GUERRA A CUBA, VENEZUELA Y NICARAGUA

La Administración Trump llama “aliados” a Duque y Bolsonaro (¿y Macri? A él no lo consideran)

La Administración Trump planifica acciones directas contra los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua “para defender el imperio de la ley, la libertad y una mínima decencia humana en nuestra región”, afirmó el asesor presidencial para la Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton. De visita en Miami (Florida), donde fue orador en el salón principal del Freedom Tower, él calificó a esos países como “la troika de la tiranía” y les advirtió de que “al fin” tienen en la Casa Blanca a “alguien que los va parar”. (¿Vuelve un ‘eje del mal’? En verdad, los republicanos están buscando más votos en Florida). Con Bolsonaro y Duque, Macri no cuenta para la administración estadounidense.

John Bolton junto a Donald Trump.

La Casa Blanca está considerando “seriamente” nuevas medidas para presionar al gobierno de Cuba, tal como permitir que los cubanoestadounidenses con propiedades confiscadas en la isla puedan demandar en cortes federales, según confirmó el embajador y asesor de seguridad nacional John Bolton, en una entrevista exclusiva con El Nuevo Herald y Miami Herald.

No es nueva la iniciativa: los llamados ‘gusanos’ (así los comunistas cubanos llaman a los autoexiliados en Miami), desde los días más febriles del ya fallecido Jorge Mas Canosa, prometían esas demandas judiciales, por cierto que inviables en cualquier esquema de normalización de relaciones entre ambos países, y si se amplían las restricciones, que incluyen bloqueo comercial, son más imposibles (por la triangulación del comercio exterior bilateral vigente desde 1959/1960).

Bolton conoce todas las limitaciones porque es un veterano de las Administraciones republicanas, que siempre colisionaron con Cuba.

El actual consejero de Seguridad Nacional, fue embajador de USA ante Naciones Unidas y subsecretario de Estado para Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional con George W. Bush; y con su papá, George H.W. Bush fue secretario de Estado adjunto para Asuntos de Organización Internacional; mientras que con Ronald Reagan fue fiscal General Adjunto de USA por la Oficina de Asuntos Legislativos; y administrador Auxiliar de la Agencia de USA para el Desarrollo Internacional para Coordinación de Programas y Políticas.

Pero se aproximan las elecciones de medio término, y los republicanos votan más votos entre los cubanoestadounidenses.

Bolton dijo que el presidente Donald Trump estudia la posibilidad de no suspender una sección de la Ley Helms Burton que permitiría a estadounidenses —incluidos los cubanos naturalizados— demandar en cortes federales a compañías extranjeras con presencia en USA que tienen negocios en las propiedades que fueron confiscadas por el gobierno del fallecido Fidel Castro.

“Esa es una propuesta seria, vale la pena explorarla, hemos escuchado de miembros del Congreso que son muy serios con respecto a esto. Y esta vez vamos a considerarlo seriamente”, dijo Bolton en la entrevista, aunque aclaró que no podía garantizar que esta política de suspender el Título III cada 6 meses, como han hecho las administraciones anteriores, será “revertida”.

Bolton también dijo que la Casa Blanca está considerando otras medidas como la expansión de la lista de compañías cubanas sanciona das por sus vínculos con los militares cubanos así como demandar que las compañías estadounidenses con negocios en la isla contraten directamente a los trabajadores cubanos y no a través de una agencia del gobierno cubano.

Bolton anticipó sanciones contra intereses comerciales vinculados a los militares cubanos, en especial las subsidiarias de la casa matriz GAESA, que es el brazo económico del Ejército cubano.

“El Departamento de Estado sumó 2 decenas de entidades adicionales, que son propiedad o que están controladas por los militares cubanos o los servicios de inteligencia, a la lista de entidades con las cuales las transacciones financieras están prohibidas para las personas en USA”, afirmó el funcionario.

“De esta manera”, señaló Bolton, “aplicamos medidas concretas que impiden que los dólares estadounidenses lleguen a los militares cubanos”.

Y luego añadió: “En este gobierno, no habrá más canales secretos entre Cuba y USA. Nuestra política es transparente para que el pueblo estadounidense y el mundo vean”.

Acerca de Venezuela, él anunció la promulgación de una orden ejecutiva (¡otra más!) que sanciona al Gobierno de Nicolás Maduro, buscando contrarrestar el lucro que significa la exportación de oro.

