¿CONFLICTO EN PUERTA? ¡OTRA VEZ CHILE!

En Chile dicen que Argentina se “apropió” de sus glaciares

El gobierno de Sebastián Piñera protestó porque la Casa Rosada incluyó una zona de hielos continentales en disputa en mapas oficiales. La Argentina dice que se trata de una controversia saldada y que hace falta avanzar en la demarcación del terreno

Descripción: Descripción: https://www.cronista.com/__export/1539806290429/sites/diarioelcronista/img/2018/10/17/glaciares_argentos2_crop1539806290149.jpg_258117318.jpg

La buena sintonía entre los presidentes Mauricio Macri y Sebastián Piñera no evitó que un desentendimiento sobre los límites territoriales al sur de ambos países generara un contrapunto.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Chile protestó oficialmente ante el Gobierno argentino por considerar que el Inventario Nacional de Glaciares (ING), presentado en mayo de este año, incluye territorios que el país trasandino reclama como propios. La situación creció por su divulgación en la prensa trasandina.

En junio, un mes después de la presentación oficial del trabajo en la Casa Rosada con el jefe de gabinete, Marcos Peña; el secretario de Ambiente, Sergio Bergman, y los científicos del Conicet involucrados en el proyecto, Chile indicó que el registro cartográfico presenta los territorios del campo de hielo Patagónico Sur de un modo que no considera procedente.

La Argentina y Chile aún no llegaron a un acuerdo sobre la demarcación de la frontera en un vasto territorio de la provincia de Santa Cruz, donde abundan recursos naturales. Se trata de perímetro ubicado a los 49 grados de latitud sur, desde el cerro Fitz Roy y hasta el monte Murallón.

Según publicó el diario chileno El Mercurio, la subsecretaria de Relaciones Exteriores de Chile, Carolina Valdivia, participó esta semana una reunión secreta en la Cámara de Diputados de su país con legisladores de varios bloques que protestaron por los mapas argentinos, y con quiénes analizó acciones a tomar.

Descripción: Descripción: Imagen relacionada

Por este encuentro, este medio quiso contactar sin éxito al embajador de Chile en la Argentina, Sergio Urrejola, quien se trasladó a su país.

La Cancillería argentina lanzó un comunicado en el que resaltó que la publicación del Inventario “incluyó un aviso legal que indica que la inclusión de glaciares en la zona de Hielos Continentales no prejuzga sobre los trabajos de demarcación pendientes a cargo de la Comisión binacional de Límites binacional, según lo acordado en 1998”, a la vez que destacó el buen estado de las relaciones bilaterales.

Asimismo, el embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, fue consultado sobre presuntas incursiones militares en la zona no delimitada, a lo cual respondió que “las actividades de ejercicio habitual que hacen las fuerzas armadas y de seguridad argentinas están de acuerdo a los derechos que cada país tiene, sin incursionar en derechos ajenos y como se hace siempre informados al país vecino”.

La noticia del contrapunto comenzó a circular en el país este miércoles y algunos técnicos advertían que la zona de los hielos continentales en controversia “fue completamente delimitada”, quedando en claro qué parte corresponde a cada país, pero que aún hace falta “demarcar” la región, es decir, trazar la frontera en el mapa y sobre el terreno.

Cancillería Chile 🇨🇱‏Cuenta verificada @Minrel_Chile

 

Descripción: Descripción: https://pbs.twimg.com/media/DppXiANXUAIfC69.jpg

10:30 – 16 oct. 2018

Gobierno de Chile, Segegob, Pasos Fronterizos y 7 más

Los glaciares constituyen reservas de agua fundamentales para el desarrollo, las actividades productivas, los ecosistemas y la biodiversidad en el árido oeste cordillerano; además, son atractivos turísticos característicos del patrimonio natural y uno de los mejores laboratorios naturales para comprender el cambio climático.

· Para Entender el conflicto

El Acuerdo

En este mapa se muestra la sección A y B del acuerdo.

