PRESUPUESTO 2019 – 138 A 103 Y 8 ABSTENCIONES

Macri ya puede presentar al FMI el Presupuesto 2019 medio aprobado

Nada paró al oficialismo, ni los incidentes adentro o afuera del Congreso de la Nación: el colectivo Cambiemos demostró que tenía los votos asegurados para aprobar la media sanción del Presupuesto de 2019. Al final de una extensa sesión cumplió con el plan aún cuando el Presupuesto 2019 resulte una ficción de difícil cumplimiento. La clave fue el apoyo de buena parte del interbloque peronista Argentina Federal.

Nicolás Massot (PRO) y Daniel Filmus (FpV) protagonizaron un grotesco incidente en plena Cámara de Diputados. Foto: web

Fue un día movido. Sin embargo, eso no paró el debate y el oficialismo está cada vez más cerca de lograr la media sanción por el Presupuesto del año próximo. 18 horas después, el interbloque sorteó con éxito una sesión accidentada que peligró durante la tarde y logró aprobar el proyecto con 138 votos positivos, 103 negativos y 8 abstenciones. Los votos que faltaban los aportó el interbloque peronista Argentina Federal: diputados de los gobernadores del PJ que firmaron el Consenso Fiscal 2018.

A Cambiemos le costó conseguir el quórum: la sesión inició a las 11:35 con 129 diputados, el número justo. Por el oficialismo faltaron Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto; y el fueguino Gastón Roma , ambos del Pro.

El quorum lo dieron los 13 diputados de Argentina Federal; el bloque Evolución Radical de Martín Lousteau; 3 monobloques; y Unidad Justicialista, de los hermanos Rodríguez Saá. Alberto, gobernador de San Luis, quien dijo estar “decepcionado” de sus legisladores.

Un dato no menor fue que 40 diputados oficialistas renunciaron a hablar para ir directo a la votación a las 5:50 del jueves 25/10. Cerró Mario Negri, jefe del interbloque.

Ahora deberá votarse en el Senado antes de la reunión del G20, prevista para la 2da. quincena de noviembre.

Debe recordarse que Diputados aprobó sin conocer la letra chica del acuerdo con el FMI, que se aprobará el viernes 26/10 en Washington DC.

El momento de mayor tensión durante el debate, no solo se vivió en la calle con disturbios, enfrentamiento con los organismos de seguridad, personas detenidas y destrozos en los alrededores del Congreso, sino que también dentro del recinto casi se van “a las piñas” y es allí donde el Gobierno consideró por un momento que la media sanción se alejaba de sus manos.

Cuando hablaba el 3er. orador -el radical Luis Pastori-, un grupo de diputados se acercó al estrado presidencial y se produjo un desorden generalizado.

El momento de mayor tensión fue cuando el jefe del bloque Pro, Nicolás Massot, se enfrentó con el kirchnerista Leopoldo Moreau, casi hasta la violencia física.

El debate se reanudó recién a las 17:00 y así comenzó una sucesión de duras críticas a la gestión económica de Cambiemos y al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Incluso por parte de diputados que adelantaron su voto a favor.

Vale recordar que Cambiemos logró el dictamen de mayoría tras una agitada reunión parlamentaria en la que la iniciativa fue firmada por 28 integrantes de la comisión de Presupuesto y Hacienda: 23 oficialistas, a los que se sumaron el cordobés Martín Llaryora, el entrerriano Juan José Bahillo, el misionero Jorge Franco, la chaqueña Elda Pértile (que suscribió con disidencias) y la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo.

La apertura estuvo a cargo de Laspina, quien habló del “descontrol fiscal” de los kirchneristas y remarcó la necesidad de “equilibrar” las cuentas públicas. “Sabemos que el camino es duro, que lo que están atravesando es difícil, pero también sabemos que el verdadero cambio va a ser si la sociedad, por primera vez en la historia, no castiga al Gobierno que le tocó pagar los platos rotos de la fiesta populista”, lanzó el macrista.

