TIPO DE CAMBIO – PREVISIONES – HORIZONTE COMPLICADO

 El real, la lira turca y la dudas sobre el financiamiento estacionaron al dólar en $32. Moody’s: “Modesta” recuperación de la economía en 2019 (con riesgo de más recesión). Dujovne, el “superministro” de la capa caída

2 subastas del BCRA y su intervención en el mercado a futuro no lograron frenar la cotización antes de cruzar el nuevo máximo histórico, que marcó el cierre en la mayoría de los bancos. La depreciación del real y la lira turca aportaron incertidumbre a un mercado que duda de la capacidad del Gobierno de conseguir financiamiento. La agencia calificadora cree que este año el PBI caerá un 1%, para rebotar en un 1% el que viene. Aunque observa que la prolongación de las altas tasa de interés atentarían contra la recuperación extendiendo la recesión incluso en 2019. En pocos días el ministro de Hacienda enviará al Congreso el proyecto de presupuesto del próximo año, con el precedente de que las previsiones sobre PBI, Inflación y tipo de cambio no se parecen ni un poco a la realidad. Dujovne sólo puede mostrar que fue efectivo en el ajuste, pero sigue fallando a la hora de generar confianza. ¿Lo seguirá sosteniendo Mauricio Macri?

https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2018/08/13/dolar-bomba.jpg

El dólar no se detiene en su marcha ascendente.

El dólar volvió a marcar nuevos máximos históricos este martes, presionado por la incertidumbre local y la depreciación del real brasileño y la lira turca. Se trató de otra jornada que demandó la intervención del Banco Central, que con 2 subastas y ventas en el mercado a futuro buscó moderar el alza.

En el mercado minorista, la cotización cruzó la barrera psicológica de los $32 en el Banco Nación -de referencia para contratos- aunque retrocedió sobre el final para cerrar en $31,90. No obstante, el promedio del BCRA arrojó un dólar a $32,055.

En tanto, en la plaza mayorista el dólar abrió a la baja pero con el correr de la jornada la demanda por cobertura dio vuelta la tendencia.

La persistencia de la suba hizo que el BCRA interviniera en el mercado de futuros, tras lo que anunció la primera subasta por US$300 millones. El resultado fue la adjudicación de US$100 millones a un precio promedio promedio de corte se ubicó en $31,2592, siendo el mínimo precio adjudicado de $31,2130.

La 2da licitación, por mismo monto ofrecido y adjudicado, cerró con un precio promedio de corte de $31,4365, siendo el mínimo precio de $31,4000.

En total, fueron US$200 millones los que se entregaron al mercado por esa vía.

La 2da subasta dejó al dólar mayorista en $31,32, pero la suba no se detuvo ahí, sino en los $31,35 (38 centavos más que en el cierre previo) con los que cerró.

“Las dos subastas realizadas por el BCRA y sus ventas en los plazos más cortos de los mercado de futuros no impidieron otro salto del dólar en el segmento mayorista”, remarcó Gustavo Quintana, de PR.

“Factores locales y renovado derrape del real brasileño continuaron justificando el avance del tipo de cambio en un escenario de relativa inestabilidad regional”, agregó.

En Brasil, la moneda local se depreciaba un 1,07% frente al dólar, y cotizaba en R$4,12, tras tocar los R$ 4,14. “La tregua en el mercado cambiario duró poco”, apuntó el diario Valor Económico. “La escalada de la divisa americana volvió a reflejar los vientos contrarios a los emergentes, que se intensifican por aquí debido a la cautela con la escena política”, agregó el portal de noticias económicas.

Por su parte, la lira turca volvía a caer en medio de su conflicto con USA. La moneda turca se ubicaba en torno a las 6,27 liras por dólar.

“El real y la lira turca vuelven a apuntar para arriba. Dinero sigue saliendo de Emergentes”, señaló el economista Miguel Boggiano. “Ni (el presidente del BCRAm Luis) Caputo, ni (el ministro de Hacienda, Nicolás) Dujovne ni (el presid ente, Mauricio) Macri pueden frenar esto. Estamos a merced del mercado que nos pasa juntas todas las facturas por no haber hecho los deberes”, apuntó a través de su cuenta en Twitter.

Por su parte, Federico Furiase, del estudio Eco Go, apuntó a las dudas que hay sobre el programa financiero del Gobierno para explicar la volatilidad en el mercado. “Si no anuncian que tienen los fondos para cerrar el programa financiero hasta 2019 sin asumir 100% de rolleo de Letes en dólares, el mercado va a seguir bajando el pulgar dado que ayer compró con la expectativa del anuncio del cierre del programa financiero”, señaló también vía redes sociales.

