CONSEJO – EL BLOG DEL EXMINISTRO

Cavallo le propone a Macri negociar con Trump un “sistema bimonetario”. Cavallo analizó el impacto de la triple suba: dólar, tasa e inflación

Mucho se habló de la dolarización de la economía argentina, una idea que depende de dos cosas: la aprobación del Congreso de la Nación y la autorización del gobierno de los Estados Unidos. Días atrás, un asesor de Donald Trump aseguró que el Tesoro de USA estaba “profundamente involucrado” en la idea de atar el peso al dólar en lo que sería nueva convertibilidad. Pero el Departamento del Tesoro dijo que apoyaba el acuerdo argentino con el Fondo y no confirmó los dichos del asesor. Ahora, Domingo Cavallo retoma la idea y propone: “Sin dejar de cumplir con los compromisos asumidos con el FMI, para aumentar las chances de éxito del nuevo programa, el gobierno de Macri debe tratar de negociar bilateralmente con el gobierno de Trump un apoyo especial para organizar un sistema bi-monetari o que permita que los ahorros argentinos que insistan en dolarizarse, no necesiten fugarse del país”. Luego de recomendar a Mauricio Macri “negociar bilateralmente con el gobierno de (Donald) Trump un apoyo especial para organizar un sistema bi-monetario que permita que los ahorros argentinos que insistan en dolarizarse, no necesiten fugarse del país”, el exministro de Economía, Domingo Cavallo, volvió a la carga con otro comentario en el cual analiza el impacto de la triple suba: dólar, tasa de interés e inflación.

Domingo Cavallo plantea negociar con Trump un “sistema bi-monetario”

Tras la polémica por la dolarización de la economía o la instauración de un nuevo sistema de convertibilidad, este martes (2/10) el exministro de Economía, Domingo Cavallo, volvió a plantear la idea de implementar un “sistema bimonetario” para terminar con la crisis.

Cabe recordar que semanas atrás, en una entrevista con la cadena Fox, el director del Consejo Económico de la Casa Blanca Larry Kudlow, afirmó que el Tesoro de los Estados Unidos “está profundamente involucrado” en la discusión de atar el dólar al peso argentino. Y agregó: “tal como entendimos, la única salida para el dilema argentino es fijar el tipo de cambio, el peso se ata al dólar, pero no podés crear ni un sólo peso nuevo. No se crea dinero a menos que tengas una reserva de dólares detrás de él. Eso funcionó en los 90. Bajó la inflación y mantuvo la prosperidad. Eso es lo que necesitan hacer nuevamente. ¿Y sabés qué? Hay gente del Tesoro de EE.UU. metida en eso. Están en eso. Así que no pierdan las esperanzas en ese punto”.

Tras estas declaraciones, el Gobierno de Mauricio Macri negó cualquier negociación para volver a la convertibilidad -¿Cuándo el río suena esv que agua trae?-. Luego, el Departamento del Tesoro estadounidense dijo que apoyaba las negociaciones de la Argentina en el Fondo Monetario Internacional: “Apoyamos el continuo trabajo de Argentina con el FMI sobre las reformas monetarias y de política fiscal, incluida una política monetaria fuerte que baje la inflación y las tasas de interés y que restaure la confianza de la economía en el corto plazo”, dijo un portavoz del Tesoro citado por el diario oficialista Clarín.

Ahora, Domingo Cavallo retoma la idea del sistema bimonetario y aconseja al Gobierno nacional no detener la caída del dólar y crear un nuevo impuesto al turismo al exterior.

“Se pasó de un atraso, a un peligroso adelanto cambiario“, sostuvo en una nueva columna de opinión publicada en su blog. “Para reducir el riesgo de fracaso del nuevo acuerdo con el FMI, es fundamental que el gobierno no intente frenar la caída gradual del tipo de cambio real“, advirtió.

El exministro de Economía del menemismo y de Fernando De la Rúa, valoró que “el nuevo acuerdo con el FMI remueve el riesgo de cesación de pagos durante el año 2019. Esto, de por sí, es un gran logro. Pero no es suficiente como para evitar un costoso fracaso del programa“.

Pero alertó sobre la aceleración de la suba de precios: “La inflación se aceleró durante setiembre a un ritmo inédito desde el año 2003 y, si el precio del dólar sigue subiendo a pesar de la fuerte contracción monetaria que se ha anunciado, existe el peligro de que esta inflación se espiralice“.

Cavallo analizó las nuevas políticas monetarias y puso en duda si fortalecerán a la moneda local: “Las reglas de intervención (o mejor, de no intervención) en el mercado cambiario que se anunciaron, no ayudarán a que los ahorristas argentinos que tratan de proteger sus ahorros contra la desvalorización por inflación y devaluación, apuesten a la estabilidad del Peso“.

“Tampoco ayudará la persistente prédica de muchos economistas (incluidos algunos relacionados con el gobierno), en el sentido de evitar, de aquí en más, la apreciación real del Peso. Argumentan que la mejor estrategia de crecimiento es la que se basa en un tipo de cambio real tan alto como el alcanzado en setiembre, aun cuando para sostenerlo se necesiten permanentes devaluaciones del tipo de cambio nominal“, agregó.

