ELECCIONES 2019 – PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Vidal, y los argumentos (no) formales del posible Plan B: adelantar elecciones

Aún no ha bajado la tensión entre Nación y María Eugenia Vidal, quien parece decidida a no perder el control de la provincia. Impulsada por los avances de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, y rompiendo con el clásico bonaerense de unir comicios para gobernador junto a los nacionales, desde su entorno dejaron trascender los argumentos formales de los principales impulsores del desdoblamiento. Pero detrás de éstos, hay un trasfondo más significativo.

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ha aumentado considerablemente, en estos días, su exposición pública. Por caso, anoche estuvo en el programa La Cornisa, de Luis Majul, donde habló de la posibilidad de ser candidata presidente en 2019, dio detalles de su encuentro con Marcelo Tinelli, se refirió al conflicto docente y al paro en Aerolíneas.

En torno a las causas judiciales de Hugo Moyano, la gobernadora dijo: “Hugo Moyano tiene causas en la justicia federal y provincial, la explicación de por qué algunas causas avanzan más rápido que otra la tienen que dar los jueces y nosotros como Gobierno tenemos que mantenernos al margen. Lo que sí les puedo asegurar es que desde hace tres años la justicia provincial está trabajando sin presiones. Yo confío en la justicia provincial (?)”. La diferenciación que hizo, quedó clara.

Dijo también que “la pelea más dura que estamos dando en la Provincia es contra el narcotráfico. Más de la mitad de los chicos que están detenidos tienen problemas de consumo o están asociados a redes de narcotráfico. Si no atacamos ahí no combatimos al delito. Y también hay que combatir a los policías cómplices, a los jueces cómplices y también a los políticos cómplices. Porque acá hubo un modelo que amparaba, que miraba para otro lado, que decía que el narcotráfico no era un problema porque éramos un país de tránsito”

Mientras que reafirmó que la Provincia “tiene una quiebra de décadas, cuando asumimos había muchas fallas estructurales que tratamos de mejorar, pero no se puede en tres años. Estamos mejor que en 2015 pero aún falta mucho. Para que comparemos con las fuertes lluvias de este fin de semana, cuando asumimos en el depós ito de la Provincia había sólo 29 colchones, para los millones de habitantes de Buenos Aires. Este fin semana nosotros repetimos 900 colchones”.

Se refirió también a la situación de Aerolíneas Argentinas y fustigó: “Me acuerdo que durante la campaña de 2015 el kirchnerismo decía que íbamos a privatizar Aerolíneas Argentinas, y ahora lo vuelven a decir. Es mentira, ni lo hicimos ni lo vamos a hacer. Pero, ¿es justo que un piloto que cobra 200 mil pesos pida aumento cuando un maestro cobra 33 mil?”.

En ese tono, sostuvo que en el marco del conflicto docente: van “a volver a convocar a los maestros antes de fin de año, pero no me voy a comprometer con un sueldo que no podemos pagar”.

Por otra parte, Vidal habló de la causa de los aportantes truchos de Cambiemos e indicó: “convoqué a los medios y di la cara. No hay privilegios, nuestro partido fue denunciado y está bien que me investiguen. Reconocí que había un problema, eché a la persona que estaba involucrada con los aportes de campaña, nos presentamos en la Justicia, hicimos una auditoría interna y presentamos los resultados parciales. Por eso, aunque el kirchnerismo quiera instalar que todos somos iguales, no somos lo mismo. Yo puedo mostrar dónde vivo, qué tengo y doy la cara. Que investigue la justicia, me parece perfecto”.

En un tono más político, dio detalles sobre su encuentro con Marcelo Tinelli: “Cenamos, no me acuerdo si en su oficina o en su casa. Hablamos del estado de la provincia, de Bolívar. Me junto con mucha gente preocupada por la provincia y hablamos”.

Finalmente, Vidal negó una vez más que vaya a ser candidata a presidente en 2019: “No va a pasar, tengo un compromiso con los bonaerenses. Más allá del compromiso político de Macri, que ya dijo que quiere la reelección, yo les prometí a los habitantes de Buenos Aires que no iba a usar la provincia como un trampolín”.

Sin dudas, la mandataria parece tan dispuesta a no resignar el control político y económico de su provincia como ha plantarse ante Nación, tras varios disgustos.

Ya se plantó ante la Corte Suprema para reclamar la actualización del Fondo del Conurbano y forzó un nuevo acuerdo fiscal entre la Nación y las provincias tras demostrar su malestar por el recorte de fondos, claves para las obras que impactarán en el año electoral que ya comenzó.

