DESDOLARIZACIÓN – y NOSOTROS A CONTRAMANO SIEMPRE

Después de Rusia y China, Europa renuncia a los “bucks”

Para muchos hay cierto voluntarismo en la columna del politólogo y periodista ruso: entre la teoría y la realidad hay un trecho considerable. Sin embargo, la conclusión es la misma, se concrete o no: al revés de lo que muchos creen, Donald Trump es quien alienta el euroescepticismo, una forma de resquebrajar la Eurozona e impedir que se cumpla la decisión de sustituir al dólar por el euro en el comercio exterior de la Unión Europea. Hernán Kleimans identificó y tradujo este buen contenido:

Si la Unión Europea renuncia al dólar en su comercio exterior ocurriría la noticia más importante de la 1ra. mitad del siglo 21.

MOSCÚ (Rubaltic-ru). La Comisión Europea anunció la necesidad de aumentar la influenica del euro en las finanzas internacionales.La divisa europea única habrá de utilizarse para la compra de productos energéticos, por los que los europeos hasta ahora pagan en dólares. En Europa temen que los planes para realizar el comercio exterior de la UE en euros provocarán la indignación en Washington DC, aún cuando la descarada política internacional de USA obliga a los europeos a superar este temor: ya no sólo piensan en la desdolarización Rusia o China, sino los aliados de los estadounidenses en la OTAN.

En Bruselas presentaron un conjunto de medidas para “elevar el significado del euro en un mundo cambiante”. La Comisión Europea propone fortalecer las uniones económica y de divisas, así como completar la fusión de bancos en la UE.

En las relaciones entre los países de la UE se ha debatido avanzar en la creación de un presupuesto propio de la Eurozona y activar los esfuerzos diplomáticos para alentar el paso al euro. En síntesis, la Comisión Europea está dispuesta a presionar a Hungría, República Checa, Polonia y otros euroescépticos financieros, que se aferran a sus florines, coronas y zloties, saboteando el paso a la divisa común europea.

Es más interesante aún la iniciativa de Bruselas en cuanto a los cálculos de pagos con los países no europeos. La Comisión Europea se propone salir del dólar en el comercio exterior de la UE y realizar los pagos en la divisa europea y, en primer lugar, en la compra de portadores energéticos.

Hoy los países de la UE pagan el petróleo, el gas y otros recursos energéticos en dólares USA. La importación de portadores energéticos a la Unión Europea anualmente asciende a US$ 342.000 millones. Los europeos consideran que el paso de esta suma a euros habrá de contribuir a la disminución de “gastos y riesgos para las compañías europeas”.

Es posible adivinar de qué riesgos se trata ya que la cuestión se plantea directamente sobre la transferencia a euros de la importación de productos energéticos. En 2017 los estadounidenses amenazaron con sanciones a las compañías europeas que participan en el proyecto de construcción del gasoducto “Torrente Norte 2”. Este año se retiraron del acuerdo nuclear con Irán y extendieron las sanciones anti iraníes a las compañías europeas que compran el petróleo iraní.

Los europeos precisan la renuncia al dólar en el comercio exterior para salvar de las sanciones de USA al “Torrente Norte 2” y a otros proyectos de cooperación estratégica de los países de la UE con Rusia, Irán, China y otras economías no occidentales, contra los acuerdos comerciales con las cuales se pronuncian los Estados Unidos.

(N. del B.: saliendo de la dictadura del dólar estadounidense, todo se simplifica en el comercio exterior).

En septiembre, la UE anunció que creará un mecanismo de cuentas con Irán eludiendo las sanciones de USA. Entonces, los países miembros del Joint Comprehensive Plan of Action (JCPOA), el acuerdo sobre un plan conjunto abarcativo de acciones para asegurar el carácter pacífico del programa nuclear iraní, acordaron crear un mecanismo especial para el comercio con Irán eludiendo a los estadounidenses.

El mecanismo de elusión presupone, de una u otra forma, renunciar a los cálculos en dólares. Las operaciones por ‘barter‘ (permuta), el pago en oro y la utilización de divisas nacionales son las medidas sobre cuya implementación acordaron Alemania, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia.

