LUGARTENIENTE DE GUEMES CNEL. JOSÉ FRANCISCO DE GORRITI- PACHI

Sendas gloriosas de la patria, son las que nos legaron hombres como José Francisco de Gorriti ( Pachi ), caballero de la palabra y del coraje.

En la hermana Pcia. de Jujuy, un día 20 de abril del año 1780, y según consta en acta de nacimiento expedida por el cura rector de la iglesia matriz de la homónima Pcia. Doctor: José Antonio Moyano, nace de la unión matrimonial de la dama norteña, doña Feliciana Cueto y del hidalgo vasco don: Ignacio de Gorriti, este caballero, fue el tercero y menor de los hijos.

Siendo todavía un niño, su tío y padrino, hermano de su padre, don Francisco de Gorriti, soldado del Regimiento de Infantería de Cantabria y que por disposición del rey, fue trasladado a Buenos Aires con el grado de Capitán para desempeñarse en la guarnición de esa plaza, durante el gobierno del Virrey Salcedo en el año 1739, siendo mas tarde enviado a Montevideo, sirviendo al Rey durante 56 años, regresando en el retiro a su patria España, es quien lo hizo llevar a su lado para de esa forma José Francisco (Pachi) Gorriti, inicia una larga y exitosa carrera, donde su meta fue la de servir, defender y llenar de gloria nuestra patria junto a valerosos gauchos como el General don Martín Miguel de Güemes, por mencionar a uno de ellos entre todo el gauchaje de la misma sangre y el mismo coraje.

José Francisco de Gorriti, fue un hombre que siempre defendió con grandeza, hidalguía y nobleza todos los intereses de sus pares, sin importarle las leyes y resoluciones de la época echas por conveniencias por algunos vende patrias, a instancias de estas llegó a practicar el contrabando (entre comillas” de artículos de Europa junto a quien fuera con el tiempo un celebre caudillo, don: José Gervasio Artigas, en defensa de los pueblos del Virreinato del Río de la Plata, que el monopolio español de esa época impedía consumir.
Pachi Gorriti, el gaucho, el general que de por vida y ante una promesa a San Francisco de usar sotanas si le salvaba la vida, cuando estando de guardia en el inicio de su carrera en año 1806, en un muelle de Montevideo el viento huracanado como desafiando su temple y probándolo como soldado tiro la casilla a las embravecidas aguas del río, salvándose por el milagro concedido por San Francisco y por la oportuna aparición de un caballo muerto que paso flotando por su lado entre otras cosas, pudiendo asir su cola y así logro salvar su valerosa vida, quedándole de aquel episodio secuelas hasta el día de su muerte, en una de sus piernas y también de por vida cumplir con su promesa, por ser hombre de palabra.

De ahí en mas la idea de Pachi Gorriti, era establecerse en Brasil, concretamente en Pernambuco, junto a su amigo Artigas (quizás para dedicarse al comercio ) pero estallaba la revolución, las suplicas de su madre y un hervor en su sangre guerrera lo hacen regresar a Salta en el año 1812 (en esa época Salta abarcaba las Pcias. de Jujuy y Tucumán) y que por decreto de posadas fueron independizadas en el año 1814. Río Piedras, prueba el temple de un guerrero (mi primer ensayo) como el denomino.

Al frente con sus gauchos de la orilla del pasaje, sale victorioso y obtiene como premio la venia del triunfo, asiste a las Batallas de Tucumán y Salta, siendo distinguido con un escudo, cuya distinción paso a manos de una de sus descendientes, la honorable Sra. Graciela Sola de Torino.

Don José Ignacio Gorriti (Pachi) fue gaucho en cualquier terreno, jinete en toda la extensión de la palabra, pialaba un toro en campo abierto como pialar un ternero en una marcada, se divertía y asombraba a sus gauchos arriba de un bagual, o cuando algún tigre de los que abundaban en esa época por las costas del río pasaje, le entregaban la vida a la hoja de su puñal.

Corría el año 1814 y llega desde Buenos Aires un comandante salteño, que había sido confinado por el Gral. Manuel Belgrano en el año 1812 por cuestiones licenciosas (prohibidos y castigados en esa época ) se trataba de Martín Miguel de Güemes. Cumplida su penitencia y ya posesionado en Salta, el Gral. San Martín conocedor del valor y capacidad revolucionaria de Martín Miguel, lo nombra comandante de las avanzadas de Salta en el Río Pasaje.

