tres legisladores británicos en Buenos Aires.

6-7-1984: Ciryl Townsend y George Foulkes, dos parlamentarios británicos, laboristas, visitaron Buenos Aires, y difundieron argumentos favorables a la reanudación de las relaciones diplomáticas de los dos países. El plan consistía en que Argentina declare el cese formal de hostilidades y por otro, levantar la zona de exclusión. Por otra parte, Rex Hunt, gobernador civil de las islas, viajó a Londres a exponer la expresión de los isleños, quienes se oponen a cualquier acuerdo con Argentina.

El periódico inglés “Sunday Telegraph”, publicó un proyecto del gobierno británico, quien aparentemente habría dado pasos administrativos para ceder a la Argentina las Islas Malvinas, reteniendo bajo control británico las otras dependencias del Atlántico Sur (Georgias y Sandwich del Sur).

14-7-1984: El intercambio de notas diplomáticas sobre el litigio hizo sugerir un significativo acercamiento.

19-7-1984: Fracaso de la reunión Argentino-Británica en Berna-Suiza. Argentina decidió dar por concluidas las conversaciones que en Suiza sostenía con representantes de Gran Bretaña sobre el futuro de las Islas Malvinas, ante la intransigencia del Reino Unido de considerar la cuestión de la soberanía en el archipiélago del Atlántico Sur, pese a la agenda abierta acordada entre las partes. En el diálogo nuestro país reiteró sus derechos soberanos sobre las Islas, pero los representantes británicos rehusaron tratar el tema. El Reino Unido pretendía tratar “aspectos parciales del problema”.

25-9-1984: El Presidente Alfonsín, desde Nueva York, donde concurrió para pronunciar su discurso en la Asamblea General de la ONU, dijo que Argentina aceptaría un acuerdo similar al de Hong-Kong para resolver la situación de las Malvinas con Gran Bretaña, pero con un lapso de arrendamiento de 3 a 5 años. Negó rotundamente la posibilidad de un arbitraje.

16-10-1984: El Secretario General de ONU señaló que Gran Bretaña no acepta su misión de buenos oficios como medio de solucionar la cuestión.

26-10-1984: La Cancillería Argentina presenta un proyecto de resolución ante la Asamblea General de ONU, sobre Malvinas, donde no se hace alusión al tema del colonialismo, a fin de volcar a su favor el voto abstencionista de algunos países.

30-11-1984: Gran Bretaña cedió a Chile una base en la Antártida ubicada en el sector donde se superponen los reclamos territoriales de Argentina, Chile y Reino Unido.

1-2-1985: En oportunidad de llevarse a cabo en Atenas la reunión internacional sobre desarme, el senador británico conservador, Keith Best, propuso al Presidente Alfonsín iniciar conversaciones sobre las Islas Malvinas, si Argentina acepta declarar el cese formal de hostilidades. Alfonsín respondió que acepta el diálogo siempre que se incluya el tema de la soberanía. El senador expresó que el principal aliado en el tema de Malvinas es el contribuyente inglés, que no quiere seguir pagando.

12-2-1985: Diputados justicialistas expresaron su oposición a la eventual negociación sobre la base del arrendamiento de Malvinas.

12-2-1985: Se presenta un proyecto de ley, por parte de los diputados del bloque oficialista – radicales – encabezado por Federico Storani, para crear una “Comisión Especial de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur” a fin de que se estudien las alternativas de solución.

15-5-1985: El Canciller Dante Caputo denunció ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, el peligro que representa para Argentina y la región el aeropuerto militar británico inaugurado el día 12-5-85.