Este listado es de por sí notable.

En 1er. lugar, une a Rusia y China con los miembros de la OTAN.

En 2do. lugar, en la fila de “conspiradores” contra el dólar se coloca Gran Bretaña.

El principal aliado estadounidense en Europa y uno de los países más predispuestos en el mundo contra Rusia se une al bloque con Rusia porque también teme las “auto-tonterías” de USA.

El descarado estilo de la política internacional estadounidense obliga a reflexionar sobre la desdolarización ya no sólo a Rusia o China, sino a los aliados europeos de la OTAN.

Hace algunos años estos mismos europeos afirmaban que sólo los países marginales, aquellos que no se insertaban en el “mundo civilizado” y no formaban parte de la economía mundial, podían pensar en el rechazo del dólar en las finanzas internacionales.

Ahora, las conductas de cowboy de Washington, dispuesto en cualquier momento a bloquear cualquier supuesta operación que no le guste entre Francia e Irán o entre Alemania con Rusia.

En Europa no ocultan que temen la reacción de los estadounidenses al rechazo del dólar. USA perdería una poderosísima palanca de influencia sobre sus aliados en el Viejo Mundo, incluyendo la no pequeña suma de US$ 342.000 millones de importación anual de petróleo y gas. Sin embargo, es más fuerte el temor a permanecer dependiente de USA, que en los últimos años los destrozó y en el fragor de sus batallas de política interna.

Si los intentos de los europeos de ser financieramente independientes realmente conducen al rechazo de la utilización de los “verdes”al realizar operaciones por portadores energéticos, el “petroeuro” para la economía y la política mundial será algo incluso más fuerte que el ejército europeo unido.

La dominación global de USA se aseguró no sólo por la aplastante superioridad militar y la hegemonía en el ámbito de la cultura masiva, sino también por el monopolio de la divisa norteamericana en las finanzas internacionales.

El mal uso de este monopolio conduce a que incluso los europeos piensen en el rechazo del dólar. Además, en su caso el recurrir a la desdolarización es una auténtica hazaña en el límite de la demencia.

Rusia, que conserva la paridad nuclear con USA, es la que puede sentirse en una relativa seguridad, preparando el rechazo del dólar en el comercio internacional. En Europa existen centenares de bases militares estadounidenses en las que están acuartelados decenas de miles de soldados.

La reacción de Washington DC al intento de rechazar el dólar por parte de una de las economías más fuertes del mundo, como lo es la Unión Europea, puede superar todas las posibles expectativas.

El paso al euro en los vínculos económicos internacionales de la Unión Europea hará estallar el poder mundial del dólar, convirtiéndolo en una divisa regional y este cambio de las reglas de juego en las relaciones económicas internacionales irreversiblemente privará a los Estados Unidos de su posición de “gendarme mundial”.

En Bruselas comprenden el sustrato político de su decisión de pagar en euros el gas y el petróleo, a juzgar por la publicada estrategia de fortalecer la divisa europea. “Los recientes desafíos del sistema internacional de normas y comercio constituyen un llamado a despertar en el plano de la soberanía económica y monetaria de la Unión Europea”, declara la Comisión Europea.

El líder libio Muammar Gaddafi fue el último que intentó huir de la dependencia de los petrodólares y devolver a su país “la soberanía económica y monetaria”. Estos intentos terminaron para él con un mango de una pala en la nuca.

Los líderes de Bruselas aceptan la posibilidad de semejante destino aunque no pueden dejar de comprender cuán altas son las apuestas en el juego de rechazo al dólar.

Es más interesante que ellos, pese a su propio deseo de conservar el statu-quo en los asuntos internacionales y a pesar de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Europa, marchan detrás de Rusia por el camino de la destrucción de la hegemonía del dólar y con ella de todo el mundo unipolar estadounidense.

 

Por ALEXANDR NOSÓVICH

Se el primero en comentar en "DESDOLARIZACIÓN – y NOSOTROS A CONTRAMANO SIEMPRE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*