UNA HISTORIA INTERMINABLE

Putin ¿podrá visitar la Argentina con el puerto de Ramallo en marcha? Macri acordó con Gazprombank cambiar al socio local y avanza el puerto de Ramallo.

Ya informé que, cuando Vladímir Putin visite la Argentina para la reunión del G20, será puesta en marcha la fábrica de construcción de vagones y locomotoras de la empresa TMH, de mayoría accionaria rusa, en Mechita (Provincia de Buenos Aires). Pero ¿Qué ocurre con un proyecto muy anterior, el puerto en Ramallo financiado por Gazprombank? Luego de intensas negociaciones habría quedado fuera del emprendimiento el socio local, Ponal Terminales Portuarias (PTP), propietaria de los terrenos donde los rusos querían levantar el puerto. Desde el gobierno de María Eugenia Vidal, que tiene a la firma el proyecto desde hace más de 7 meses, se insiste en que se utilizaría un predio en Ramallo que fue de Blairo Maggi, ministro de Agricultura del gobierno de Michel Temer, hoy de un grupo inmobiliario privado local. Deberá recordarse que PTP fue objeto de la ira de la diputada nacional Elisa Carrió, aunque ella nunca precisó sus denuncias contra la empresa que preside Guillermo Misiano. Entre tantos rumores no hay precisiones pero el siguiente contenido difundido por Radio Ramallo sería lo que sí se sabe en firme sobre un emprendimiento por el que Putin pidió personalmente a Mauricio Macri, y éste le prometió destrabar. Lo resolvió en la cumbre con Putin de los Brics. ¡¡¡Corren a PTP objetada por Carrió!!!

Ramallo en el mapa, para comprender su importancia estratégica.

Esto es lo que se conoce en firme sobre el demorado (injustamente, y por responsabilidad de una Argentina que precisa inversiones) proyecto portuario en Ramallo:

“Martes por la mañana. El sol del invierno propone una jornada templada en el norte de la provincia de Buenos Aires. En el camino desde Villa Ramallo a la ciudad de Ramallo el paisaje muestra el transito normal de cualquier día del mes de agosto. Quince minutos antes de las once este cronista de Reporte Semanal de Ramallo, está en la esquina de Colon y Avenida Belgrano. Casi no hay lugar para estacionar en las adyacencias de la Municipalidad.

El titular del Departamento Ejecutivo Municipal, Mauro Poletti invitó a este medio para conocer los detalles de la inversión que cambio de lugar pero se mantiene en pie más allá de la decisión del gobierno de la provincia de Buenos Aires de objetar el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial y enviarlo a Ramallo para que el concejo deliberante tome nota y lo envié a nuevamente a la provincia.

-¿Qué va a pasar con la inversión del Gazprombank?— le pregunto RSR hace un tiempo atrás al Intendente Poletti.

-Nosotros estamos trabajando en otras alternativas, entiendo que hay mucho interés del banco ruso de avanzar con un puerto en Ramallo.

Cinco minutos antes de las 11, tal como había sido cursada la invitación del Intendente Municipal, este cronista llegó al despacho. El saludo y la presentación con el personal de seguridad que estaba en la puerta y luego en el interior, los saludos de cortesía con las secretarías y en la sala de los presidentes, el Intendente recibe a RSR junto al representante de Gazprombank.

No hay una entrevista formal, sino una charla abierta y distendida.

Poletti hace la presentación de Mariano Kleimans, quien en cuestión de minutos lleva adelante un desarrollo claro y expeditivo del proyecto del puerto multipropósito en el norte de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en el partido de Ramallo.

El representante de la banca rusa que brinda servicios bancarios y de inversiones a 45.000 corporaciones y a 4 millones de clientes privado informó que buscan avanzar con la construcción de una terminal portuaria esperando la aprobación del Código de Ordenamiento Urbano y Territorial por parte del concejo deliberante y posteriormente la homologación del gobierno provincial.

El banco ruso Gazprombank proyecta desembolsar US$ 180 millones para la construcción del puerto, que significará la creación de 150 empleos directos –mínimo– y un movimiento económico anual de hasta US$ 40 millones en la zona.

La decisión de la compañía de avanzar con la iniciativa está focalizada en la aptitud portuaria que tiene el predio elegido ubicado entre Bunge y el arroyo Marconi y las proyecciones del sector agropecuario para los próximos años.

En una instancia posterior no descartan en invertir en cámaras y logística de frio para acompañar la creciente tendencia exportadora de carnes y frutas de los países vinculados a la hidrovía.