El 16 de diciembre de 1998 se firmó el Acuerdo para precisar el recorrido del límite desde el Monte Fitz Roy hasta el Cerro Daudet para reemplazar la poligonal propuesta. El acuerdo mantiene lo firmado en el Tratado de 1881, altas cumbres que dividen aguas y se respeta la divisoria continental de aguas, excepto en algunos sectores en donde se trazan rectas. También se mantiene el acceso para Chile al monte Fitz Roy, y para la Argentina al monte Stokes.

El territorio alcanzado por el Acuerdo se divide en dos sectores:

· Sección A: desde el cerro Murallón hasta el cerro Daudet. La línea del límite queda determinada de la siguiente manera: partiendo desde el Cerro Murallón la línea sigue la divisoria de aguas que pasa por los cerros Torino Este, Bertrand-Agassiz Norte, Agassiz Sur, Bolados, Onelli Central, Spegazzini Norte y Spegazzini Sur. Luego la línea prosigue mediante segmentos de recta que unen, sucesivamente, los puntos señalados con las letras A, B, C, D, E, F, G, H, I y J. Entre J y K sigue la divisoria de aguas, luego por rectas uniendo los puntos L y M. Continúa por la divisoria de aguas hasta N, desde donde continúa por la divisoria de aguas por los cerros Pietrobelli, Gardener, Cacique Casimiro y el punto Ñ. Luego por una recta alcanza el punto O y por otra recta llega al cerro Teniente Feilberg, sigue por la divisoria de aguas hasta el punto P, desde donde mediante segmentos de recta alcanza el punto Q, el Cerro Stokes, los puntos R, S, T y el Cerro Daudet, donde termina su recorrido.3​

· Sección B: desde la cumbre del Monte Fitz Roy hasta el Cerro Murallón. Desde la cumbre del Monte Fitz Roy la línea descenderá por la divisoria de aguas hasta un punto de coordenadas X=4.541.630 Y=1.424.600. De allí proseguirá en línea recta hasta un punto situado en coordenadas X=4.540.950 Y=1.421.200. Luego la línea seguirá por el paralelo del lugar hacia el Occidente y será trazada de acuerdo al Protocolo sobre Reposición y Colocación de Hitos en la Frontera Chileno-Argentina del 16 de abril de 1941 y en el Plan de Trabajos y Disposiciones Generales que rige a la Comisión Mixta de Límites Chile-Argentina.

En el área determinada entre los paralelos de Latitud Sur 49º10’00” y 49º47’30” y los meridianos de Longitud Oeste 73º38’00” y 72º59’00”, la Comisión Mixta de Límites Chile-Argentina deberá confeccionar una carta a escala 1:50.000 para poder demarcar el límite, en ese sector no se aplicará el Protocolo Específico Adicional sobre Recursos Hídricos Compartidos del 2 de agosto de 1991.4​ Ese sector corresponde a un territorio rectangular que va desde pocos kilómetros al norte de la cumbre del monte Fitz Roy hasta el cerro Murallón, en el que existe un área sin demarcación de límites. Dentro del cual, sin embargo, el propio acuerdo demarcó el límite desde el Fitz Roy hasta algunos kilómetros al sudoeste (punto B), y desde el mismo monte hacia el norte fue demarcado por medio del laudo arbitral de laguna del Desierto de 1994.

Se acordó que todas las aguas que fluyen hacia y desaguan por el río Santa Cruz serán consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República Argentina. Asimismo, serán consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República de Chile las aguas que fluyen hacia los fiordos oceánicos, comprometiéndose cada Parte a no alterar, en cantidad y calidad, los recursos hídricos exclusivos que corresponden a la otra Parte.5​

Descripción: Descripción: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/17/L%C3%ADmites_Campo_de_Hielo_Patag%C3%B3nico_Sur_antes_de_1994.svg/300px-L%C3%ADmites_Campo_de_Hielo_Patag%C3%B3nico_Sur_antes_de_1994.svg.png

· Demarcación tras el acuerdo de 1998
Zona limítrofe no demarcada

Diferencia entre las cartografías oficiales de ambos países

Límite del Campo de hielo Patagónico Sur mostrado en la cartografía oficial chilena. Se muestra el límite acordado en el Acuerdo de 1998 y se especifica el área pendiente.

