LAS INTIMACIONES SIN SUSTENTO FÁCTICO DE AFIP

Miedo y caos en empresas y comercio por la AFIP

La Ley N° 11.683, de procedimientos tributarios, fija un seria de presunciones y determinaciones de oficio a favor del organismo recaudador, respecto al empleo en negro y las determinaciones de oficio. Importante análisis del cofundador y presidente de la Asociacion de Profesionales Representantes de Emprendedores y Empresarios Afines (Apreea).

“Es claro el intento de vulnerar todas garantías constitucionales del debido proceso, defensa en juicio y presunción de inocencia.”

La normativa vigente en materia impositiva, fiscal y tributaria le otorga a la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) innumerables instrumentos para perseguir y asegurarse el cobro de los impuestos que recauda todos los meses del año, ya que la legislación de Procedimiento Tributario (Ley N° 11.683), deja en manos del fisco la determinación de los impuestos que hay qué pagar y cómo deberá hacerse.

Uno de los medios que tiene la AFIP es la posibilidad de efectuar determinaciones de oficio y presunciones a favor del organismo recaudador, según el procedimiento establecido a partir de los artículos 16 y 18 de la citada Ley N° 11.683, que lo posiciona en un estatus altamente desfavorable y asfixiante para cualquier contribuyente.

El artículo 18 de la Ley de Procedimiento Tributario fija las pautas dentro de las cuales se podrá respaldar la “estimación de oficio” y entre ellas se fijan “presunciones generales, salvo, prueba en contrario” por parte del contribuyente y en ciertos casos “presunciones de derecho” (iure et de iure) que, traducido al criollo, no admiten ninguna prueba en contra del recaudador.

Debemos tener en cuenta una situación muy esencial, en toda determinación de oficio: el contribuyente tiene y debe estar garantizado su derecho de defensa y su principio de inocencia, hasta que se demuestre lo contrario, así como también, las “presunciones” que se aplican en caso de que éste no pueda defender sus declaraciones juradas o justificar debidamente su falta de presentación.

Por tanto, es lógico que, si el contribuyente no puedo justificar sus declaraciones juradas o su falta de presentación ante el fisco, éste recurra a “presunciones de derecho”, previamente tipificadas, para determinar el impuesto como es debido. Pero siempre, y por sobre todo orden público legal, luego de cumplir los debidos procesos legales.

Sin embargo, la nueva Administración, dirigida por Leandro Cuccioli, ha creado presunciones de derecho relacionadas con el cumplimiento de las obligaciones fiscales del contribuyente antes que haya podido ejercer su derecho de defensa con relación a sus presuntos incumplimientos relacionados con los recursos de la seguridad social, por ejemplo, el trabajo en negro que el Fisco presume que hay. Y esto me lleva a una gran pregunta: ¿Es legítimo “presumir” obligaciones fiscales?

La Le y N° 26.063 (Recursos de la Seguridad Social) fija un procedimiento de determinación de oficio de las deudas al sistema de seguridad social para los casos en los que no se hayan presentado dichas declaraciones juradas o resulten impugnables las presentadas por no representar la realidad constatada.

En estos casos, la AFIP, procederá a determinar de oficio y a liquidar los aportes y contribuciones que fueron omitidos, ya sea, en forma directa, por conocimiento cierto de dichas obligaciones o mediante estimación presunta, si los elementos conocidos sólo permiten presumir la existencia y magnitud de aquéllas.

Ahora bien, la misma legislación (Nº26.063) fija en su artículo 3 que:

“Todas las presunciones establecidas por esta ley operarán solamente en caso de inexistencia de prueba directa y dejarán siempre a salvo la prueba en contrario”.

Asimismo, el artículo 5 de la misma Ley dice que, “el real alcance debe prevalecer de manera prudente y cierta cuando la cantidad de trabajadores declarados o el monto de la remuneración imponible consignados por el empleador son insuficientes, cuando dichas declaraciones no se constaten con la realidad de la actividad desarrollada y no se justifique fehacientemente dicha circunstancia”.

En estos dos casos, la AFIP, podrá efectuar la determinación en función de “índices” que puede obtener mediante el “consumo de gas, de energía eléctrica u otros servicios públicos, y en general, el tiempo de ejecución y las características de la explotación o actividad”. Estos “índices”, son meramente enunciativos y su empleo deberá realizarse en forma razonable, prudente y equivalente a los datos que el mismo empleador declaro en declaraciones anteriores sin caer en imaginarios ni presunciones arbitrarias.