El malestar en La Plata por la falta de apoyo del Gobierno central cuando saltó el escándalo de los aportantes truchos a la campaña del Pro todavía está fresco. Pero, ¿el enojo sigue siendo sólo con Mauricio Macri? El presidente es la cabeza, pero entre los funcionarios que acompañan la gestión bonaerense el nombre que se repite es el de Marcos Peña.

Y si bien en el momento de mayor tensión, Peña fue hasta La Plata para mostrar un gesto hacia Vidal, todavía la tormenta no se disipó. En el equipo de Vidal creen que ni la gobernadora ni el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, son incluidos en la discusión de la estrategia para la batalla electoral que viene, aun cuando los números de Macri aparecen por debajo del 30% de apoyo en la provincia de Buenos Aires.

Una encuesta difundida en los últimos días muestra que en el conurbano provincial, donde se concentra la mayor cantidad de votantes, Mauricio Macri tiene el 27% de intención de voto hacia la presidencia. La ex presidenta Cristina Fernández está primera con 30,9% en ese sondeo realizado por la consultora ‘Federico González y Asociados’.

Por ello, y luego de que el jefe de Gobierno porteño ya diera el paso para administrar las fechas electorales del año próximo a piacere, ya que hasta ahora estaba obligado a la convocatoria separada, y que la Legislatura sancionara el Código Electoral que le permite al jefe de Gobierno establecer la fecha de elecciones; es decir, si quiere unificar o desdoblar, en la provincia barajan opciones.

En territorio bonaerense es un clásico que los comicios para gobernador vayan junto a los nacionales, pero ¿qué hará María Eugenia Vidal el próximo año?

Según publica hoy el diario ‘BAE’, quienes impulsan el desdoblamiento tienen 2 argumentos centrales:

– por un lado, anticipar el turno bonaerense obligaría a la ex presidenta Cristina Fernández a definirse rápidamente respecto de si va a jugar o no electoralmente. Si se postulara a la presidencia, creen que el impacto de arrastre en la provincia sería menor si las elecciones se separan. No creen en la variable “Cristina gobernadora” porque los números la empujarían a disputar la opción de volver a la Casa Rosada.

– por otro, en esta hipótesis se analiza que el resultado de una reelección en Buenos Aires “potenciaría” a Macri, que podría llegar a los comicios generales con el empujón positivo de un triunfo bonaerense.

Sin embargo, estos argumentos formales tendrían otro trasfondo: Vidal no quiere quedar encorsetada en la campaña nacional y los desatinos y tensiones del equipo de gestión nacional.

De ahí que sus recientes e insistentes apariciones públicas den impulso a estos rumores. Eso sí, las tormentas de este fin de semana, el dieron la excusa perfecta para no participar del timbreo nacional del sábado.

“Como consecuencia de los alertas meteorológicos que desde la noche del viernes regían para la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, la habitual práctica proselitista del oficialismo no se desarrolló esta vez en esos distritos”, publicó el diario ‘Ambito Financiero’.

El diario platense ‘El Día’ también publicó este fin de semana una encuesta de la consultora ‘D’Alessio Irol/Berensztein’ (muy cercanos al PRO/Cambiemos) que afirma que la gobernadora, con un 44% de imagen positiva, sigue siendo la dirigente mejor posicionada entre los bonaerenses, seguida por la diputada nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, con un 41%.

Mauricio Macri, según el mismo trabajo, recoge un 35% de positiva y la senadora Cristina Fernández, un poco más abajo, un 32%.

Pero el dato clave es que la saga desde marzo muestra un crecimiento de CFK de tres puntos, y en cambio, en el caso de Macri se evidencia un descenso en la imagen positiva de ocho puntos desde aquel mes hasta la última medición.

Respecto a la imagen negativa, el sondeo muestra a Vidal con un 52%. El dato ratifica una tendencia a la suba de la negatividad –con un fuerte signo en seguridad, educación y presencia de obras- que se viene dando a lo largo del año y que preocupa a su entorno.

El estudio concluye que, en lo referido a Cambiemos, para los bonaerenses Vidal y Carrió ocupan una centralidad mayor a la del Presidente, lo que para aquel es inquietante y nocivo.

Buenos Aires, 13 de noviembre de 2018

Dr. Gregorio Reynoso

Se el primero en comentar en "ELECCIONES 2019 – PROVINCIA DE BUENOS AIRES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*