Límite del Campo de Hielo Patagónico Sur mostrado en la cartografía oficial actual argentina. No aplica nada de lo establecido en 1998 por ambos países.

Límites del Campos de hielo Patagónico Sur según la cartografía oficial chilena anterior a 1994.

La Comisión Mixta de Límites que fue encargada por el Acuerdo para realizar los estudios geográficos y confeccionar la carta a escala 1:50 000, requisito imprescindible para llevar a cabo la demarcación en el terreno, no se había conformado aún al 30 de agosto de 2006. En esa fecha las cancillerías de ambos países emitieron comunicados, expresando el comunicado de la Cancillería argentina:6​

Ante las manifestaciones vertidas en un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno en el día de hoy relacionado con el “Acuerdo entre la República Argentina y la República de Chile para precisar el recorrido del límite desde Monte Fitz Roy hasta el cerro Daudet” del 16 de diciembre de 1998, la Cancillería argentina toma nota del interés de Chile en dar cumplimiento al referido Acuerdo y recuerda la invitación cursada por la Comisión argentina de límites a su par chilena por carta remitida el 27 de febrero de 2006 para demarcar el límite cuyo recorrido se precisa íntegramente en ese instrumento.

No habiéndose hasta la fecha recibido respuesta por parte de Chile a la citada invitación, esta Cancillería ha cursado instrucciones a la Comisión argentina de Límites Internacionales para que reitere a su contraparte la necesidad de comenzar los trabajos de demarcación lo antes posible y proponga la puesta en marcha de las primeras tareas necesarias para ello.

El cruce de comunicados se había producido a causa de la queja del gobierno de Chile respecto al no uso en mapas de la Secretaría de Turismo de Argentina del rectángulo del área no demarcada.7​ El 24 de agosto de 2006 el subsecretario de turismo argentino expresó que los mapas que utilizaba el sitio web de la Secretaría de Turismo eran de carácter oficial porque estaban aprobados por el Instituto Geográfico Nacional de Argentina.8​

En los mapas editados en la Argentina, hasta la actualidad, se continua mostrando la región sin el rectángulo blanco, como puede verse en un mapa de Santa Cruz en un sitio web de un organismo oficial argentino.9​ Mientras que en los mapas chilenos oficiales y la mayoría de turísticos, se muestra el rectángulo y se aclara que el Límite no está demarcado de acuerdo al tratado de 1998.10​

Informes periodísticos indican que el 8 de enero de 2008 comenzaron a realizarse vuelos diarios en helicópteros del Ejército Argentino, basados en El Chaltén, con personal del Instituto Geográfico Nacional para realizar los estudios geográficos necesarios para levantar el mapa prescrito en el Acuerdo.11​ Los informes indican que personal chileno actuaba como veedor, mientras que el Ejército de Chile realizaba tareas similares en otros sectores.12​

Descripción: Descripción: C:\Users\Marcelino\Pictures\320px-Límites_Campos_de_Hielo_Patagónico_Sur_según_el_Acuerdo_de_1998_(en_uso_en_la_cartografía_oficial_chilena_actual).svg.png

Plano 1 Plano 2 Plano 3

1. Límite del Campo de hielo Patagónico Sur mostrado en la cartografía oficial chilena. Se muestra el límite acordado en el Acuerdo de 1998 y se especifica el área pendiente.

2. Límite del Campo de Hielo Patagónico Sur mostrado en la cartografía oficial actual argentina. No aplica nada de lo establecido en 1998 por ambos países.

3. Límites del Campos de hielo Patagónico Sur según la cartografía oficial chilena anterior a 1994.

En una nota a la cancillería argentina, Chile cuestionó la fijación unilateral de los límites en los hielos continentales cuya traza todavía no fue ejecutada por expertos de ambos Estados.

