“DONDE ESTÁN LOS DÓLARES QUE LE FALTAN A LA ARGENTINA”

En nuestro último informe A Quien Ajustamos mostramos que al discutir la necesidad del equilibrio en las cuentas públicas (el tan mentado déficit primario 0) existen alternativas que permitirían evitar que la carga del ajuste que el Gobierno discute con el FMI deteriore las condiciones de vida de buena parte de la sociedad. Mostramos que el salto en facturación a consecuencia de la devaluación vivida desde los $20 a la franja de los $40, para las primeras 15 empresas exportadoras de la Argentina, supuso una ganancia extraordinaria superior a los 500.000 millones de pesos. Un verdadero festín para los exportadores. Cifra esta similar al esfuerzo fiscal que requeriría el déficit cero por la vía de la poda del gasto público afectando Universidades, Salud, Salarios, Empleo, Obra pública, Transferencias a las provincias, etc. Estableciendo una retención equivalente al 50% por cada dólar exportado, no habría necesidad de impulsar una poda del gasto de esta magnitud, se evitaría el sufrimiento de muchos y se amortiguarían los efectos recesivos del plan de ajuste. Señalamos esto para dejar en claro que en el marco de una situación que exhibe inocultables ganadores, la decisión oficial de establecer retenciones de 3 y 4 pesos del conjunto de los exportadores es francamente lamentable. Mientras a los ciudadanos de a pie se le dolarizan las tarifas de los servicios públicos, a los exportadores que cobran un dólar muy alto, se les pesifican las retenciones. Impresentable.

 

Pero, del mismo modo que en relación al déficit fiscal se pueden proponer alternativas, también pueden plantearse alternativas en relación al déficit que en materia de divisas tiene nuestro país. El análisis de los actores que intervienen en el comercio exterior argentino permite detectar la existencia de 50 empresas que a lo largo de la última década y media, exhiben saldos en divisas superavitarios que son tres, cuatro o cinco veces el saldo comercial del país. Es más, mantienen un brutal saldo favorable aún cuando el saldo comercial del país es negativo.

La última información disponible en este sentido corresponde al año 2015 y se presenta en el Cuadro que exponemos a continuación.

De la información presentada correspondiente al año 2015 se observa que las 50 empresas excedentarias en términos comerciales exportaron por un total de U$S 33.458,65 millones al tiempo que el valor de sus importaciones ascendió a U$S 2.167,78 millones. De esta manera, el saldo comercial resultante fue de U$S 31.290 millones, que en el marco de un déficit comercial para la economía de – U$S 3.420 millones, las convierte en las principales proveedoras de divisas de la economía.

Del conjunto de firmas, se dispone de información sobre ganancias netas de 23 empresas. La suma total de utilidad asciende $ 10.107 millones.

Cuadro 1: Las 50 empresas con mayor superávit comercial. Año 2015.

Fuente: Elaboración propia en base a NOSIS y Revista Mercado.

 

En millones de dólares (año 2015)
aldo Comercial de las 50 empresas de mayor exportación 31.290,9
Resto Economía (34.710,9)
Saldo Comercial Total (3.420,0)

Como puede observarse en el cuadro las 50 empresas que aquí presentamos exportaron en el año 2015 por un total de U$ 33.458,65 millones, al tiempo que importaron por U$2.167,78 millones. Es decir, que en el año 2015, cuando la balanza comercial argentina mostraba un déficit de U$ 3.420 millones, estas empresas tenían un saldo favorable en divisas de U$31.290 millones. Saldo que, es conveniente agregar, que en un 70% se concentra en solo 12 empresas. Lo que queremos indicar con este señalamiento es donde están las divisas en la Argentina y quienes son los proveedores de las mismas.

Suele decirse que desde hace algunos años la Argentina se encuentra frente a una restricción externa por falta de dólares. En este contexto parece oportuno poner la mira sobre aquellas empresas que son las proveedoras de divisas. Empresas que operan en el país, que en muchos casos tienen deudas pendientes de carácter impositivo con el Estado, que en algunos casos fueron tomadoras de deuda en tiempos de Martínez de Hoz, realizaron formidables ganancias financieras para luego traspasarle la deuda al Estado, que fueron beneficiarias del blanqueo y que incluso se han transformado en Acreedores del Estado argentino. Empresas que seguramente hoy, en un nuevo contexto de saldo comercial negativo, deben disponer de un excedente en divisas de magnitud.

En la Argentina (pese a la existencia de desequilibrios productivos ciertos) no es que no tengamos dólares, sino que no tenemos un adecuado control público de las divisas que generamos. La desregulación en el ingreso y egreso de capitales, la existencia de regímenes que permiten que los exportadores no ingresen las divisas al país, la ausencia de plazos para liquidar los dólares de exportación, y la ausencia de controles públicos sustituidos por las declaraciones juradas de las empresas, propician un escenario proclive a que el Estado argentino maneje muchos menos dólares que los que estaríamos en condiciones de disponer. Es el control sobre estos capitales, y por lo tanto sobre la oferta de divisas, lo que permitiría terminar con la locura de un país y de un gobierno que condiciona y deteriora la vida de su pueblo contratando un crédito condicionado por el FMI de U$50000 millones a tres años, mientras se permitió la fuga de U$56000 millones en poco más de dos.

Por Claudio Lozano

Ex Diputado de la Nación

Fuente: www.ipypp.org.ar

Se el primero en comentar en "“DONDE ESTÁN LOS DÓLARES QUE LE FALTAN A LA ARGENTINA”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*