En concreto, la Resolución 2.927 de AFIP, del año 2010, bajo la titularidad de Ricardo Echegaray, fijo un Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT) pero desde entonces, nunca tuvo aplicación práctica en virtud de su inconstitucional método de operatividad en la práctica.

Esta resolución puesta en marcha por Cuccioli, está desfilando, mediante intimación formal, en los domicilios electrónicos de todos los contribuyentes provocando miedo y caos en las actividades de todo local/negocio y/o empresa. Las consecuencias son muy graves, al considerar multas, clausuras y hasta la pérdida de la condición impositiva y los beneficios de la seguridad social.

Dos interrogantes, que, como especialista, me hacen ruido.

¿Cuál es el objetivo de la nueva Administración?

¿Hacer operativa una resolución de hace ocho años que nunca tuve plena operatividad?

La AFIP estima la cantidad de trabajadores requeridos por cada unidad de obra o de servicio de que se trate, según la actividad específica de cada contribuyente en su negocio/local o empresa, de acuerdo a un período determinado.

La AFIP presume, intuye e imagina, que determinado contribuyente, sea persona física o jurídica, tiene empleados sin registrar y hace un ajuste por las cargas sociales y los aportes que, supone, no están pagos y tiene empleados, y están en negro.

Esta presunción, intuición e imaginación, sin sustento en prueba material alguna, conlleva la aplicación de multas, sanciones, bajas de oficio y hasta el inicio de procesos judiciales sin la debida sustentación legal. Dicha presunción, la lleva a cabo mediante un listado de actividades que emanan del anexo que acompaña a la resolución 2927 del año 2010.

A continuación, enumero las siguientes actividades con el anexo detallado de lo que engloba cada una de ellas:_

I – Industria de la Construcción
II – Industria Textil- Aceitera – Helados –Curtiembres -Frigorífica
III – Servicios de Turismo
IV – Servicios de Modelaje
V – Sector “Feed Lot” (ganado a corral)
VI – Producción Citrícola – Yerba Mate – Olivos – Aceite de Oliva –Aceituna de Conserva
VII – Actividad Gastronómica – Restaurantes – Servicios de Salud – Mensajería – Comercio – Pastas Frescas – Supermercados – Estación de Servicios – Jardines – Geriátricos
VIII – Actividad Hotelera – Call Center – Viveros – Industria Frigorífica – Harinas
IX – Dependientes De Personas Físicas de Altos Ingresos.

Anexo de la Resolución que detalla las actividades

DOCUMENTO ANEXO I **

Este listado que fija el indicador mínimo de trabajadores (IMT) fue actualizado por la actual administración en conjunto con las Cámaras y Federaciones Sindicales que representan cada sector.

No cabe duda que el empleo no registrado es una de las causas que contribuye a la falta de inclusión social, provocando como consecuencia directa ausencia de derechos laborales, deterioro en el financiamiento de los sistemas de seguridad social y desprotección frente a las contingencias sociales del trabajador y su grupo familiar.

Con el propósito de encontrar herramientas para eliminar la evasión previsional y fomentar la inclusión social de los sectores más desprotegidos de la comunidad, en el año 2010, se diseñó el IMT, pero nunca tuvo operatividad. El IMT es un parámetro, presumible, que permite establecer la cantidad de trabajadores que son necesarios acorde a un listado de actividades que hace la AFIP. Este organismo pretende actuar como juez, fiscal y ejecutor, al mismo tiempo.

El IMT se construye a través de la puesta en marcha de las “presunciones laborales”, las cuales implican utilizar mecanismos propios de la AFIP, basado en presunciones sin ningún sustento jurídico y lógico posible, avasallando todo derecho constitucional.

E n mi opinión, estas “presunciones laborales” resultan ilegales, cuando crean una obligación fiscal por la vía de una “presunción”, ya que como dice el Código Civil y Comercial de la Nación: No hay obligación sin causa, garantía constitucional y principio legal aplicable al Derecho Público.

La Resolución 2.927 es ilegal ya que, insisto, sólo sería legítima en el supuesto que la AFIP haya cuestionado, previamente, las declaraciones juradas del contribuyente o éste hubiere omitido su presentación en debido tiempo y forma.