Descripción: Descripción: Los Hielos Continentales o el Campo de Hielo Sur todavía esperan la traza limítrofe entre Argentina y Chile

Los Hielos Continentales o el Campo de Hielo Sur todavía esperan la traza limítrofe entre Argentina y Chile

La cancillería chilena presentó una queja formal mediante una nota dirigida al Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina por la publicación inconsulta del Inventario Nacional de Glaciares (ING) en el que se incluyó como parte del territorio argentino un área de los hielos continentales pendiente de demarcación limítrofe.

El punto de controversia se sitúa en el Campo de Hielo Sur, según la denominación chilena, o en los hielos continentales, como se los conocen aquí, cuya traza desde el Monte Fitz Roy, en la provincia de Santa Cruz, hasta el cerro Daudet, en Chile, no ha sido todavía consensuada en el terreno por expertos de ambos países.

Se trata de una gran extensión de masa glaciar—reservorio estratégico de agua dulce—de unos 200 km de largo cuyos límites fronterizos fueron encomendados a una comisión mixta y binacional, según lo acordado en 1998, durante las presidencias de Carlos Saúl Menem y Eduardo Frei que lograron zanjar el viejo conflicto limítrofe.

Esa demarcación, no obstante, se encuentra desde entonces en proceso de ejecución y supone expediciones binacionales de alta complejidad en ese vasto e inhóspito ecosistema glaciar.

Sin embargo, la queja chilena por la publicación del ING se formalizó. Fue enviada en junio pasado por la Dirección de Asuntos Jurídicos de la cancillería trasandina. Aunque recién trascendió en las últimas horas a raíz de la fuerte polémica generada en Chile.

Publicado el 15 de mayo pasado por el gobierno argentino que consideró un hito el relevamiento de cada uno de los 16.968 glaciares argentinos—una superficie total de 8.484 km2 de reserva de agua dulce en estado sólido—, la confección del ING era una deuda pendiente para el ordenamiento jurídico. Su difusión estaba contemplada en la ley 26.639 de Régimen de Preservación de Glaciares para delimitar políticas públicas medioambientales y, especialmente, para restringir la industria minera en los cuerpos de hielo y en el ambiente periglaciar.

:

Descripción: Descripción: Parte del gabinete durante la presentación del Inventario Nacional de Glaciares en mayo pasado.

Parte del gabinete durante la presentación del Inventario Nacional de Glaciares en mayo pasado.

 

Medios de prensa trasandinos examinaron el ING contraponiendo mapas argentinos y chilenos de distintas escalas. Bajo esa distorsión, le atribuyeron a la Argentina una superposición territorial o un avance sobre los campos de hielo que le corresponderían a Chile. Esa fue una de las aristas de la controversia que rápidamente escaló en la opinión pública acicateadas también por expresiones de políticos chilenos.

Pero lo que causó real malestar del otro lado de la cordillera fue que para la confección del ING, un relevamiento pormenorizado y titánico, de ocho años de duración, encargado al Instituto Nacional de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), dependiente del CONICET, los científicos se valieran de cartografía previa al acuerdo suscripto entre ambos países. Eso dio origen a todo tipo de suspicacias.

“En relación a la zona de Campo de Hielo Sur, y la forma en que ésta es representada en el Inventario Nacional de Glaciares de Argentina, el Gobierno de Chile desea aclarar que, según se desprende de las fuentes de dicho Inventario, éste se ha basado en cartografía interna de Argentina previa al Acuerdo entre la República de Chile y la República Argentina para precisar el recorrido del límite desde el Monte Fitz Roy hasta el Cerro Daudet de 1998”, puntualizó a la prensa de su país la directora de Asuntos Jurídicos de la Cancillería chilena, Mariana Durney.

La funcionaria a su vez dejó asentado que el Inventario Nacional de Glaciares no respeta “la base de los trabajos conjuntos que ambos países hemos venido llevando a cabo en relación al acuerdo de 1998”. Pero enseguida se hizo eco de la respuesta: “Argentina ha transmitido que utiliza esta representación cartográfica mientras no se complete la cartografía oficial mixta, sobre la base del trabajo de la Comisión Mixta de Límites”, señaló al bajarle decibeles a la polémica.

