LAS SATRAPÌA DE LA OCLOCRACIA

La Argentina no solamente se debate en una provocada crisis económica si no también en una aguda crisis moral de su clase dirigente. El ultimo debate presupuestario devela que las aguas están profundamente divididas mas allá de las identidades partidarias porque el posicionamiento no responden a patrones ideológicos si no al grado de vallasaje de gobernadores presuntamente opositores y al grado de la callismo de legisladores también presuntamente opositores. El fenómeno pasa por la concepción moral, o la inmoral, o la amoral de los protagonistas, aparte de la suma de responsabilidades, culpas y discursos.

EL ASERTO: vivimos en democracia se convirtió en una distorsión flagrante. Democratico es un gobierno elegido por el pueblo en su expresión mayoritaria para hacer lo que el pueblo quiere a su favor y no para hacer lo que las mayorías no quieren. Los Griegos denominaron a los regímenes que llevaban adelante políticas rechazadas por las mayorías durante su ejercicio ´‘OCLOCRACIA´´,equivalente a ´‘ el gobierno de los peores ‘´ o ‘´el gobierno de los réprobos‘´ . Este ultimo se caracteriza por mentir para llegar y perjudicar a las mayorías en un permanente accionar, utilizando para ese cometido herramientas como la extorsión , la quita de derechos , la violencia institucional y el amedrentamiento su derivación técnica es el despotismo ilustrado ‘´Pero en el caso Argentino es un despotismo ´‘ no ilustrado‘´ ,vaya la paradoja puede que se arribe a extremos parecidos a la eutanasia en el caso a la eutanasia sutil y retardada en el caso de los sectores mas vulnerables a través de la privación de mas elemental alimento de medicamentos imprescindibles a enfermos y ancianos y de vacunas a niños y de acotación de fuentes laborales que se traducen en situaciones desesperadas que llevan al hambre a la enfermedad y a la situación de calle a miles de personas aptas para la producción de riqueza .no cabe duda que mas que inmoral que es estar contra la moral esto es amoral porque no se tiene en cuenta dicha moral ,como si no existiera si parte de la supuesta oposición acompaña las amoralidades con su aquiesencia y su tolerancia esa parte cruza el limite de lo moral y lo amoral. Entonces ¿Cómo vamos a hablar de unidad y que clase de unidad es esa ? lo moral y lo amoral no son para nada compatibles ni existe el debate entre el violador y el violado.solo puede darse la controversia existencial que ni siquiera es ideológica. la historia nos dice entonces que las depuraciones en el propio ámbito consisten en un acto de sanidad.

LOS INTENTOS de menos cavar o eliminar el concepto de ^^ pueblo y remplazarlo por ^^ gente^^ ^^vecino^^,amigos etc, etc siempre fracasaron ante la negativa instintiva de los pueblos a no ser un cuerpo social y someterse al sálvese quien pueda orquestado por el oclocrata, que solo persigue su propio y a solidario beneficio y el de su grupo de atlateres y compinches en detrimento del conjunto de la nación , casi siempre bajo la anuencia de intereses hegemonicos mundiales que bregan por el dominio absoluto de los pueblos, sus bienes y sus vidas.de nada sirve la malsana astucia de algún chaman ecuatoriano, discípulo moderno de Joseph Goebbels encaminada a colonizar El Poder Judicial alentando a emulos de Rolan Freisler o apopes mediáticos psicópatas del poder.cuando de corrupción se habla no es pertinente prostituir dicha palabra en boca de propios corruptos .tampoco alcanza para impedir el ^^los pueblos avanzan^^ sentenciados por Ortega Igasset la conformación de aparatos de represión conformados por grupos de inteligencia y de ^^inseguridad^^ propiciados por el oclocrata y sus colaboradores.

TENGANSE EN CUENTA que no existe democracia sin conformidad de las mayorías populares,ni siquiera con oposiciones que incumplan con el mandato de sus selectores, sea por interés, por presión o por estulticia.
La oclocracia tarde o temprano termina derrotada porque oficialismo u oposición reducida a la servidumbre acaban rindiendo cuentas a la Constitucion, a la ley y a el Pueblo.

León Guinsburg

Ex Interventor en el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer),

 

Se el primero en comentar en "LAS SATRAPÌA DE LA OCLOCRACIA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*