PRESUPUESTO 2019 –IMPUESTAZO – AÚN SIN PRUEBAS TAPADERA

El Gobierno se contradice y quiere aumentar Ganancias a asalariados. La (insólita) búsqueda del dinero K: Ahora apuntan a una isla caribeña

El proyecto que el Poder Ejecutivo presentó al Congreso para el Presupuesto del año póximo prevé que el impuesto a las Ganancias se extienda para los empleados en relación de dependencia, tanto del Estado como de la actividad privada. También afectaría a algunos jubilados. Se trata de una vuelta atrás para Cambiemos que, durante la campaña electoral, alzó la bandera de reducción de este tributo (sobre todo para los asalariados). Son muchas las causas que enfrenta Cristina Fernández y ex funcionarios kirchneristas por corrupción, lavado de dinero y asociación ilícita. Pero el presunto dinero robado no aparece en ningún lado. Y sin pruebas, las causas se complican. Ya han llevado excavadoras a estancias de Lázaro Báez y a la vivienda de Milagro Sala. Además, han allanado propiedades de la ex presidente en busca de bóvedas. Sin embargo no han hallado nada. Y las investigaciones ya rozan lo cinematográfico. Ahora, trascendió que los investigadores apuntan a una maniobra a partir de la cual se trazaría una ruta que termina en la paradisíaca isla Curazao, ubicada en el Caribe. ¿¡Será más circo, o realmente encontrarán pruebas!?

Se trataría de un aumento para los trabajadores en relación de dependencia y jubilados. El objetivo del Ejecutivo es el de alcanzar el déficit cero el año próximo, como ya lo adelantaron. A través de esta medida, pretende recaudar unos $25.000 millones extra.

¿Cómo se aplicaría el aumento? El Gobierno busca eliminar exenciones en Ganancias (que fueron aprobadas en leyes nacionales, decretos, convenios colectivos de trabajo u otras convenciones). La medida afectaría a trabajadores y jubilados, que tendrían que pagar el tributo sobre todos los componentes del sueldo, incluidas las sumas no remunerativas.

Actualmente, no se paga el impuesto a las Ganancias sobre algunos componentes del sueldo, como extras por viáticos, guardería y otras sumas hasta ahora exentas. A partir de la reforma que propone el Ejecutivo, se comenzaría a cobrar el tributo también sobre estas compensaciones: gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional, desarraigo y cualquier otro de similar naturaleza.

Además, el proyecto establece que los conceptos bajo la denominación de beneficios sociales y/o vales de combustibles, extensión o autorización de uso de tarjetas de compra y/o crédito, vivienda, viajes de recreo o descanso, pago de gastos de educación del grupo familiar u otros conceptos similares, sean otorgados por el empleador o a través de terceros a favor de sus dependientes o empleados, se encuentren alcanzados por el impuesto a las Ganancias.

Sin embargo, no todos se rían afectados por la reforma: la exención se mantiene para los funcionarios del Poder Judicial.

El texto: El proyecto propone “derogar, con efecto a partir del 1º de enero de 2019, toda disposición (cualquiera sea su rango normativo) mediante la que (i) se establezca –directa o indirectamente– la exención total o parcial o la deducción de la materia imponible del Impuesto a las Ganancias, excepto las establecidas en la Ley del Impuesto a las Ganancias”.

El Presupuesto comenzará a ser debatido mañana (20/9), cuando el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, concurra a la Cámara de Diputados para defender el proyecto. Debe ser debatido por ambas cámaras antes de aprobarse.

·      AÚN SIN PRUEBAS: La (insólita) búsqueda del dinero K: Ahora apuntan a una isla caribeña

Son muchas las causas que enfrenta Cristina Fernández y ex funcionarios kirchneristas por corrupción, lavado de dinero y asociación ilícita. Pero el presunto dinero robado no aparece en ningún lado. Y sin pruebas, las causas se complican. Ya han llevado excavadoras a estancias de Lázaro Báez y a la vivienda de Milagro Sala. Además, han allanado propiedades de la ex presidente en busca de bóvedas. Sin embargo no han hallado nada. Y las investigaciones ya rozan lo cinematográfico. Ahora, trascendió que los investigadores apuntan a una maniobra a partir de la cual se trazaría una ruta que termina en la paradisíaca isla Curazao, ubicada en el Caribe. ¿Será más circo, o realmente encontrarán pruebas?