Destacó la excelente relación bilateral e hizo un llamado a abordar este tipo de temas con “altura y responsabilidad por parte de todos los actores”.

· “Acto de provocación”

Pese a ello, el conflicto continuó escalando. Según la prensa trasandina, el tema fue debatido en una reunión secreta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile y se exigió una carta de protesta. El senador Francisco Chachuán dijo que no era la primera vez que un hecho de esa naturaleza se suscitaba. “Ya había ocurrido algo similar con un sello postal argentino, con los deslindes del territorio antártico donde se superponían con el territorio antártico chileno. Y este es un segundo elemento, en términos de generar este primer inventario de glaciares, incorporando hielos en una zona aún no delimitada”, objetó.

El glaciólogo chileno Gonzalo Barcaza, autor del Inventario de Glaciares de ese país tildó el hecho de “problema grave porque distorsiona el área glaciarizada de los Andes Patagónicos” chilenos. Pero el intendente de Villa O´Higgins, de la región de Aysén, Roberto Recabal, fue mucho más allá: tildó la publicación del ING como “un acto de provocación”.

Descripción: Descripción: Resultado de imagen para Glaciares disputados con Chile

Resultado de imagen para Glaciares disputados con Chile

“Creo que a nuestros vecinos se les pasó la raya con el mapa—dijo Recabal—. Nosotros siempre hemos sido entreguistas con nuestros vecinos argentinos y eso hay que reconocerlo. Hay abandono de fronteras. En vez de tener más presencia, tenemos cada día menos presencia. Nuestros vecinos argentinos venden al mundo los Campos de Hielo Sur como que es de ellos”, fustigó.

Ante consultas periodísticas, ya el año pasado fuentes de la Cancillería habían manifestado su negativa a publicar el inventario completo hasta tanto no se consensuaran los límites fronterizos con técnicos y peritos de campo de ambos países. Sin decirlo explícitamente, preveían este tipo de controversias.

Ayer la cancillería argentina debió emitir un comunicado en el que reconoce la utilización de cartografía previa al acuerdo de 1998 para el ING. Pero alerta que ese uso no significa “poner en duda la validez del entendimiento bilateral” en materia limítrofe.

Y aclaró: “Es importante resaltar que en la publicación del Inventario de Glaciares presentado se incluyó un aviso legal que indica que la inclusión de glaciares en la zona de hielos continentales no prejuzga sobre los trabajos de demarcación pendientes a cargo de la Comisión de Límites binacionales”.

Referencias

3. Anexo 1 – Coordenadas

4. Anexo 2 – Mapa

5. Acuerdo en el sitio oficial chileno Difrol – Archivado el 31 de mayo de 2016 en la Wayback Machine.

6. COMUNICADO DE PRENSA: SITUACIÓN CON CHILE ACERCA DE LOS MAPAS

7. Emol. Subsecretario argentino de turismo dice que mapa de Campos de Hielo es oficial

8. (1) Hielos Continentales. ¿Una cuestión de límites o de demarcación? Por Susana Gallardo
9. Mapa de Santa Cruz en un organismo oficial argentino.

10. Mapa turístico de la Región de Magallanes y Antártica Chilena

11. [2]

12. Especialistas de Argentina y Chile trabajan en la cartografía del hielo continental

Fuentes: El Cronista por Ezequiel M. Chabay – Infobae por Loreley Gaffoglio

Buenos Aires, 18 de octubre de 2018

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1 Comment on "¿CONFLICTO EN PUERTA? ¡OTRA VEZ CHILE!"

  1. LA ESTRATEGIA, es decir, “el destino manifiesto” de los chilenos, es ocupar (“recuperar”, dicen ellos) la Patagonia. La táctica es avanzar de a poco. Piden el traje, en este caso los glaciares, y si obtienen el chaleco,o sea, un pedazo de hielo, se dan por satisfechos. Así han hecho siempre estos ladinos. Hay que frenarlos pero, atención, que tienen unas FFAA muy poderosas y nosotros las hemos desmantelado, por el curro de los DDHH.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*