El economista propuso aplicar un nuevo impuesto al turismo para frenar la salida de dólares de la Argentina: “Si el actual tipo de cambio es insuficiente para revertir el saldo de la cuenta de turismo, es mejor pensar en un impuesto al gasto turístico en el exterior que en más devaluación. Un impuesto al turismo en el exterior es menos distorsivo que el impuesto a las exportaciones“.

Y por último, sugirió instaurar un sistema bimonetario con ayuda de USA: “Sin dejar de cumplir con los compromisos asumidos con el FMI, para aumentar las chances de éxito del nuevo programa, el gobierno de Macri debe tratar de negociar bilateralmente con el gobierno de Trump un apoyo especial para organizar un sistema bi-monetario que permita que los ahorros argentinos que insistan en dolarizarse, no necesiten fugarse del país“.

·      EL BLOG DEL EXMINISTRO: Cavallo analizó el impacto de la triple suba: dólar, tasa e inflación

Luego de recomendar a Mauricio Macri “negociar bilateralmente con el gobierno de (Donald) Trump un apoyo especial para organizar un sistema bi-monetario que permita que los ahorros argentinos que insistan en dolarizarse, no necesiten fugarse del país”, el exministro de Economía, Domingo Cavallo, volvió a la carga con otro comentario en el cual analiza el impacto de la triple suba: dólar, tasa de interés e inflación.

El exministro de Economía Domingo Cavallo volvió a la carga con otro comentario económico en su blog, donde analiza los recientes cambios en la política monetaria y advierte en qué momento esa doctrina se vuelve “totalmente inefectiva”.

Bajo el título “La política monetaria en economías fuertemente dolarizadas y abiertas al movimiento de capitales”, Cavallo analizó el impacto de la triple suba: del dólar, de la tasa de interés y de la inflación.

A continuación, la columna completa que pubicó en su blog:

Gráfico de la publicación.

El efecto de la contracción monetaria, sea por control de un agregado monetario o control de la tasa de interés, en una economía comercialmente cerrada pero abierta al movimiento de capitales y fuertemente dolarizada como la nuestra, tiene poco que ver con la que predice la teoría monetarista para economías con un único dinero.

“No hay un efecto directo de la cantidad de dinero o de la tasa de interés sobre la tasa de inflación, sino que el eventual efecto se produce por una de dos vías (o por una combinación de las dos): la caída del tipo de cambio real (es decir, un menor aumento del precio del dólar que la tasa de inflación) o por una fuerte caída de la demanda interna en términos reales (es decir, una acentuación de la recesión en el mercado interno). Mientras menos caída en el tipo de cambio real se produzca, más será la caída de la demanda interna que resultará necesaria para producir el efecto deseado sobre la tasa de inflación.

“Por consiguiente, una vez que se ha producido una fuerte devaluación nominal y el consiguiente aumento exagerado del tipo de cam bio real, tratar de sostener ese nivel del tipo de cambio real a través de mini-devaluaciones del tipo de cambio nominal, en línea con la tasa de inflación, provocará una acentuación de la recesión en el mercado interno.

“Como puede observarse en el gráfico 3, después de la fuerte devaluación que siguió a la eliminación de los controles de cambio, hasta febrero de 2016, la inflación subió al ritmo del aumento del precio de dólar. Cuando al principio de marzo de 2016 el Banco Central decidió subir fuertemente la tasa de interés (es decir, decidió una vigorosa contracción monetaria dentro del esquema de metas de inflación), la tasa de inflación comenzó a bajar, sobre todo a partir de junio, pero lo hizo porque el precio del dólar bajó de 16 a 14 pesos en los tres meses siguientes.

“Luego, a pesar de que el tipo de cambio volvió a subir, siempre lo hizo menos de lo que aumentaban los prec ios. La tasa de inflación mensual se mantuvo fluctuando alrededor del 1,8% mensual, pero el precio del dólar estuvo permanentemente rezagado en relación al aumento de los precios de los bienes y servicios, es decir, el peso se estuvo apreciando en términos reales (y el tipo de cambio real se mantuvo por debajo del tipo de cambio de paridad del poder adquisitivo del dinero). Este efecto monetario sobre el tipo de cambio, producido por la entrada de capitales de corto plazo (atraídos por la diferencial entre la tasa interna de interés y el ritmo esperado de devaluación) es el que permitió que se reactivara la demanda interna y el PBI real creciera a tasas positivas.

“Pero cuando, a partir de mayo de 2018, se interrumpió la entrada de los capitales financieros de corto plazo y comenzó un período de fuerte fuga del ahorro local al exterior, el tipo de cambio nominal (y real) saltó como un resorte, provocando, al mismo tiempo, una fuerte rec esión del mercado interno y una aceleración de la inflación. Obviamente, en esta segunda etapa, la política monetaria se mostró totalmente inefectiva, a pesar de que el aumento de la tasa de interés fue muy marcado”.

 

Por Domingo Cavallo

Buenos Aires, 4 de octubre de 2018

Se el primero en comentar en "CONSEJO – EL BLOG DEL EXMINISTRO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*