“Es la única incógnita del programa a despejar”, agregó Gabriel Caamaño, de consultora Ledesma.

En tanto, Martín Alfie, de consultora Radar, vio una contradicción en la estrategia del BCRA de subastar pero permitir que el tipo de cambio siga subiendo. “No sé entiende muy bien la estrategia de subastar y después dejarlo correr. O mostrás firmeza y defendés un valor con una política cambiaria consistente, o dejás que ajuste. Esta pérdida por goteo lo único que genera es que cada venta del BCRA sea dilapidar reservas”, señaló en un tuit.

· PREVISIONES: Moody’s: “Modesta” recuperación de la economía en 2019 (con riesgo de más recesión)

La agencia calificadora cree que este año el PBI caerá un 1%, para rebotar en un 1% el que viene. Aunque observa que la prolongación de las altas tasa de interés atentarían contra la recuperación extendiendo la recesión incluso en 2019.

https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2017/10/12/moodys.jpg

Moody’s destacó que su pronóstico de contracción de la economía “constrasta” con la previsión anterior que arrojaba que el PBI crecería un 3% este año.

La calificadora Moody’s prevé que la economía argentina caerá este año un 1% (en línea con lo que ya reconoce el Gobierno) y que la inflación finalizará en el 32%. En cuanto al próximo año, la agencia estima una recuperación “modesta” del 1% y una suba de precios en el orden del 22%, lo cual no concuerda con las previsiones oficiales (+1,5% en PBI, y una inflación en torno al 17%).

No obstante, las altas tasas de interés para contener la suba del dólar pueden atentar contra la recuperación, ya que debilitarán “aún más la economía, que se aproxima a una recesión que podría extenderse al próximo año”.

Moody’s destacó que su pronóstico de contracción de la economía “contrasta” con la previsión anterior que arrojaba que el PBI crecería un 3% este año.

“Esperamos que la economía se recupere sólo modestamente el próximo año, con el PBI expandiéndose solo 1%. Mientras tanto, creemos que la inflación llegará al 32% en el fin de 2018, antes de desacelerar al 22% a fines del próximo año”, agregó en su reporte presentado en forma de preguntas y respuestas.

Gersan Zurita, Senior Vice President de Moody’s, describió un escenario de “volatilidad” de la economía argentina caracterizada por la devaluación, el aumento de la inflación y la suba de tasas de interés hasta el 45% por parte del Banco Central, lo que calificó como una “medida agresiva”.

En cuanto a las “implicaciones crediticias” de la apreciación del tipo de cambio y la inflación, la agencia subrayó que la “devaluación aumenta la carga de la deuda en moneda extranjera del soberano, elevando la carga total de la deuda a más del 70% del PBI en 2019 desde alrededor del 50% en 2017”. Por su parte, “si la inflación aumenta más rápido que los salarios, a las personas les resultará más difícil realizar pagos de la deuda”, señala.

Sobre el impacto de la suba de la tasa en la necesidad de financiamiento, Moody’s asegura que “será más difícil para las personas y las empresas pedir prestado dinero”. “Como resultado, la muy alta tasa de referencia seguirá perjudicando a la economía, que comenzó a contraerse después de una fuerte devaluación y el alza de las tasas de interés en abril de 2018 redujeron la inversión y el consumo, erosionando las perspectivas comerciales para los bancos y otras empresas”.

Finalmente, Moody’s arriesga cuál podría ser el impacto en la economía de la causa de los cuadernos, en la que varias empresas constructoras se ven involucradas en el pago de coimas):

“(La) Inversión doméstica y extranjera en el sector de la construcción probablemente sufrirá durante la vida de la investigación de la corrupción, ya que la incertidumbre legal y el riesgo de reputación repelen a los inversores de hacer negocios con el sector. Menor inversión y producción en Argentina para la industria de la construcción, que representa alrededor del 5% del PBI, probablemente repercutirá en la economía, disminuyendo las perspectivas de crecimiento ya moderadas para este año y el próximo”.

· HORIZONTE COMPLICADO: Dujovne, el “superministro” de la capa caída

En pocos días el ministro de Hacienda enviará al Congreso el proyecto de presupuesto del próximo año, con el precedente de que las previsiones sobre PBI, Inflación y tipo de cambio no se parecen ni un poco a la realidad. Dujovne sólo puede mostrar que fue efectivo en el ajuste, pero sigue fallando a la hora de generar confianza. ¿Lo seguirá sosteniendo Mauricio Macri?

https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2018/08/15/02-dujovne-rgba23.jpg

Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda

El próximo 15/09 vence el plazo para que el Poder Ejecutivo envíe al Congreso el proyecto de Presupuesto para el 2019. Se tratará de un texto bisagra, ya que contendrá los lineamientos generales para el cumplimiento del acuerdo firmado entre el gobierno de Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por ese pacto, el organismo multilateral le concedió a la administración Cambiemos un crédito por US$50 mil millones, uno de los más trascendentales de la historia del FMI.

