EL ESCENARIO ELECTORAL – LA GRAN APUESTA Y SUS CONSECUENCIAS

Entre la grieta, la herencia y el futuro, Macri va definiendo su tono de campaña, y despilfarra la riqueza posible

El Presidente aprovechó el acto de “despedida” de un buque regasificador (en lugar de utilizar el mismo como futuro equipo para regasificar lo producido por Vaca Muerta) para confrontar nuevamente con el kirchnerismo y exponer resultados, en un adelanto de lo que será el clima electoral que se avecina, si CFK se llega a presentar ¿Y sinó?. La formación ubicada principalmente en Neuquén no sólo le augura a la Argentina un futuro de autoabastecimiento, sino que además promete la generación de dólares ‘genuinos’. Como todo emprendimiento hidrocarbúrifero, Vaca Muerta conlleva riesgos ambientales, como el derrame que se produjo la semana pasada.

“Este barco es un símbolo que expresa la inacción, la incapacidad, el despilfarro”, dijo Macri en Bahía Blanca demostrando la impericia de permitir su salida ante el futuro de Vaca Muerta.

Grieta y pesada herencia en un discurso con fuerte tono de campaña. Mauricio Macri echó mano -nuevamente- a la polarización con el kirchnerismo, un recurso que se acentuará a medida que se vaya entrando en clima electoral.

El escenario elegido en este caso no se prestaba para otra cosa. En un breve acto en la localidad bonaerense de Bahía Blanca, el Presidente “despidió” al buque Exemplar, uno de los que regasificó gas natural licuado (GNL) importado durante 10 años para suplir el déficit de fluido ante la decadencia productiva que caracterizó al ciclo K en materia energética.

Macri se montó sobre ese aspecto para confrontar nuevamente con el kirchnerismo, aunque sin nombrarlo. “Este barco es un símbolo que expresa la inacción, la incapacidad, e l despilfarro. No por el barco, sino por las decisiones que nos llevaron a a necesitar de este barco”, dijo Macri, acompañado del secretario de Energía, Javier Iguacel, quien con su presencia junto al Presidente fue otra vez ratificado en su cargo luego del escándalo por el cargo adicional en las tarifas de gas y su propia incapacidad y su pertenencia al sector petrogasífero.

“Este barco tiene que ver con otra cosa, que es instalar el engaño, la mentira, el decirnos que la energía era gratis y que -como el aire- podíamos consumir todo lo que quisieramos y que nadie lo pagaba, y que nunca se iba a acabar”, profundizó el Presidente su bajada de línea.

Macri concluyó que “la mentira tiene patas cortas” y reseñó que el barco que iba a quedarse “por un invierno, se quedó 10 años”. “Fue un enorme daño para los argentinos, fue perder el autoabastecimiento”, dijo.

El Exemplar que parte este lunes desde el puerto de Ingeniero White fue uno de los buques regasificadores que se instalaron en esa localidad desde 2008 para suplir no sólo la producción local que declinaba, sino también la incapacidad de Bolivia de cumplir lo pactado en términos de abastecimiento.

La respuesta de la gestión de Julio De Vido fue la de contratar un buque que regasificaba GNL importado desde distintos puntos y lo inyectaba al sistema. Todo a un precio mucho más caro. Pronto se incorporó una 2da embarcación que se instaló en el partido de Escobar y que permanece activo.

Las compras del GNL para regasificar son objeto de una causa penal que derivó en el pedido de desafuero como diputado y la detención del exministro de Planificación. El caso que instruye el juez federal Claudio Bonadio investiga el desvío de fondos por US$6.900 millones entre 2008 y 2015. De Vido fue procesado en esa causa y eventualmente excarcelado, aunque permanece en prisión por otro expediente vinculado a la mina de carbón de Río Turbio.

Macri obvió la cuestión judicial, pero aprovechó la partida del buque para mostrar la fortaleza de su plan energético y en las supuestas bondades de su estilo de gobierno.

“Por suerte, decidimos cambiar y confiar en nuestras capacidades, en lo que podemos hacer si dialogamos y trabajamos en equipo. La 1ra mesa de productividad fue (el yacimiento) Vaca Muerta. Pusimos reglas claras en una larga negociación. Ahí vino la inversión y la generación de energía. Todos los días estamos produciendo más petróleo y gas. Eso nos permite hoy despedir este barco que cuesta muchísimo dinero todos los días”, dijo.

“Más de $40 mil millones nos costó por la inacción, la incapacidad y el despilfarro. Son 1.000 kilómetros de rutas, 1.200 escuelas equipadas y es lo que necesitamos para hacer un gasoducto entre Neuquén y Rosario“, detalló.

El Presidente comparó los recursos de Vaca Muerta con los de Rusia, en gas, y los de Venezuela, en petróleo y aseguró que “estamos empezando a tener de vuelta energía. ¿Por qué? Porque dijimos la verdad, porque nos propusimos a trabajar en equipo”.

Imprimiendo más énfasis en el discurso de campaña, Macri dijo que “no queremos que nos vendan más magia”“La magia no existe. Lo que existe es el trabajo, hacerlo con transparencia, en equipo y no pensando en un parche para mañana, sino pensando en nuestro futuro, y el de nuestros hijos”, dijo.

Y sentenció: “Acá estamos construyendo sobre bases sólidas para que ese futuro sea realidad”.

