CARLOS MELCONIAN. “CRÓNICA DE UN FINAL ANUNCIADO”

¿U o L? Melconian puso en duda el crecimiento en pleno 2019

El economista Carlos Melconian volvió a cargar las tintas contra el equipo económico que rodea al presidente Mauricio Macri, incluido el presidente del Banco Central Luis Caputo:“Sin día y sin hora, era crónica de un final anunciado. No sé cuánto va a valer el dólar la semana que viene, de la misma manera que no sabía cuándo explotaba la bomba de las LEBACs. Entonces, pasamos del papelón de poner las lebacs para sacárselas de encima y esto no es algo que dejaron Vanoli o Marcó del Pont. Esto lo dejó el mismo gobierno y terminamos en un baño de realismo, que es el acuerdo con el Fondo”.

Carlos Melconian.

El economista Carlos Melconian, quien integró el equipo económico de la campaña PRO 2015 y presidió el Banco Nación, se mostró muy preocupado pero a la vez realista sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Sin metas de inflación controladas, que alcanzan el 120% en los últimos tres años, con una tasa de interés que roza el 50%, destrozando la actividad productiva, el riesgo país casi en 700 puntos básicos y el tipo de cambio rumbo a los $31, no es para menos.

Sin día y sin hora, era crónica de un final anunciado. No sé cuánto va a valer el dólar la semana que viene, de la misma manera que no sabía cuándo explotaba la bomba de las LEBACs. Entonces, pasamos del papelón de poner las lebacs para sacárselas de encima y esto no es algo que dejaron Vanoli o Marcó del Pont. Esto lo dejó el mismo gobierno y terminamos en un baño de realismo, que es el acuerdo con el Fondo”, comenzó.

En una conferencia organizada por Balanz Capital, analizó el acuerdo con el FMI y lo que resta del año: “La plata del Fondo no es que no alcanza, está armado de tal manera para que Argentina deba volver al mercado. Cuando uno tiene toda la cuenta de lo que Argentina tiene que pagar contra los 50 mil millones del Fondo, no es que no alcanzó. Es que está hecho así porque el tema es tenés que volver al mercado y recuperar capacidad de pago. Esa es la cabeza del Fondo.

Y en la cabeza del presidente del Banco Central de Argentina está la idea de que hay que domar al dólar. Y ahí tenemos un choque entre el Fondo y el Banco Central.

A eso se suma la bimonetariedad de la economía porque la misma sociedad que te quiere ir para adelante es la que compra dólares”.

Una de las frases preocupantes tiene que ver sobre el repunte o descenso y estancamiento de la economía: “El Fondo tiene una receta, que es pechuguita con puré de calabaza y esperemos que no se transforme en pechuguita o puré de calabaza. Esto es, saber si discutimos la U o la L (sobre la economía y el repunte).

Yo creo que el acuerdo con el Fondo no es cumplible y hasta el Fondo sabe que no, pero quiere que esto salga bien por el populismo, que se fue con una mala imagen.

Entonces, está jugado con eso pero sabe que la meta inflacionaria no se va a cumplir porque dará 35% a hoy; el gasto fiscal es insostenible en el tiempo porque es imposible bajarlo de la manera que hay que hacerlo.

Está preocupado el Fondo porque anunció US$50 mil millones, puso US$15 mil millones, devaluamos, la tasa está 47%, vendiste US$20 mil mil lones y, sin embargo, el riesgo país no baja de 680/700“.

Ahora, el Gobierno y el FMI han puesto el foco en votar el Presupuesto, que es lo último para bajar el riesgo antes de ir al Plan ‘C’.

Entonces, es muy difícil explicarle al sector real que la tasa de interés no va a bajar porque primero hay que frenar la dolarización y el riesgo. Entonces, el sector real de la economía pero ellos son la larga enfermedad, mientras el sector financiero es el ataque al corazón.

El Plan C sería un parche que atienda la demanda cambiaria sin comprometer el salario real, los precios y el tipo de cambio efectivo. Eso, históricamente, fue devaluación con retenciones.

Esto no sería un ataque al campo, sino que debiera ser general. Una retención en US$60 mil millones genera ingresos del fisco, donde no debiera estar permitido que contra eso se pueda subir el gasto, pero bajaría la tensión del ajuste de $300 mil millones que tienen que hacer Nación y gobernadores.

¿Cuál es el mecanismo que puede bajar la demanda de cambio de dolarización de portfolios y darle un golpe mortal al turismo? Una devaluación, que para que no licúe al salario inmediatamente o no tenga un paso inmediato al precio de los bienes se la entorpece ‘morenistamente’ hablando con una retención”, se explayó.

 

Se el primero en comentar en "CARLOS MELCONIAN. “CRÓNICA DE UN FINAL ANUNCIADO”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*