19-2-1985: El Canciller Dante Caputo desestimó la posibilidad de “buenos oficios” del Presidente de EE.UU., Ronald Reagan, señalando que “el secretario general de la ONU, sigue siendo la figura principal del proceso de mediación”. Se afirmó también que Argentina no aceptará ninguna propuesta de arrendamiento en las islas, ni hará ninguna propuesta, por principio básico de toda negociación, que es no hacer ofrecimientos hasta que no se empiece a negociar. Se señaló que la cuestión del archipiélago austral “va más allá de un problema bilateral entre el Reino Unido y la Argentina”. Dijo que “la fortaleza Malvinas y la creación de una zona de tensión en el área hacen que la preocupación deba ser de todos aquellos países que quieran preservar la paz en esta zona del mundo. No hay un paquete que se llame relaciones comerciales separado de otro que se llame soberanía. Nosotros queremos discutir todo simultáneamente”.

3-3-1985: Margaret Thatcher afirmó que “Gran Bretaña no está dispuesta a negociar con Argentina el problema de soberanía en las Islas Malvinas, ni aún cuando el gobierno de Buenos Aires acceda a declarar el cese de hostilidades”.

15-3-1985: Londres comunicó a la ONU que sancionará una nueva constitución para las Islas Malvinas, a fin de desarrollar las instituciones políticas de los isleños, y en su articulado contendrá, por primera vez, un capítulo sobre derechos humanos, relativo a la autodeterminación de los habitantes de las Islas.

En dicha comunicación, se lamenta que el gobierno argentino ponga como condición la discusión de la soberanía…El gobierno de Londres tiene confianza en una reconstrucción gradual de las relaciones entre los dos países. El embajador Thomson solicitó al gobierno argentino el análisis de medidas prácticas de beneficio mutuo, sobre las que resultaría factible un acuerdo en el corto plazo.

El gobierno británico dispuso “no establecer una zona de exclusión pesquera de 200 millas marítimas alrededor de las Islas Malvinas”.

24-3-1985: Los Senadores Adolfo Gass y Fernando de la Rúa concurren a Bonn – Alemania Federal- donde participarán de un encuentro académico con parlamentarios británicos, aprovechando la oportunidad para intentar avances en torno a la situación de las Islas Malvinas.

16-4-1985: El Presidente argentino, Raúl Alfonsín y el rey de España, Juan Carlos I, analizaron la similitud de los conflictos por las Islas Malvinas y el Peñón de Gibraltar, ambas colonias en manos de Gran Bretaña.

10-5-1985: El Príncipe Andrés, hermano menor del heredero de la Corona Británica estará presente en la inauguración del aeropuerto en las Islas Malvinas, Mount Pleasant, juntamente con el Ministro de Defensa, Michael Heseltine.

14-5-1985: Argentina pide una urgente reunión del Consejo Permanente de la OEA, para tratar el tema de la inauguración por parte de Gran Bretaña de un aeropuerto militar en las Islas. Se aprueba la resolución favorable a Argentina por 20 votos, 10 en contra. EE.UU. votó en contra.

26-11-1985: La presentación de un nuevo proyecto, redactado en términos diferentes a los de años anteriores, sobre la cuestión Malvinas ha despertado un creciente interés en la 40a. Asamblea General de las Naciones Unidas. Es copatrocinado por siete países latinoamericanos y No Alineados (Brasil, Argelia, Ghana, India, México, Uruguay y Yugoslavia). Mientras tanto, el gobierno británico presenta una enmienda que “reafirma que de conformidad con la carta de las Naciones Unidas todos los pueblos tienen el derecho a la autodeterminación y en virtud a ese derecho a determinar libremente su status político y a la prosecución libremente de su desarrollo económico, social y cultural”.

26-11-1985: El Consejo Supremo de las FF.AA. oyó en la fecha los descargos finales de los dieciséis oficiales procesados en relación con la guerra de Malvinas, de acuerdo con lo dispuesto por el Código de Justicia Militar.

2-2-1986: Cuatro parlamentarios argentinos, dos oficialistas y dos de la oposición, fueron invitados por el grupo de presión South Atlantic Council, que tiene por objetivo mejorar las relaciones anglo-argentinas, y que incluye a miembros del Parlamento británico.

En igual fecha, hubo trascendidos sobre posibilidades que el Reino Unido, busque apoyos desde el Continente, tal como lo señalara el informe Shackleton, con Uruguay ó Chile.