“Es bueno despedir a los que prestaron el servicio en el barco, porque es decir que empezamos a tener nuestra propia energía”, finalizó.

·        LA GRAN APUESTAY SUS CONSECUENCIAS: Riqueza y contaminación: Entre el cielo y el infierno con Vaca Muerta

La formación ubicada principalmente en Neuquén no sólo le augura a la Argentina un futuro de autoabastecimiento, sino que además promete la generación de dólares ‘genuinos’. Como todo emprendimiento hidrocarbúrifero, Vaca Muerta conlleva riesgos ambientales, como el derrame que se produjo la semana pasada.

Vaca Muerta batió récords de producción en agosto gracias a TECPETROL de Techint y Paolo Roca, no a los Bulgueroni ni a YPF o a Chevron. Foto: NA.

No era una de esas despedidas que entristecen. Sino todo lo contrario. Y el Presidente se encargó de que fuera percibida de esa manera. Mauricio Macri encabezó este lunes un insólito acto en Bahía Blanca para darle el adiós a uno de los buques regasificadores de GNL que trajo el gobierno de Cristina Fernández y que durante 10 años inyectó el fluido que no podía aportar la producción local.

Con ese acto, Macri intentó probar su punto por partida doble. Por un lado, el descalabro producido en el sector por la gestión kirchnerista, con el buque Exemplar como ejemplo; y por el otro, los logros en materia energética de su propia administración. Lo expuso así: “Es bueno despedir al barco, porque es decir que empezamos a tener nuestra propia energía”.

Todo se debe a Vaca Muerta, una formación que se ubica principalmente en la provincia de Neuquén (parte también se halla en Mendoza) y que contiene abundantes recursos en petróleo y gas de extracción no convencional, que no sólo le augura a la Argentina un futuro de autoabastecimiento, sino que además promete dar vuelta la ecuación deficitaria de la balanza comercial con la generación de dólares ‘genuinos’ (no financieros).

Una muestra estuvo en septiembre, cuando el superávit comercial (el primero en casi 2 años) estuvo apuntalado principalmente por las exportaciones energéticas que crecieron un 122% el mes pasado. De acuerdo a datos oficiales, en lo que va del año, las exportaciones de combustibles crecieron un 90%, unos US$1.200 millones más que en el mismo lapso de 2017.

Es el fenómeno Vaca Muerta, que en agosto batió récords de producción en la cuenca neuquina. De los 120.551 barriles diarios, los emprendimientos en la formación no covencional aportaron el 54% y de ese porciento el 50% del total lo produce TECPETROL de Techint y el resto se lo dividen en partes por YPF, Chevron y PAN AMERICAN ENERGY, junto a otras compañías menores. En cuanto al gas, representaron el 62% de lo que genera la cuenca, con el mismo tema entre TECPETROL y el resto.

El presidente Macri adjudica estos resultados a la mesa sectorial entre gobiernos, empresas y sindicatos que permitió una reducción de los costos y un aumento de la inversión y la producción. Y lo reiteró en su discurso en Bahía Blanca.

Vaca Muerta también promete un cambio en la morfología de Añelo, señalada como la “capital” del proyecto, que podría ser la réplica de Dubai en la Argentina.

Pero no todo lo que brilla es oro. Ni siquiera oro negro. Como todo emprendimiento hidrocarbúrifero, Vaca Muerta conlleva riesgos ambientales.

Fue hace apenas unos días que las asociaciones ambientalistas Greepeace y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) denunciaron un gran derrame de petróleo en uno de los yacimientos de la formación en Neuquén. Fue en el pozo Bandurria Sur, que YPF explota junto a la compañía estadounidense Schlumberger.

Según explicaron desde el gobierno neuquino, el incidente se produjo en la medianoche del jueves último y se prolongó durante las siguientes 36 horas. Según el subsecretario provincial de Medio Ambiente, Juan Lucchelli, lo que ocurrió fue un descontrol de pozo o “blowout”. El pozo fue controlado el fin de semana y desde entonces comenzaron las tareas ambientales en el lugar. Según explicaron, la fuga causó 2 tipos de contaminación: una por el derrame y otra por el spray.

En las primeras horas tras conocerse el incidente, YPF dijo en un comunicado que el pozo “sufrió una surgencia de hidrocarburos durante el proceso de extracción de una corona”. También afirmaron que, para entonces, ya se había recuperado más del 60% del hidrocarburo retenido en la locación y en las piletas construidas para tal fin.

YPF se presentaba este martes antes las autoridades neuquinas para hacer su descargo. “Vamos a ser muy estrictos con todo el proceso de biorremediación que la empresa deberá aplicar”, aseguró el subsecretario Lucchelli.

Si bien Greenpeace y la FARN aseguraron que el radio de contaminación implicaba una superficie equivalente a “10 canchas de fútbol”, Lucchelli dijo: “Podemos confirmar que el área afectada es mucho menor a la que trascendió hace unos días”. Aunque no precisó un número.

No obstante Lucchelli dijo que algunas áreas podrán ser recuperadas en 3 meses, pero hay otras en las que los procesos de biorremediación demandarán más tiempo.

Por este episodio, el primer derrame en Vaca Muerta en 4 años, el gobierno neuquino multará a YPF. 

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 30 de Octubre de 2018

Se el primero en comentar en "EL ESCENARIO ELECTORAL – LA GRAN APUESTA Y SUS CONSECUENCIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*