El titular de la Comisión de Presupuesto reconoció el “fracaso del gradualismo” impulsado por la gestión de Mauricio Macri, pero lo adjudicó al “fracaso de un país con una larguísima historia de incumplimientos”.

El exministro de Economía Axel Kicillof fue uno de los detractores más efusivos. “Es absolutamente invotable, es un Presupuesto de ajuste, de endeudamiento, de exclusión social, antifederal y antinacional… Las tiene todas, es un desastre. El último año del gobierno de Macri va a estar signado por un Presupuesto vergonzoso”, dijo.

Kicillof se quejó de que los diputados no conozcan los términos del acuerdo con el FMI. “No puede ser que lo que hace este Parlamento se decida allá en Washington, con el Fondo Monetario Internacional”, lamentó.

Por el Frente Renovador, Marco Lavagna advirtió que “estamos en el medio de una fiesta populista financiera” y añadió que “después de tres años de gobierno, y con el último Presupuesto ejecutado por este período presidencial, ya no aplica más lo de la herencia”.

“Lo que quedará cl aro en la finalización de este período presidencial es que habremos perdido una oportunidad. No todo lo que hizo el Gobierno está mal, hizo muchas cosas bien, pero también muchas cosas mal, y los resultados son muy negativos”, analizó.

Diego Bossio, referente del bloque Justicialista, expresó también un enérgico rechazo. “El gobierno de Macri fracasó, como también fracasará este Presupuesto”, pronosticó, y advirtió que “cada vez nos alejamos un poco más de la realidad y de resolver los problemas de los argentinos”.

“Vinieron a decir que iban a resolver el tema inflacionario y vamos a tener la inflación más alta desde 1921. Iban a resolver la pobreza y cada vez estamos más lejos de la pobreza cero. Y sobre unir a los argentinos, miren lo que nos pasa en lo cotidiano en este Congreso”, enumeró Bossio.

Felipe Solá debutó como presidente del interbloque Red por Argentina tras abandonar definitivamente el massismo. En su discurso, sostuvo que entre los votos a favor del Presupuesto “no hay un solo diputado que hable de brotes verdes, de crecimiento o de mejora del consumo, de baja de inflación, de estabilidad económica o crecimiento exponencial de las exportaciones”.

Solá eligió la ironía: “Se viene acusando a los gobiernos peronistas de ser los autores del desastre creado por Cambiemos. En la próxima crisis seguramente van a ir por Hipólito Yrigoyen, Leandro Alem, ‘Chaco’ Peñaloza o Juan Manuel de Rosas. Espero que se salve (José de) San Martín…”.

Desde la izquierda, la diputada del Partido Obrero Romina Del Plá denunció que “el Presupuesto es un plan de guerra contra el pueblo redactado en Washington, que imponen a palazos”. “¿Por qué este apuro brutal por sesionar en estas condiciones hoy? Porque quieren llevarle el viernes una media sanción como ofrenda a la reunión del FMI”, evaluó.

Por el contrario, Martín Lousteau (Evolución Radical) adelantó el voto a favor por parte de su bloque con el argumento de que “no votar un Presupuesto no es mejor, es peor”, aunque definió al proyecto como “grotesco”.

“Presupuesto siempre hay: o es el aprobado o es el ejecutado del año anterior. Cuando se ejecuta el del año anterior, hay dos problemas: o los recursos excedentes -porque hay inflación- no se utilizan y hay un ajuste más brutal, o el gobierno tiene un enorme margen discrecional para hacer lo que quiera”, explicó el porteño.

 LOS VOTOS: https://drive.google.com/file/d/0B1vBZeGuHc4lNENGS0R0YTlNenJaLW1MY3JLT1YzZVVDT09J/view?usp=sharing

Buenos Aires, 25 de octubre de 2018

Diario de Sesiones HCDN

Se el primero en comentar en "PRESUPUESTO 2019 – 138 A 103 Y 8 ABSTENCIONES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*