29-10-1986: Se crea por parte del Reino Unido, una zona de protección de 150 millas, alrededor de las islas. Declaración de Pesquerías en el Atlántico Sudoccidental.

14-6-1987: Los Gobiernos de la Confederación Helvética (Suiza) y de Estados Unidos buscan formas de entendimiento anglo-argentino para dirimir el conflicto por Malvinas.

26-6-1987: La reina Isabel II ratificó la voluntad británica de “respetar las promesas al pueblo de las islas Falkland, y establecer relaciones más normales con la Argentina, aunque ratificando la decisión de no negociar la cuestión de la soberanía sobre las islas”.

31-7-1987:El gobernador de las Islas, Jewkes, en su viaje a Londres, donde concurrió para presentar un informe del organismo gubernamental encargado del desarrollo del archipiélago (FIDC, Falkland Islands Development Corporation), expresó que los derechos de pesca cobrados y otros recursos anexos explotados en las Islas Malvinas, permitieron durante l987 triplicar el presupuesto de ese archipiélago.

8-3-1988: Ante la inminencia del operativo “fire focus”, el Canciller Dante Caputo evalúa con el Presidente Alfonsín la posibilidad de una convocatoria al Consejo de Seguridad.

14-3-1988: Se puso en marcha el operativo “fire focus”, que implica el traslado de 800 efectivos por vía aérea a Malvinas para efectuar ejercicios militares. Concluyó dos días antes del 2 de abril.

2-6-1988: El Pte. Alfonsín, señaló ante el plenario de la asamblea especial de la ONU sobre desarme, que “la Argentina sostiene la necesidad de iniciar un diálogo amplio, con agenda abierta y sin precondiciones con Gran Bretaña sobre la disputa por las Islas Malvinas”. El gesto es dado en un momento en que se hablaba de la existencia de gestiones destinadas a eliminar barreras para un acercamiento de las partes a la posibilidad de restablecer algún tipo de negociaciones bilaterales.

9-6-1988: Tres meses después del operativo “fire focus”, Gran Bretaña anuncia a partir del 14-6-1988 el operativo “Purple Venture”, localizado en la Isla Ascensión. Argentina manifiesta que nada tiene que decir, pues no es zona de conflicto con Gran Bretaña.

1-11-1988: La Cámara Federal de la Capital condenó a doce años de reclusión y a destitución al general Leopoldo Fortunato Galtieri, al Almirante Jorge Isaac Anaya y al Brigadier General Basilio Lami Dozo. Además se absolvió a Mario Benjamin Menéndez, Omar Parada y al Vicealmirante Juan Jose Lombardo.

13-11-1988: Desde Nueva York, el Ministro Caputo, en su carácter de Presidente de la Asamblea General de ONU, expresó que espera mantener reuniones con el Jefe de la misión británica. La Argentina y Gran Bretaña están a las puertas del primer encuentro de alto nivel desde la Guerra de Malvinas.
-18-11-1988: Brasil presenta ante la ONU una propuesta en procura de una solución negociada a la crisis de Malvinas.

19-11-1988: La prensa internacional expresa el amplio apoyo obtenido por Argentina en la ONU, por el voto que aprobó la resolución sobre el tema Malvinas. El Times dijo: “Los votos que apoyaron a Maggie no son, precisamente, reconfortantes”.(Fuente: Anuario de Relaciones Internacionales, Año 1994)

Aquí finalizan los encuentros, reuniones, declaraciones realizados durante el gobierno del doctor Raúl Alfonsín, donde siempre se mantuvo presente el reclamo soberano de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y territorios circundantes. Con el cambio de gobierno, se modifica la estrategia sobre el sensible tema que analizamos.

Carlos Aira

Rio Grande, agosto 05, 2018

DM/GF/RG

Se el primero en comentar en "CUESTIÓN MALVINAS – HISTORIA DE UNA ENTREGA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*