Mariano Kleimans, explicó que “este emprendimiento ayudará a bajar los costos logísticos y fortalecerá el norte de la provincia. Además permitirá dar lugar al crecimiento del comercio entre Argentina y Rusia”.

Kleimans habla claro sin vueltas ni términos complejos, da cuenta que un holding de empresas del agro nacional tienen un preacuerdo con el Gazprombank que financia el proyecto para la construcción del puerto.

No hay especulación con que el Estado Municipal les dé el lote. Este emprendimiento tiene previsto comprar por lo menos 75 hectáreas para construir el puerto multipropósito. Desde Rusia ven en la Argentina un país con fortalezas en el sector agroalimentario y con una perspectiva más que importante para los próximos años.

Kleimans además habló que septiembre es un mes clave para los inversores rusos ya que la decisión de Gazprombank de invertir en el país está firme pero en caso de no avanzar o no tener una definición con el Código en Ramallo analizan buscar un nuevo predio, quedando en el camino un proyecto que hoy y por las publicaciones que se fueron conociendo la provincia de Buenos Aires no opondría objeciones.”

·         Grupo André Maggi

Hay un dato en la historia reciente que para los memoriosos se remite al proyecto de la empresa brasileña Amaggi en el año 2013: “La inversión alcanza los 60 millones de dólares y contemplaría dos etapas de obra: la construcción del puerto con celdas de acopio de cereales y oleaginosas, y el montado de una planta de molienda para extraer aceites y harinas. Amaggi Argentina es la filial local del Grupo André Maggi, compañía brasileña que se ubica entre las líderes en producción, comercialización y procesamiento de soja en el país vecino y que maneja 210.000 hectáreas entre propias y arrendadas, posee tres plantas de crushing, emplea en forma directa a alrededor 3.000 personas y posee una flota fluvial propia” se informaba.

·         Santalla

“Tuvimos una reunión con los directivos de la firma en Argentina y con un representante de la casa matriz a los fines de interiorizarnos sobre el proyecto y ver de qué manera podemos colaborar para que esto sea factible”, afirmaba en el 2013 Ariel Santalla el por entonces Intendente.

El encuentro se desarrolló en el despacho del titular del Ejecutivo con la presencia de los presidentes de todos los bloques del Concejo Deliberante

·         Poletti

El recuerdo cercano llevó a consultarle al Intendente Poletti por la similitud del proyecto quien dijo: “el lote donde se va a desarrollar este emprendimiento es el lote donde se iba a instalar Amaggi, donde se hicieron audiencias públicas, donde se realizaron reuniones del Código de Ordenamiento con todas las instituciones de Ramallo y donde hay una Ordenanza de hace unos años atrás donde se declaraba ese sector para el uso industrial”.

·         Gazprombank

El Grupo Gazprom, el mayor de Rusia, de propiedad estatal, posee el 35% del paquete accionario del banco, y además, hay otro 11% en manos del estado ruso.

El proyecto en Ramallo funcionando a pleno significará la creación de 200 puestos de trabajo directo una vez culminado, y todo está planteado para que cuando la provincia homologue el código comiencen los trabajos previos necesarios.

El Puerto de Ramallo podrá operar 4 millones de toneladas, pero una vez alcanzada esa cifra, en realidad antes, cuando se supere el 65% de su capacidad instalada, comenzarán los trabajos de ampliación de la terminal.

Ahora en primer término deberán resolver los concejales un tema que vuelve a estar en la agenda local, y después será el gobierno provincial que definitivamente homologue y permita entre otras inversiones que Ivanar pueda comenzar a trabajar y sumar mano de obra local y que Cemento Avellaneda también se ponga en marcha generando 70 empleos directos que en tiempos como estos cotizan como gotas de agua en el desierto.

·  Macri acordó con Gazprombank cambiar al socio local y avanza el puerto de Ramallo.

Lo resolvió en la cumbre con Putin de los Brics. Corren a PTP objetada por Carrió.

Mauricio Macri logró en su paso por la última cumbre de los BRICS de Johannesburgo avances importantes para el avance del puerto de Ramallo, una obra de Gazprombank paralizada por la ¿burocracia? (o para colocar una empresa amiga) de la provincia de Buenos Aires.

En un mano a mano con Vladimir Putin y autoridades de Gazprombank, el mandatario acordó correr a la empresa Ponal Terminales Portuarias (PTP), propietaria de los terrenos donde los rusos querían levantar el puerto, y buscar otro socio local.

Según se pudo saber, ahora la mira está puesta en terrenos que pertenecían a Amaggi, una de las principales empresas de agronegocios de Brasil, ¿Qué esconde?