Es muy riesgoso que se tolere este modo de legislar porque así se van avasallando derechos y se va desnaturalizando no solo el sistema fiscal sino también llevando el control a un extremo incompatible con un régimen republicano y federal, en el sentido de respeto a las libertades garantizadas por el sistema político institucional plasmado en nuestra Carta Magna.

En este tipo de casos la “presunción” o la “determinación de oficio” no se produce a partir de un hecho cierto o de un previo incumplimiento fiscal, sino de un mero acto de imaginación, hipotética, que es un modo muy perverso de confundir arbitrio con arbitrariedad.

Tengamos cuidado con el mal uso de las presunciones por parte del órgano recaudador. Estas presunciones siempre, deben partir de un hecho cierto y no en abstracto. Es claro el intento de vulnerar todas garantías constitucionales del debido proceso, defensa en juicio y presunción de inocencia.

ANEXO RESOLUCION GENERAL Nº 2927 (TEXTO SEGUN RESOLUCION GENERAL Nº 3038)

INDICADOR MINIMO DE TRABAJADORES ELABORADO DE CONFORMIDAD CON LO PREVISTO EN EL INCISO C) DEL ARTICULO 5º DE LA LEY Nº 26.063 Y SUS MODIFICACIONES

El Indicador Mínimo de Trabajadores señala la cantidad de trabajadores requeridos por cada unidad de obra o servicio de que se trate según la actividad, de acuerdo a un período determinado.

A los fines de la estimación del importe de la base para el cálculo de los aportes y contribuciones, el indicador deberá multiplicarse por la remuneración básica promedio del convenio colectivo de trabajo propio de la actividad.

A continuación se detallan los indicadores aplicables a cada una de las siguientes actividades:

I – INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCION

  1. SECTOR CONSTRUCCION

Tipología: edificio de departamentos para vivienda multifamiliar.

Duración de la obra: conforme se determine en forma fehaciente; en defecto de este dato, la duración de la obra se estimará en DOS (2) años.

IMT: jornal por metro cuadrado terminado: TRES COMA VEINTE (3,20).

Remuneración a computar: promedio mensual de las remuneraciones básicas fijadas por el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 76/75 para las categorías de “ayudante” y “oficial” correspondientes a la Zona en que se encuentre la obra, con más un VEINTE POR CIENTO (20%) en concepto de “presentismo”, vigentes durante los períodos ajustados.

II – INDUSTRIA TEXTIL

  1. SECTOR ESTAMPADO

IMT Máquina transfer por rollo: DOS (2) empleados por máquina.

IMT Máquina rotativa: SIETE (7) empleados por máquina: DOS (2) empleados en la máquina, DOS (2) empleados en sector de preparado y TRES (3) colaboradores.

Remuneración a computar: según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 500/07, remuneración promedio general de las distintas categorías para el sector “estampado”, vigente para cada período ajustado.

  1. SECTOR TEÑIDO DE TELA

IMT Empleados por máquina: UNO COMA NUEVE (1,9).

IMT Producción por empleado por mes: SETECIENTOS (700) kilogramos.

IMT Empleados cada VEINTIDOS MIL (22.000) metros cúbicos (m3) de gas consumidos: DIEZ (10).

Remuneración a computar: según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 500/07, remuneración promedio general de las distintas categorías para el sector “teñido”, vigente para cada período ajustado.

  1. SECTOR TEÑIDO DE HILADO

IMT Empleados por máquina: TRES COMA TRESCIENTOS CUARENTA Y CINCO (3,345).

IMT Producción por empleado por mes: UN MIL TRESCIENTOS SETENTA Y CINCO (1375) kilogramos.

IMT Empleados cada VEINTIDOS MIL (22.000) metros cúbicos (m3) de gas consumidos: DIEZ (10).

Remuneración a computar: según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 500/07, remuneración promedio general de las distintas categorías para el sector “teñido”, vigente para cada período ajustado.

  1. SECTOR CONFECCION

IMT Producción por empleado, por día, en una jornada laboral de OCHO (8) horas:

confección de remeras de algodón o sintéticas, cuello redondo o en vé, sin cartera ni cuellos tejidos o armados: CINCUENTA (50) prendas;

confección de camisas, chombas, blusas: DIECISIETE (17) prendas;

confección buzos sin cierre, cuello redondo o en vé, pantalones tipo joggins, piezas confeccionadas en telas de punto, calzas, vestidos en general: CUARENTA (40) prendas;

confección de pantalones de jeans en telas denim: DIECISIETE (17) prendas;

camperas en general: NUEVE (9) prendas;

pantalones de hombre en telas planas y/o gabardinas: VEINTE (20) prendas.