Esto ya se veía venir por la difusión que tuvo la información de exportaciones de oro de Venezuela recientemente, y a las que los venezolanos que quieren la caída de Maduro las llamaban “ilegales”, sin precisar mucho el concepto.

Bolton anticipó que lo que planifica Trump es dificultar la red del mercado venezolano del oro.

Bolton también dijo que el presidente Trump instruyó a su personal a “identificar sectores de la economía venezolana” que podrían estar sujetos a nuevas sanciones.

También mencionó que “próximamente” habrá nuevas sanciones para el Gobierno de Daniel Ortega, en Nicaragua. Pero no las precisó.

Bolton se entusiasmó con “la elección del presidente (Iván) Duque en Colombia, y ahora del presidente electo (Jair) Bolsonaro en Brasil como una expansión de la red de aliados que piensan similar a nosotros y que juntos podríamos ayudarnos ante los retos en la región”.

Bolton no mencionó a Mauricio Macri, presidente de la Argentina. Es importante aclararlo por el énfasis de muchos analistas argentinos en afirmar que hoy día Trump considera un importante aliado a Macri.

Otros afirman que la calidad de la relación entre USA y la Argentina tuvo un pico en los días finales de Barack Obama, y con  en Brasil y  mientras continuaban Juan Manuel Santos en Colombia y Michel Temer en Brasil, y que ahora con Bolsonaro e Ivan Duque en Colombia, Argentina pasa a un muy segundo o tercer lugar.

Pero ya con Iván Duque, un alumno de Álvaro Uribe Vélez; y con Jair Messias Bolsonaro, los aliados son más definidos por las similitudes ideológicas, y Mauricio Macri pasa a un puesto de suplente definitivo.

Y también hay algo más: el gobierno de Colombia desmintió recientemente un artículo del diario Folha de Sao Paulo acerca de un acuerdo el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para intervenir militarmente en Venezuela.

“Colombia rechaza versiones sobre una supuesta sugerencia de nuestro país al presidente electo de Brasil para derrocar al gobierno de Nicolás Maduro”, afirmó un comunicado de la Cancillería colombiana.

“Rechazamos y desmentimos las versiones que han sido publicadas por el diario Folha de Sao Paulo en el día de hoy sobre una supuesta e inexistente sugerencia de Colombia a Bolsonaro”, insistió el comunicado oficial. Pero no sería la primera vez que los desmentidos son desmentidos por la realidad.

Bolton insistió en que habrá una revisión de la política hacia Cuba para garantiza r la implementación del memorando presidencial ya conocido, y que las políticas se adecúen a lo expresado por Trump durante un discurso ante cubanoamericanos reunidos en un teatro de la Pequeña Habana.

“Él fue muy serio sobre lo que dijo y no creo que vamos a dejar que la burocracia se interponga en el logro de sus objetivos”, señaló.

La exigencia de contratación directa de trabajadores cubanos es un ejemplo “de algo que podemos considerar y que tendría un impacto más amplio. No hay duda que muchas de la divisa que va a Cuba… no va a las personas que proveen los servicios sino al gobierno y los trabajadores reciben un porcentaje reducido”.

“Cuando la gente dice que relajar sanciones a los gobiernos ayuda a la gente, desafortunadamente termina ayudando a los gobiernos a mantenerse en el poder”, añadió.

En general se considera que una política de más sanciones a Cuba empujará al gobierno de la isla hacia Rusia, que recientemente concedió un préstamo de US$50 millones a Cuba para que le compre armas.

Bolton dijo que el gobierno de Vladimir Putin solo está “pescando en aguas revueltas”, debido a la debilidad que percibe en la política estadounidense.

“Ojalá que la próxima vez que el Presidente se reúna con (Vladímir) Putin le diga que este tipo de injerencia en el Hemisferio no es algo que apreciamos”,dijo.

Nadie cree que a Putin le interese mucho escuchar a Trump al respecto cuando se encuentra convencido que USA apoya a Ucrania, por ejemplo.

“La troica de tiranía en este hemisferio —Cuba, Venezuela y Nicaragua— finalmente ha encontrado su rival”, agregó Bolton.

Con un lenguaje de matón de barrio, Bolton llamó a los gobernantes de esos países, “tiranos”, “payasos” y “tontos”.

 

Buenos Aires, 1º de noviembre de 2018

Arq. José Marcelino García Rozado

Se el primero en comentar en "GUERRA A CUBA, VENEZUELA Y NICARAGUA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*