Gazprombank comenzó a hacer gestiones por un lote que supo pertenecer a Blairo Maggi, considerado el rey de la soja de Brasil y ahora ministro de Agricultura del gobierno de Michel Temer. Ahora, esos lotes pertenecen a un grupo inmobiliario privado con base en Argentina y del que no se conocen los nombres de sus dueños.

Pese al pedido de Putin a Macri, siguen trabadas las inversiones en el puerto de Ramallo.

Desde la banca rusa tienen avanzadas las negociaciones para la compra del lote que aseguran tienen mejores aptitudes que el que proponía PTP. La superficie de costa es del doble (unos 650 metros) lo que permite la construcción de dos muelles en lugar de uno. Además el lote inicial estaba ubicado sobre el recodo del río lo que significaba un problema con el sedimento que había que dragar en forma permanente. Este, explican fuentes que siguen a diario las negociaciones, se ubica en una zona del río donde el agua corre con fuerza por lo que la acumulación de sedimentos será menor.

Gazprombank espera desde diciembre de 2017 que el gobierno de la provincia y el intendente de Ramallo se pongan de acuerdo en una ordenanza que ratifique la rezonificación para que bajen las inversiones. El banco ruso proyecta, como ya se explicó aquí mismo y con anterioridad en este boletín del ICMISS,  desembolsar US$ 180 millones para la construcción del puerto, que significará la creación de 150 empleos directos y un movimiento económico anual de hasta US$ 40 millones en la zona.

Macri se enteró del problema en Rusia. ICIMISS contó que el presidente argentino quedó descolocado cuando el vicepresidente del poderoso Gazprombank le dijo que hace años que querían invertir en Argentina varios cientos de millones de dólares y no había manera de perforar la burocracia.

Desde Moscú, Macri envió a la administración bonaerense en un chat categórico con los que buscó acelerar los trámites, pero no bastó para que Vidal firmara el decreto de zonificación indispensable para detonar las inversiones portuarias.

Hay dos motivos por los cuales Vidal frena la millonaria inversión. Por un lado, en su equipo tienen miedo que la firma de una rezonificación, que necesariamente implica habilitar nuevos negocios, les implique un procesamiento judicial, como sucedió en casos recientes vinculados a inversiones en energía. Por otro lado aparece Lilita Carrió quien asegura que el grupo PTP y en particular su presidente, Guillermo Misiano, están vinculados a Aníbal Fernández.

Gazprombank a Macri: “Hace dos años que queremos invertir en Argentina y no nos dejan” 

En las últimas horas, y quizás jugándose sus últimas cartas, Misiano envió una nota de diez páginas al Concejo Deliberante de Ramallo en donde amenaza a los concejales como “responsables de los daños”. Es que el intendente Mauro Poletti suspendió el cobro del canon a PTP debido a observaciones del ministerio de Infraestructura bonaerense. En su texto, Misiano asegura que “la zonificación y administración de uso del suelo resulta ser una facultad propia de la municipalidad”.

Más adelante, considera que “el avasallamiento de facultades y detrimento del patrimonio que pudiera ejercer la Provincia, en ningún modo puede ser aceptado o permitido por ambos poderes municipales (Ejecutivo y Concejo)” y agrega que se ve obligado a accionar contra cada uno de los concejales.

Con el nuevo lote en la mira (incluido un pre acuerdo con los propietarios) Gazprombank dejó a un lado la sociedad informal con el grupo PTP de Misiano. Fuentes vinculadas a las negociaciones aseguran que la banca rusa nunca había definido una sociedad formal y que ni siquiera llegaron a formar una alianza societaria. La cuestión es que los requisitos de la banca rusa son tantos que sin el paquete de documentación definitivo no hay chances de avanzar en alianzas concretas.

En diálogo con este boletín, el presidente del grupo PTP aseguró que existen contratos vigentes entre la empresa y Gazprombank que, si bien tienen los plazos vencidos por las demoras del proyecto, siguen vigentes. Además destacó que la banca rusa no tiene representantes en el país.

Por estas horas en la banca rusa hay optimismo. No quieren estimar fechas pero entienden que no debería haber inconveniente para que el expediente avance y que provincia y municipio se pongan de acuerdo.

Mientras tanto, los encargados del proyecto buscan sumar a empresas agrícolas argentinas en calidad de socios plenos. Si bien no hay nombres propios, aseguran que se trata de empresas que por su volumen, no tienen espalda para tener un puerto propio, pero que están interesadas en sumarse a una iniciativa que los incluya.

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 20 de agosto de 2018

Se el primero en comentar en "UNA HISTORIA INTERMINABLE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*