Con el cargo asumido, el comandante Martín Miguel de Güemes emprende su marcha hacia Rosario de la Frontera, estableciendo cuartel gral. en el paraje concha, decidido a enarbolar la causa de la libertad, hace un llamado a los prestigiosos jefes de las comarcas con la gente que comandaban, entre otros valerosos se presento don José Francisco de Gorriti (don Pachi) para sus gauchos.

Con la influencia y ayuda de toda su flia. propietaria de grandes extensiones como “Los Horcones” “Las Juntas” “Balbuena” y otras en Jujuy, además de cuantiosa fortuna y de gran generosidad en la disponibilidad de los bienes, la designación e incorporación a las fuerzas del comandante Güemes fue de inapreciable beneficio, siendo designado dentro los cuadros gauchos con el grado de capitán en el mes de marzo de 1814.

Luego de una limpieza a fondo de enemigos en la zona del pasaje por parte del comandante Güemes y su gente, Pachi Gorriti trastorna los cerros a la par del futuro Gral. Martín Miguel de Güemes y sus gauchos a la ciudad de Salta.

El ida 28 de marzo del mismo año, José Francisco Pachi Gorriti se distingue con su gente en la cuesta de La Pedrera, desbandando una guardia instalada por el coronel Castro y al día siguiente y sin dejar reponerse al enemigo, hizo lo propio en el combate del Tuscal de Velarde, en esas circunstancias Martín Miguel de Güemes había entrado por el cause del Río Seco ( hoy Río Ancho ) que en esa época era más profundo y el amplio contorno de sus orillas era de un vasta y frondosa vegetación, fue entonces que Güemes ideo una emboscada a las fuerzas de Castro que se encontraban en el pueblo, enviándolo al sargento Vicente Panana ( apodado el mulato).

Un tremendo hijo de su santa madre, que siempre existen en todas partes, para provocar a los españoles, metiendo barullo y profiriendo insultos a diestras y siniestras, con el fin de atraerlos en persecución al lugar donde se encontraban nuestros gauchos.

Herido por los insultos, Castro con ochenta jinetes bajo su mando partió en persecución del mulato, Castro siendo salteño y conocedor del lugar, recelo la actitud de tal provocación y se detuvo en campo Velarde, hoy al lado del camino a la isla, viendo Güemes el fracaso de sorprenderlos, embistió con sus gauchos sin perdida de tiempo. Fue de tal magnitud la embestida que Castro y su gente se volvieron sobre sus pasos en alocada carrera.

Pachi Gorriti con la sotana atada a su cintura, guió su caballo sobre un jefe despavorido que por poco lo hace preso o lo mata, salvándose por milagro luego de pasar desesperadamente por el Río Arias con la permanente persecución de Pachi Gorriti y los demás gauchos, ya en las primeras calles de la ciudad, los soldados del Rey, los que salvaron sus vidas junto a su desorientado jefe, recobraban de a poco el alma que casi la pierden en el camino de la derrota.

Esto es una pequeña semblanza de un grande que en su inmensa trayectoria llena de victorias y anécdotas, no podría desarrollar jamás en cuatro paginas y en tan poco tiempo.

De la historia ya escrita por académicos e historiadores, quienes merecen mis respetos y admiración, logre bosquejar mínimamente sobre la trayectoria de este gran hombre que su glorioso nombre acertadamente la entidad ” senda gloriosa de la patria” confirió en la designación al Sitial N° 6, en el que con orgullo y no menos honor tengo la obligación de ocupar.

Coronel José Francisco de Gorriti ( Pachi ) promovido al grado de coronel Gral. En el año 1825 ,llenó de gloria y de grandeza nuestra patria a la par del Gral. Martín Miguel de Güemes, partió por la ultima senda gloriosa a la eternidad, desde su casa ubicada en calle Buenos Aires Nro. 188 de la ciudad de Salta, el día 1ro. de octubre del año 1830.

Descansan sus restos en la iglesia San Francisco (su santo patrono) de nuestra ciudad de Salta y por voluntad de toda su familia.

Por : Daniel Vélez del Pozo

Se el primero en comentar en "LUGARTENIENTE DE GUEMES CNEL. JOSÉ FRANCISCO DE GORRITI- PACHI"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*