SOLUCIÓN MALVINAS: ¿UNA SOBERANÍA COMPARTIDA ?

En los últimos tiempos, varios actos de identificar a soldados argentinos caídos en las Malvinas- Puerto Stanley para los ingleses- han reiniciado conversaciones a nivel privado con los habitantes de esa isla, lo que sugiere la búsqueda de soluciones con el objeto de mitigar una situación de hecho que crea zozobra en las relaciones con el Reino Unido. Analicemos las posibilidades concretas de esta relación.

1) Para el Reino Unido las Malvinas constituyen un gasto presupuestario cimentado en un nacionalismo extremo de un sector de la población británica que desde el gobierno de Margaret Thatcher tiene una marcada influencia en esta relación por las posibilidades de encontrar petróleo en su plataforma, situación que hasta el momento no se da.

2) La guerra de las Malvinas salvó a Margaret Thatcher. Había sido elegida primer Ministro, y en su política promovió la desregulación del sector financiero, la flexibilización del mercado laboral, la privatización de las empresas públicas y la reducción del poder de los sindicatos. Durante sus primeros años de gobierno su popularidad disminuyó en medio de una recesión y alto desempleo hasta que la guerra de Las Malvinas de 1982 le brindaron un aumento de su popularidad que se tradujo en la reelección de 1983.

3) La Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoció que la plataforma continental de Malvinas, es Argentina, gracias a las gestiones de los últimos años , que dio aval a una presentación que data del año 1995 y que sostiene que los límites marítimos reales del territorio Argentino son Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y Antártida Argentina son parte de nuestro territorio. Con esto, el país aumenta su plataforma marítima en un 35%, es decir, exactamente 1.782.000 kilómetros cuadrados.

4) El órgano dependiente del a ONU, con la participación de 21 expertos, dio aval el pasado 11 de marzo de 2016 a una presentación hecha por la Argentina en 1995 y relanzada en 2009. Así ratificó los límites argentino y la soberanía nacional sobre el Atlántico Sur..

5) La Ministra de Relaciones Exteriores, ingeniera Susana Mabel Malcorra, lo anunció a través y lo adelantó en una presentación oficial sobre los resultados desde el Palacio de San Martín, manifestando: “Esta es una ocasión especial para la Argentina. Hemos dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental: el límite más extenso de la Argentina y nuestra frontera con la humanidad”. La plataforma continental,  comprende el lecho y subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá del mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural del territorio..

6) Desde la cartera de Relaciones Exteriores calificaron el dictamen como un “hecho histórico que reafirma los derechos de soberanía de nuestro país en una zona política, económica y estratégicamente tan importante como al Atlántico Sur”. Esto implica también una nueva presión internacional sobre el Reino Unido en la disputa que mantiene con la Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas y habilitará al país a avanzar sobre los proyectos petroleros en alta mar sobre las zonas aun no exploradas.,

Desde la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), dependiente de la Cancillería destacaron: “Este es un ejemplo de una política de Estado que la República Argentina viene desarrollando coherente e ininterrumpidamente por casi 20 años, que reafirma los inalienables derechos argentinos sobre el archipiélago del Atlántico Sur y el Sector Antártico Argentino, de acuerdo al mandato constitucional de defender la integridad del territorio nacional”

7) La plataforma continental sobre la cual ejerce derechos de soberanía la república Argentina para la exploración y explotación de sus recursos naturales, como el petróleo, comprende el lecho y subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial, y a todo lo largo de la exploración natural de su territorio. Todo estado que tiene ribera tiene reconocida de facto una plataforma continental hasta las 200 millas marinas (370,4 kilómetros) medidas desde la línea de base. Sin embargo los Estados pueden demostrar que la prolongación natural de su territorio se extiende más allá de esa distancia, se hallan facultados de establecer el límite exterior de su plataforma continental en lo que técnicamente se denomina “borde exterior del margen continental”. Eso es exactamente lo que demostró la Argentina con el Atlántico Sur y tuvo aval de la ONU.

8) Una opción valedera en la búsqueda de soluciones es la que lleva el título de este artículo: ¿UNA SOBERANÍA COMPARTIDA? – El Reino Unido no tiene muchas opciones. La extensión de la plataforma argentina le impide la posible explotación de petróleo y dentro de la isla no se ha hallado vestigios del mismo. Sus habitantes viven del subsidio que le otorga la corona, y los tiempos difíciles que se manifiestan en el mercado internacional de las finanzas, harán que más tarde o más temprano, este subsidio sea anulado. A los habitantes de las Malvinas les conviene mantener buenas relaciones con los argentinos. Ya algunos de ellos manifestaron el deseo de ser argentinos y a la larga el problema se solucionaría cuando un suficiente número de malvineses se conviertan en argentinos.

Si no desean contraer matrimonio con habitantes de origen argentino, tienen la opción de elegir a sus consortes en las comunidades de origen galés afincadas
en el sur argentino. De este modo la solución vendría por añadidura y las Islas volverán a ser argentinas

 

Por Miguel Schmalko

Posadas, 24 Octubre, 2018

Se el primero en comentar en "SOLUCIÓN MALVINAS: ¿UNA SOBERANÍA COMPARTIDA ?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*