SUPERMERCADOS Y SHOPPINGS EN LA HORA MÁS DIFÍCIL

La baja de ventas en los supermercados fue la mayor de la era Macri.
Las ventas en supermercados medidas en cantidades bajaron 7,9 por ciento en septiembre frente al mismo mes del año pasado, la peor caída de la era Cambiemos. En nueve meses, la merma interanual es del 0,2 por ciento, informó ayer el Indec. En tanto, la baja de las ventas en los shoppings fue del 15,1 por ciento frente al mismo período de 2017, aunque en el acumulado todavía se registra un alza del 3,1 por ciento. El fuerte deterioro de las ventas en términos reales tanto en consumo masivo como en los shoppings se explica por el retraso de los ingresos frente a la inflación. La baja de ventas continuó en octubre y en lo que va de noviembre.

En septiembre, los supermercados anotaron un total de 14 mil millones de pesos en ventas, lo cual representó el 35,8 por ciento del total de sus ventas. Otro 25,5 por ciento fue operado a través de tarjetas de débito, mientras que la tarjeta de crédito se llevó el 35,3 por ciento y otros medios de pagos explicaron lo restante. La venta con tarjeta fue el segmento que más creció, gracias a promociones y al contexto económico depresivo, que obliga a patear pagos para adelante a través de las cuotas.

El empleo en los supermercados se ubicó en 98.601 trabajadores, lo cual implica, según los números del Indec, una baja interanual del 2,4 por ciento. En el informe de empleo hubo un cambio en la base de comparación, ya que el año pasado la cuenta de empleados ascendía a 92.864.

En los shoppings, las ventas a precios corrientes en septiembre alcanzaron un total de 5749,9 millones de pesos, lo que representa un aumento del 17,2 por ciento nominal frente al mismo mes del año anterior. La fuerte brecha en relación a la inflación implica una disminución del 15,1 por ciento en términos constantes. Un rubro particularmente afectado fue electrónicos, electrodomésticos y computación, que cayó en términos nominales un 4,3 por ciento. En tanto, el segmento de indumentaria, calzado y marroquinería avanzó un 16,6 por ciento, también por debajo del promedio. El nicho que más cerca quedó de la inflación interanual es perfumería y farmacia, que creció de forma nominal un 40,1 por ciento.

En los shoppings, el 43,9 por ciento de las ventas se explica por el rubro indumentaria, calzado y marroquinería, seguido por patio de comidas, alimentos y kioskos (14,7 por ciento) y electrónicos, electrodomésticos y computación (11 por ciento). En septiembre se registraron 3012 locales en los shoppings, de los cuales 2831 se encontraban activos. Eso implica una reducción de 64 locales activos frente al mismo período del año pasado. El personal ocupado en las administradoras de shoppings fue de 1187 trabajadores, lo cual implica una reducción de la plantilla de 27 empleados.

En tanto, la concurrencia a las 188 salas cinematográficas del Gran Buenos Aires durante septiembre fue de 1.060.486 espectadores. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cantidad de salas cinematográficas ascendió a 65 y los espectadores sumaron 416.277.

Se el primero en comentar en "SUPERMERCADOS Y SHOPPINGS EN LA HORA MÁS DIFÍCIL"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*