LOS NÚMEROS QUE EXPLICAN POR QUÉ VIDAL PIENSA EN DESDOBLAR LA ELECCIÓN

Una encuesta realizada en la provincia de Buenos Aires muestra el persistente deterioro tanto de la imagen personal como de la gestión de Mauricio Macri. Ese declive sería el factor fundamental detrás del análisis de desacoplar los comicios provinciales de los nacionales el próximo año.

Macri y Vidal. En La Plata dicen querer desdoblar para ayudar al Presidente, pero otros creen que es para no sufrirlo.

Cada vez toma más cuerpo la idea de que las elecciones en la provincia de Buenos Aires se desacoplen de las nacionales. Lo admitió parcialmente la gobernadora María Eugenia Vidal cuando dio a entender que desdoblar los comicios es una posibilidad en análisis.

Cerca de la figura más popular de Cambiemos deslizan que el eventual desenganche se explica -justamente- en la estrategia nacional, en la que una victoria oficialista antes de octubre serviría como envió y genería un clima favorable para la reelección de Mauricio Macri.

Es esa, sin embargo, una teoría discutible. En 2011, una seguidilla de derrotas en varias provincias no impidieron que Cristina Fernández sea reelecta con el 54% de los votos.

Por ello, es más fácil asociar el eventual desdoblamiento a un único factor: que Macri se convirtió -por su mala imagen- en un lastre para Vidal, un salvavidas de plomo que amenaza con terminar la experiencia Cambiemos también en la provincia de Buenos Aires.

Los números apuntalan esa hipótesis. Una encuesta de la consultora Circuitos realizada en el ámbito bonaerense muestra que la imagen negativa del Presidente supera el 60%.

El sondeo se realizó entre el 21 y el 24/11 último abarcó a 961 casos tomados en 37 partidos bonaerense, contemplando los tres cordones del Gran Buenos Aires y el Interior.

El mismo arroja que la imagen negativa del Presidente consolida la tendencia a la baja que mantiene desde hace más de un año (según la línea histórica de la encuesta) y se ubicó en noviembre el 61,6%, 2,2 puntos más que en la medición de octubre.

La imagen positiva de Macri, en tanto, mantiene la curva descendente, aunque muestra un recorrido más estable, subiendo 0,4 puntos desde octubre y ubicándose este mes en 29,3%. De todas formas, el saldo es catastrófico para el mandatario en términos de diferencial: -32,3%.

Si se trata de la percepción de la gestión nacional, los noticias empeoran, siempre según la encuesta de Circuito. En noviembre la imagen negativa en ese rubro aumentó 4,4 puntos y se ubicó en el 63,6%, siendo la de este mes la suba más pronunciada desde septiembre de 2017 (según la línea histórica de la encuesta).

La imagen positiva de la gestión sufrió una erosión en una proporción menos significativa, pero mantiene la curva descendente que persiste desde mayo y se ubica en noviembre en el piso del 23,6%.

La imagen positiva de Macri, en tanto, mantiene la curva descendente, aunque muestra un recorrido más estable, subiendo 0,4 puntos desde octubre y ubicándose este mes en 29,3%. De todas formas, el saldo es catastrófico para el mandatario en términos de diferencial: -32,3%.

Si se trata de la percepción de la gestión nacional, los noticias empeoran, siempre según la encuesta de Circuito. En noviembre la imagen negativa en ese rubro aumentó 4,4 puntos y se ubicó en el 63,6%, siendo la de este mes la suba más pronunciada desde septiembre de 2017 (según la línea histórica de la encuesta).

La imagen positiva de la gestión sufrió una erosión en una proporción menos significativa, pero mantiene la curva descendente que persiste desde mayo y se ubica en noviembre en el piso del 23,6%.

Se el primero en comentar en "LOS NÚMEROS QUE EXPLICAN POR QUÉ VIDAL PIENSA EN DESDOBLAR LA ELECCIÓN"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*