DESPLANTE DE LA UCR A MAURICIO MACRI POR LA PÉRDIDA DE UN LUGAR CLAVE EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Mario Negri y Luis Naidenoff, jefes parlamentarios, pegaron el faltazo a la reunión de Gabinete de este martes, a la que estaban convocados. Fue tras el documento partidario que acusa al Gobierno de “mala praxis”.

Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, y Mario Negri, jefe del bloque de diputados, en la cumbre partidaria de octubre pasado. Foto: Federico López Claro

“Laimpericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla”, afirmaron en un comunicado difundido este lunes a la noche el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, junto a los jefes parlamentarios Luis Naidenoff y Mario Negri.

La tormentosa redacción en pleno feriado fue obra de la furia dirigida a sus socios macristas del Congreso y de la Casa Rosada, a quienes responsabilizan por la pérdida del sillón que el partido ocupa desde hace 20 años en el Consejo de la Magistratura, en representación de la Cámara baja.

El primer coletazo se dio este martes a primera hora: Negri y Naidenoff pegaron el faltazo a la reunión de Gabinete a la que habían sido convocados por el Presidente, en Casa de Gobierno, para analizar temas de fondo sobre la marcha de la gestión y sobre las últimas sesiones del Congreso.

Esta movida fue concertada con Cornejo, quien fue el promotor del duro texto. Todo indica que esta nueva grieta entre los socios tendrá consecuencias en el armado de las listas para el 2019, tanto a nivel nacional como en la estrategia de los distritos.

La reunión de Gabinete de este martes, sin dos referentes de la UCR que habían sido invitados por Macri.

El jefe partidario le apunta sobre todo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a quien responsabiliza por no haber negociado con los gobernadores peronistas las sillas en el Consejo de la Magistratura junto al Presupuesto, por el que debió entregar múltiples concesiones fiscales, según comentaron fuentes cercanas al gobernador mendocino.

Desde Gobierno se defienden alegando que el radicalismo no se movió para defender su sillón en la Magistratura y que suele salir a quejarse cada vez que el oficialismo hace una movida fallida, sin haber aportado para que no sucediera.

Como resultado de la derrota de Cambiemos en la pelea por la Magistratura en la Cámara baja, Negri debió ceder el lugar al peronismo, que se quedó con los dos asientos por la mayoría, en tanto que el de la minoría quedó para Pablo Tonelli,del PRO, porque esa fuerza posee más bancas que los radicales dentro del interbloque oficialista.

Fuentes de la UCR le indicaron a Clarín que la acusación de bajar la​ guardia, tras la exitosa negociación de Cambiemos con el PJ para conseguir la aprobación del Presupuesto en el Congreso, apunta en primer lugar a Frigerio, pero que también hay sospechas sobre la actitud de del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Además los radicales creen que la Rosada dejó con pocas herramientas para negociar a sus espadas en Diputados, Emilio Monzó -presidente de la Cámara de Diputados- y el jefe del bloque, Nicolás Massot.

Tonelli, el más beneficiado en medio de la desventura oficialista, salió en defensa del Gobierno y dijo sobre la protesta radical: “No se como se les ocurre que se pudo haber evitado” la derrota ante el PJ unido. En un vano mensaje de consuelo agregó; “en política a veces se gana y a veces se pierde”.  Como suplente de Tonelli quedó Juan López, de la Coalición Cívica a pedido de Elisa Carrió.

Con todo, en la Casa Rosada acusan a Carrió y a los senadores de la UCR de haber provocado la derrota en Diputados por impugnar el pliego del juez de Santiago del Estero, Sebastián Argibay, “El gobernador Zamora nos daba los votos y ganábamos al consejero, pero se pasó de bando cuando le intentamos voltear al juez”, aseguran.   ​

Los nuevos consejeros de la Magistratura asumen este martes y será la primera vez que el radicalismo tenga un solo representante legislativo, la senadora Inés Brizuela.​ Ese organismo creado por la reforma constitucional de 1994, a instancias del ex presidente radical Raúl Alfonsín, se encarga de la estratégica tarea de seleccionar y sancionar a los jueces nacionales y federales.

En cambio, la rosca radical tuvo más fortuna en la elección de los abogados, ya que pudo colar en la Magistratura a la representante de los profesional del interior, Marina Sánchez Herrero (esposa del diputado bonaerense Maximiliano Abad, espada política de Ernesto Sanz) y a Juan Pablo Mas Vélez, de la UCR porteña y cercano a Daniel “Tano” Angelici.

El texto completo del comunicado difundido por la cúpula radical y que acentuó la interna en Cambiemos es el siguiente:

PREOCUPA A LA UCR LA NUEVA CONFORMACIÓN DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Respecto de la nueva conformación del Consejo de la Magistratura y de la forma en la que se ha llegado a esa conformación, el Radicalismo todo no puede dejar de mostrar su preocupación al respecto.

La definición de las bancas legislativas en el Consejo de la Magistratura es uno de los hechos más relevantes desde que Cambiemos accedió al poder en 2015.

El proceso de reformas en la Justicia y especialmente el avance en la investigación de hechos de corrupción han sufrido un duro golpe. Está por verse en el futuro inmediato, si ello además no es un retroceso definitivo.

Así lo anuncian las primeras declaraciones de los referentes de las numerosas vertientes del PJ, que dejaron por un momento sus diferencias, sus insultos y agravios mutuos, para celebrar un verdadero pacto de impunidad .

La UCR no está sorprendida por ello. Seria pecar de ingenuidad creer que la lucha por la verdad, las sanciones y el recupero del patrimonio robado, tendría como auxiliares a los mismos que compartieron de un modo u otro la gestión kirchnerista.

Lo que nos causa sorpresa y también profundo malestar, es la impericia en las filas del propio oficialismo. Fruto de ello, se ha afectado una banca en el Consejo de la Magistratura que detentábamos desde su fundación, allá por 1998. La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla.

Reconocemos el enorme esfuerzo político y esencialmente fiscal, para negociar con la oposición los apoyos necesarios que aprueben las leyes presupuestarias e impositivas, dato vital para recuperar confianza y previsibilidad en los protagonistas de la economía.

Lo que no se entiende, es como a esa agenda económica no se le agregan los temas de agenda institucional que tienen, sobre la economía real, tanto o más impacto que un presupuesto o una ley tributaria. Ya nadie discute en este país que cualquier decisión vinculada a la economía, mira primero las variables institucionales, como condición previa a esa decisión. Y tener Justicia es quizás uno de los principales factores.

Desde nuestro lugar seguiremos aportando y apostando a una Argentina capaz de alejarse de cualquier vestigio de populismo. Lo que no impide que señalemos errores y pidamos su corrección. Es nuestro deber.

Lo firman Alfredo Cornejo, presidente de la Unión Cívica Radical; Luis Naidenoff, presidente Interbloque de Cambiemos del Senado, y Mario Negri, presidente bloque de Diputados UCR.

 

Por MARCELO HUGO HELFGOT

Se el primero en comentar en "DESPLANTE DE LA UCR A MAURICIO MACRI POR LA PÉRDIDA DE UN LUGAR CLAVE EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*