ENTREVISTA A DANIEL ROSATO IPA – PYMES INDUSTRIALES PIDEN VER A SICA

“Necesitamos financiamiento para reactivar la actividad y cuidar el mercado laboral”

“En la actualidad, las Pymes afrontan una tasa de interés que ronda el 80% y que hace imposible producir”: Reclamo Pyme que crece a las autoridades nacionales que agobian con una estanflación que ya es depresión. “En este escenario sombrío es imprescindible poner luz”, agrega un líder del sector que ha solicitado una entrevista al ministro Dante Sica.

“Hay una caída del consumo pero no estamos viendo una crisis social grande”, aseguró Dante Sica. Las Pymes quieren hablar con él.

Las Pymes industriales atravesamos momentos de profunda preocupación. Los altos costos en los insumos, la caída del mercado interno, la falta de competitividad para poder salir al mundo y las altas tasas para financiar la actividad son algunos de los escollos que encontramos día a día, y que ponen en duda la viabilidad de producir en el país. Encontrar soluciones inteligentes y creativas es parte del diálogo que tanto necesitamos los argentinos.

Desde el IPA hemos redoblado nuestros esfuerzos y pusimos a disposición del Gobierno nuestro diálogo permanente y franco, además de una larga lista de propuestas para ayudar con una mirada industrialista a la salida de una crisis, que ya afectó a miles de empleados y de fábricas. Esperamos, como sucedió en otros países que visitamos en donde funcionarios de primera línea se sentaron en una mesa conjunta para conocer nuestras opiniones, que el Ejecutivo nacional dé muestras de su buen vínculo con todos los sectores. Hemos remitido un pedido de audiencia con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y confiamos en su buena predisposición para el encuentro.

Una de las propuestas que hemos realizado en reuniones con algunos funcionarios fue la implementación de una tasa subsidiada al 20%, destinada a la compra de insumos y el pago de salarios, específicamente. Esta baja en los costos financieros de la producción generará una reactivación del sector ya que si volvemos a producir podremos pagar salarios y la energía, entre otras inversiones diarias, lo que implica pagar más impuestos, y de esa manera ayudar al Estado a bajar el déficit fiscal.

Si se aplica una medida en esta línea permitirá hacer más previsible los negocios y reactivar el mercado interno, que es lo urgente para revertir la situación. Y para que no haya especulación, el beneficio de la tasa subsidiada debe estar destinado de manera concreta al pago de salarios, de insumos y de la energía. De esta manera podremos sostener los puestos de trabajo.

En la actualidad, las Pymes afrontan una tasa de interés que ronda el 80% y que hace imposible producir, porque significa un mayor costo de financiamiento que encarece la producción y hace inviable la competitividad. Por este motivo, una Pyme se tiene que financiar en un banco y tiene un costo que debe trasladar a precios, lo que significa sumar inflación.

La ecuación es simple: a mayor tasa de interés, mayor inflación. Sucede que toda la industria no sólo soporta la carga impositiva sino también la presión de los precios que están atados al dólar, que si bien ahora bajó, generó incrementos que no se contrajeron con la rebaja de la moneda estadounidense.

De hecho, la devaluación podría haber sido una salida positiva a nuestros problemas de déficits comerciales si es que se aplicaba con un plan para fortalecer las exportaciones. Sin embargo, el cambio en los números negativos de la balanza comercial se explicó por la retracción del mercado interno, que derrumbó ventas e hizo innecesaria la lluvia de importaciones, pero también dejó en números rojos a las ventas al exterior, según confirmó el propio INdEC.

Era lógico encontrarnos con escenario de gran complejidad para el comercio exterior porque los problemas que ya sufrían las exportaciones se han agravado debido a que las medidas que aplicó el Gobierno con las retenciones del 8% con la quita de los reintegros, y la caída del dólar de $42 a $37, generó otra retracción que hace que la Pyme, en coincidencia con las tasas altas, se quedaran fuera de competitividad para poder exportar.

En este escenario sombrío es imprescindible poner luz. Desde el IPA estamos dispuestos a compartir nuestras ideas en el marco de un diálogo al que valoramos positivo siempre que todas las partes involucradas estén dispuestas a participar. Es con ideas y esfuerzo que se logran los objetivos, y está claro que nuestra entidad está comprometida con ambos objetivos.

Son nuestros socios, que generan producción y dan empleo, los que certifican que el valor del trabajo está por encima de las especulaciones financieras, y por eso abren día a día los portones de sus fábricas a la espera de señales y medidas concretas que muestren el camino hacia la salida del túnel. Los industriales demostramos que estamos dispuestos a trabajar incansablemente. Esperamos encontrarnos con el Gobierno en el mismo camino.

 

Por DANIEL ROSATO

Se el primero en comentar en "ENTREVISTA A DANIEL ROSATO IPA – PYMES INDUSTRIALES PIDEN VER A SICA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*