GAUCHOS  DE GÜEMES

El Ejército de Güemes llegó a superar los 6000 hombres de los cuales sólo 900 integraban la tropa de línea (que cobraba sueldo). La gran mayoría eran milicias (gente que se armaba para la defensa durante una guerra) gauchas, lo que permite apreciar y valorar el patriotismo inclaudicable que las movilizaba, en inferioridad de recursos pero con superioridad moral y táctica.

El fervor de los gauchos era tan firme que pusieron al servicio de la Patria sus caballos, las armas que tenían y hasta la vida misma. Esto se aprecia por ejemplo en una carta de 1816 en que Güemes escribía al General Manuel Belgrano, quien se encontraba con su ejército inmovilizado en Tucumán:

“Crea Ud., mi amigo, que mi alma se estremece al verlos desnudos, hambrientos, y sufriendo el rigor de la campaña. Ya no tengo un peso que darles, ni cómo proporcionarlo, porque este pueblo es hoy un esqueleto descarnado sin giro ni comercio. (…) hacen tres días que ando solicitando dos mil pesos, bajo de una letra segura a entregarse en Buenos Aires, y no hallo quien los supla; (…); no sé ya qué arbitrio tocar, sólo el de la desesperación”.

La preocupante situación se evidencia en la respuesta de Belgrano:

“Amigo y compañero mío: Cómo me compadece la suerte de los infelices que están en la Vanguardia.

Estoy sin un medio, sin un recurso; temiéndome todos los días que los hombres se empiecen a desgranar y se vayan en bandadas a donde les den algo por el trabajo que tienen. Deseo a Ud. buena salud y constancia en sus trabajos para que salgamos bien con esta empresa (…) puede que la Providencia quiera apiadarse de nosotros algún día”.

Pese a ello y aplicando tácticas para desorientar y confundir con ataques sorpresivos, informaciones falsas y espionaje, la tropa al mando de Güemes superó a la realista.

El general Andrés García Camba, quien padeció –como otros- el constante hostigamiento de los patriotas, escribió en sus memorias que su ejército estaba en continuo estado de alarma y se quejaba amargamente del desgaste que le producían los enemigos.

Los combates por la Independencia se libraron en el territorio que abarca el extremo Sur de la actual Bolivia hasta el Sur de Salta y desde la zona de San Pedro de Atacama, hoy Chile, hasta Orán, en Salta.

Según Ricardo Rojas, en la Provincia de Salta hubo 76 combates protagonizados por tropas gauchas, que detuvieron a poderosos ejércitos invasores.

Según el profesor Luis Oscar Colmenares, el ejército con el que Güemes defendió a las Provincias Unidas:

“Llegó a tener 6610 hombres, entre los que había una pequeña fuerza de línea. De acuerdo a una lista del año 1818 se componía de Estado Mayor, artillería, caballería de línea (división de gauchos de línea) que ascendían a 667 plazas y Escuadrones de Gauchos con 5943 hombres. Los Escuadrones de gauchos no eran meras agrupaciones ocasionales de paisanos sino verdaderos cuerpos fijos y reglados de milicias, con fuero militar propio. Tenía servicio de maestranza, fábrica de pólvora y cartuchos, hospital y sastrería. Contaba, además, con Capellanes y varias divisiones corsarias con funciones parecidas a los modernos comandos”.

 

Por Jorge Oviedo

Se el primero en comentar en "GAUCHOS  DE GÜEMES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*