WALTER GERRERO Y CARLOS ALBERTO DAMELIO Y LA DISCUSIÓN DE LOS FUTUROS SUBMARINOS PARA LA ARMADA ARGENTINA

Año 1966 Departamento Operaciones del ARA Santiago del Estero (S-12) Parados de Iz. a Der. CIOP  Sosa Oscar,  CISO Colase Divio, CISE Sanchez Danilo, CIRT Julio Gutierrez, CISE Sanchez Julio, CISO An ibaldi Nazareno. Sentados De Iz. a Der. CPSO Jose Manchinelli, SIET Higinio Diaz, CPOP Salvatierra Miguel, Tte de Navio Calandra Oscar, CPRT Romero Juan y CPRT Herrera Carlos .

Acerca de la publicación de Carlos Alberto Damelio se me ocurren algunas reflexiones, los más entendidos me dirán si estoy apuntando bien al tarro.

La publicación tuvo mucho debate y eso me pareció genial, yo también opiné para hacerlos renegar un poco, pero a fin de cuentas me pregunto si no hay más opciones, y de última es la Armada la que decide.

Confío de buena fe en la decisión de la Armada, espero que sea una decisión sabia y conveniente, el paso correcto se dio en la década del 80 con nuestros propios submarinos. En la compra de un submarino tiene que considerarse todo, no queremos una flota detenida como el ARA Heroína, por la falta de un repuesto. Si es un submarino Alemán, tiene que ser 100% Alemán, tampoco queremos submarinos desarmados como pasa con los aviones Súper Etendard, que nos venden misiles si Reino Unido quiere.

Hay que ver el resultado en otras armadas donde el submarino está operativo, tampoco sirve un submarino que vive en dique seco intentando reparar algo. Evaluar si nos conviene la tecnología AIP, en parte por lo dicho anteriormente, y además si daría resultado en nuestro mar, de esas tecnologías evaluar cuál es mejor. Nunca mencioné a los Gotland porque ignoro si Suecia los fabricaría para vender, pero son una opción muy confiable, lo demás ni idea, además dudo que nos veden cualquier compra de repuestos o armas.

Los costos operativos no son un detalle menor, ya que estamos los aviones (también suecos) Gripen son costosos pero con una hora de vuelo súper económica (creo que 5.000 a 6.000 dólares), mientras que otros pueden costar hasta 50.000 dólares la hora o más (caso de Chile y sus F-16, de 20.000 dólares la hora). Supongo que dicha evaluación también es aplicable a un submarino.

Y por último ya que mencionamos al vecino país, ellos compraron armas a USA, tomando el ejemplo de los aviones fue todo un protocolo, primero debe ser aceptado por el Departamento de Defensa de USA, naturalmente rebotaríamos. Luego empieza la venta a través de la FMS (es el programa de ventas extranjeras, o sea Foreign Military Sales), luego otra agencia hace la mediación, es la DSCA (Defence Security Cooperation Agency) La compra (y no sé si no fue un error por parte de nuestros vecinos) queda condicionada al uso que se haga del armamento, al extremo de que desliga de responsabilidad al país vendedor, y de garantías al comprador.

Eso significa que si desaprueban el uso que hacen del armamento, o el mantenimiento del mismo, etc., pueden confiscar el material bélico sin posibilidad de reclamo o reintegro, ídem si el país vendedor (USA) no cumple los plazos de entrega o alguna otra pauta, el país comprador no tiene derecho a reclamo.. Además imponen un control y seguimiento del armamento bélico, incluye un seguimiento satelital del mismo, y además deben pedir autorización a USA para su empleo (o sea que si atacan a otro país sin autorización se las verán con ese país).

Por eso es que la compra no debe pasar por sentimentalismos, debe tener en cuenta un sinfín de posibilidades, y en la discusión no sé si no podrían entrar los S-80, o también alguno de Rusia. En estos últimos me detengo y aclaro, la única ideología que me lleva a incluirlos entre las opciones es la conveniencia, no hay otra razón, aunque no se me ocurre cuál submarino puede ser. Por ejemplo la clase Amur tiene un precio maravillosamente económico y variable según la versión (toneladas de desplazamiento y otras opciones). Además cuenta con tecnología AIP, sistemas de balanceo electrónico, etc., lástima que no es apropiado para nosotros por su corto rango de 650 mn (1.200 Km). Además para ese país un rival natural es Reino Unido, no es de restringir venta de armamentos y menos lo hará siendo ese país nuestro rival.

Mi consideración está lejos de la política, y la política de Rusia está muy lejos de ser de mi agrado, aunque también la de USA, solamente veo la posible conveniencia.

Si alguien sugiere algún otro submarino que sea una buena opción entonces podemos charlar sobre esta, creo que son pocas opciones y muchas consideraciones para una compra, hay que analizar bien cada posibilidad.

Buenos Aires, 17 de setiembre de 2018

Facebook – Tripulantes de Submarinos Argentinos

Se el primero en comentar en "WALTER GERRERO Y CARLOS ALBERTO DAMELIO Y LA DISCUSIÓN DE LOS FUTUROS SUBMARINOS PARA LA ARMADA ARGENTINA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*