Se trata, en principio, de un presupuesto de ajuste el que el Gobierno deberá negociar con los gobernadores de las provincias, que -finalmente- son los que tienen la llave en el Senado para la aprobación del proyecto. La Casa Rosada está obsesionada con cumplir con la m eta fiscal que le prometió al FMI (-1,3%).

Pero esa meta será sólo uno de los pronósticos que incluirá el texto. El brief anticipatorio que se dio a conocer en julio expresaba que la inflación rondará el 17%, mientras que el crecimiento del PBI se estima en torno al 2%. Tal como reflejó aquella vez Urgente24, en esta oportunidad el proyecto no contendrá una estimación sobre la evolución del dólar, y sólo se afirmó que el tipo de cambio se determinará “libremente en el mercado”.

La ausencia de una previsión cambiaria es el resultado de la crisis que comenzó en abril y que aún no ha sido resuelta. De hecho, lo único que está claro en cuanto al dólar es que no terminará el año en un promedio de $19, como se había previsto en el proyecto de presupuesto para este año.

Pero tampoco se cumplirá el pronóstico de crecimiento del PBI, pautado en 3% (el Gobierno ya admite que será una caída del 1%), ni mucho menos de la meta de inflación, que en el presupuesto era del 10%, luego se corrigió al 15% y ahora directamente no hay una proyección pública del Palacio de Hacienda, aunque los privados la estiman en torno al 35%. Todo eso sin mencionar que por 3er año consecutivo se incumple la meta establecida en cuanto a la suba de precios.

Aquel presupuesto llevaba la firma del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tal como lo hará el próximo. Fue el mismo funcionario quien admitió que finalmente la economía se contraerá este año en contraste con su propia proyección del año pasado. Dujovne se escuda en los efectos de la sequía, que -es cierto- tuvo un fuerte impacto en la actividad, y la crisis cambiaria, que adjudica a los vaivenes de los países emergentes (aunque la Argentina sufrió más que el resto). Y, cómo no, ahora agita el impacto de los cuadernos (la megacausa de corrupción que involucra a empresarios) como uno de los motores de la recesión.

A Dujovne no le faltan argumentos a la hora de explicar el fracaso del programa económico del gobierno de Mauricio Macri para este año. Pero, de todos modos, no le alcanza con eso al ministro de Hacienda para generar confianza. Las dudas ahora surgen sobre la capacidad del Gobierno de conseguir financiamiento, opinaba Marina Dal Poggeto, directora de Eco Go y durante muchos años mano derecha de Miguel Bein. Dujovne lo sabe y lo reconoció en declaraciones ante medios de prensa extranjero. Esa incertidumbre apuntala la fuga hacia el dólar, que a su vez recalienta la inflación y condiciona las inversiones que necesitan de certeza sobre el tipo de cambio.

Dujovne sólo puede mostrar que fue efectivo en el ajuste (se sobrecumplirá la meta fiscal fijada en el presupuesto). Y para un Gobierno que sacralizó la reducción del déficit, ese no es un dato intranscendente, sino todo lo contrario. Además, el ministro de Hacienda cuenta con el aval de Marcos Peña, el influyente jefe de Gabinete. Mientras se mantenga ese respaldo, son pocos los que se animan a especular con que Mauricio Macri deje ir a su ministro, a quien entronizó como coordinador del “equipo económico” (“superministro”, lo llamaron) para ser el único interlocutor con el FMI.

En el corto plazo, siguen las malas noticias: el dólar no para de subir ya supera los 32,80 pesos por dólar americano, y se espera que en agosto la inflación llegue hasta el 4%, mientras la actividad sigue en caída. Todo tan lejos de la previsiones que Dujovne hizo el año pasado.

¿Incapacidad, incompetencia, falta de seriedad y expertiz?

Cabría preguntarse si no llegó la hora de que el Presidente Macri “oxigene el gabinete de ministros”, aunque más no sea que para darse y darle al país y a su gobierno una “tregua” ante el resto de la comunidad economicofinanciera mundial y ganar así por lo menos su llegada al 10 de diciembre de 2018… el 2019 está aún muy lejos para la administración Cambiemos.

Buenos Aires, 28 de agosto de 2018.

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado.

Se el primero en comentar en "TIPO DE CAMBIO – PREVISIONES – HORIZONTE COMPLICADO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*