Según los investigadores, parte del ‘dinero K’ estaría en Curazao…jajajaaa

Las investigaciones relacionadas con la ‘Ruta del dinero K’ ya rozan lo cinematográfico. Sin embargo, no han encontrado ninguna prueba del presunto dinero robado. Ya han llevado excavadoras a estancias de Lázaro Báez y a un terreno lindero a la vivienda de Milagro Sala. Además, han allanado propiedades de la ex presidente Cristina Fernández en busca de bóvedas. Pero todas estas operaciones han fracasado.

“Podrán excavar toda la Patagonia argentina o donde mejor se les ocurra, que nunca van a encontrar nada con lo que involucrarme, porque jamás me apoderé de dinero ilícito alguno“, planteó ayer Cristina en un escrito presentado ante el juez Sebastián Casanello.

La última novedad en la investigación, según el portal Infobae, apunta a una presunta una maniobra a partir de la cual se trazaría una ruta que termina en la paradisíaca isla Curazao, ubicada en el Caribe. En esta maniobra estarían implicados el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, y el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli.

Siempre según la versión de Infobae, la punta del ovillo está en la financiera SGI, más conocida como “La Rosadita”, que tomó notoriedad a partir de las denuncias de Leonardo Fariña y Federico Elaskar. SGI fue adquirida por Helvetic Services Group, y uno de sus accionistas, Néstor Marcelo Ramos, se encuentra prófugo de la Justicia tras haber sido citado por Sebastián Casanello en la causa de la ruta del dinero K.

Del registro comercial se desprende que la sociedad Helvetic Services Group posee como representante legal en la Argentina a Javier Martín Vanella -sobrino de Néstor Ramos-, quien es a su vez director de Steeleaf Trading International Limited, una empresa que registró en diciembre de 2016 saldos en el Banco del Orinoco de Curazao por casi 15 millones de dólares. Casi la mitad del saldo provenía de la venta de bonos emitidos por el gobierno de Venezuela a través de una operatoria realizada por Mercantil Valores Agente de Valores S.A, cuyo director es Diego Marynberg.

Cabe destacar que a mediados de 2016, el Banco Central de Uruguay revocó la licencia para operar a Mercantil Valores Agente de Valores S.A. a causa de los laxos controles que llevaban a cabo en materia de prevención de lavado de activos. Y Steelaf Trading, inscripta en el Reino Unido, no habría registrado actividad comercial hasta comienzos de 2013, momento en que inició presuntas actividades de construcción en Venezuela.

La Justicia argentina busca determinar si la firma Steeleaf Trading podría haber sido constituida con el único fin de poder canalizar fondos millonarios a las cuentas del Banco del Orinoco a través de la simulación de operaciones comerciales inexistentes, instrumentadas con la venta de títulos públicos de Argentina y Venezuela.

Y ahí es donde entraría Kicillof. El ex ministro de Economía es amigo personal de Marynberg, director de Mercantil Valores y socio mayoritario de Latam Securities LLC, sociedad que compró –durante la gestión Kicillof- bonos que poseía el Banco Central de Argentina presidido por Vanoli. Esa transacción se habría realizado con información privilegiada filtrada por las autoridades.

Este presunto negociado con bonos no habría sido una excepción, según se desprende de la confesión del ex funcionario Claudio Uberti -que optó por hablar para mejorar su situación procesal- y dijo en la causa de ‘los cuadernos de las coimas’ que una transacción entre Néstor Kirchner y Venezuela que habría deparado ganancias ilícitas cercanas a los 50 millones de dólares.

Uberti confesó ante la Justicia que cuando Hugo Chávez hizo comprar 500 millones de dólares de título s de la deuda externa argentina en el 2007 se organizó primero una maniobra especulativa que dio “una ganancia de 100 millones de dólares“. Esa ganancia provino de usar las versiones sobre cuándo y cómo se iban a comprar los títulos para especular con su precio, señala la nota del súperoficialista Clarín.

La mitad de esa ganancia fue como comisión a bancos que intervinieron y “Néstor y Chávez se quedaron con 25 millones de dólares cada uno”, contó Uberti en su declaración ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio. Uberti precisó que luego esos 25 millones de dólares fueron traídos “en valijas” por vía aérea a Buenos Aires desde Caracas.  Pero según Infobae, ahora los investigadores no descartan que a través de la intermediación de “La Rosadita” se haya girado el dinero hacia otros destinos tales como Curazao, Uruguay o Suiza, escondido a través de la compra de títulos públicos.

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 20 de setiembre de 2018

Se el primero en comentar en "PRESUPUESTO 2019 –IMPUESTAZO – AÚN SIN PRUEBAS TAPADERA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*