Para aquellos casos en que se detecten talleres que confeccionan en forma mixta o conjunta remeras, camisas, chombas, pantalones de jeans, pantalones de hombre, camperas en general, calzas, buzos, joggins, polleras, pijamas, se aplicará un indicador promedio: VEINTICINCO (25) prendas por trabajador, por día, en una jornada laboral de OCHO (8) horas.

IMT Empleados por máquina: UNO COMA VEINTICINCO (1,25).

IMT Empleados cada CINCUENTA Y SEIS (56) kilowatts mensuales de electricidad consumidos: UNO (1).

Remuneración a computar: remuneración según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 544/08, jornal promedio entre oficial calificado/medio oficial.

III – SERVICIOS DE TURISMO

  1. SECTOR TURISMO ESTUDIANTIL

Tipología: viajes de estudio, de recreación o de egresados de estudiantes de primaria, polimodal o secundaria, prestados por empresas de viajes y turismo, con transporte propio o de terceros.

Duración del viaje: se estima ONCE (11) días, salvo que la empresa acredite realizar exclusivamente viajes de una duración inferior, en cuyo caso, se estimarán en hasta DOS (2) o hasta SEIS (6) días, según corresponda.

IMT auxiliares

IMT general: UN (1) trabajador mensual cada CINCUENTA Y CINCO (55) pasajeros transportados por mes.

IMT empresas que acrediten prestar exclusivamente servicios en viajes de hasta DOS (2) días de duración: UN (1) trabajador mensual cada DOSCIENTOS CUARENTA (240) pasajeros transportados por mes.

IMT empresas que acrediten prestar exclusivamente servicios en viajes de hasta SEIS (6) días de duración: UN (1) trabajador mensual cada CIENTO CUARENTA (140) pasajeros transportados por mes.

IMT administrativos y vendedores: UN (1) trabajador mensual cada UN MIL CIEN (1.100) pasajeros transportados por año.

Remuneración a computar: promedio mensual de las remuneraciones básicas fijadas por el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 547/08 para las categorías de “Auxiliar de Primera” y “Administrativo Primera Categoría”, vigentes durante los períodos ajustados.

IV – SERVICIOS DE MODELAJE

  1. SECTOR DESFILE DE MODAS

Tipología: desfiles de exhibición de indumentarias de cualquier tipo realizados en locales cerrados o en espacios abiertos —bares, discotecas, locales nocturnos, clubes, eventos privados, etc.—. No incluye desfiles de alta costura y/o alta moda.

Duración del desfile: se estima en UN (1) día.

IMT: DIEZ (10) trabajadores por desfile, con TRES (3) pasadas cada uno.

Remuneración a computar: remuneración básica fijada por el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 540/08, en sus Artículos 13 y 15 para la categoría B “Individual”. Se adicionará el VEINTE POR CIENTO (20%) del total abonado por modelo, en concepto de viáticos, cuando el desfile se realice a más de SESENTA (60) km. del lugar de residencia.

V – SECTOR “FEED LOT”

Tipología: Engorde de ganado a corral.

Unidad de medida: carga instantánea de cabezas de ganado bovino, que es el stock de cabezas existente en cada establecimiento en un mismo período.

IMT: Cantidad de empleados por cabezas de ganado bovino:

Hasta DOS MIL (2.000) cabezas: TRES (3) empleados.

De DOS MIL UNO (2.001) a OCHO MIL (8.000) cabezas: TRES (3) empleados más UN (1) empleado adicional por cada MIL (1.000) cabezas que excedan las DOS MIL (2.000).

De OCHO MIL UNO (8.001) a DIECISEIS MIL (16.000) cabezas: NUEVE (9) empleados más UN (1) empleado adicional por cada MIL DOSCIENTOS CINCUENTA (1.250) cabezas que excedan las OCHO MIL (8.000).

De DIECISEIS MIL UNO (16.001) cabezas en adelante: QUINCE (15) empleados más UN (1) empleado adicional por cada MIL SEISCIENTOS CINCUENTA (1.650) cabezas que excedan las DIECISEIS MIL (16.000).

Remuneración a computar: remuneración promedio ponderado de las categorías encargado, capataz y peón especializado, que determine la Comisión Nacional de Trabajo Agrario para la actividad, conforme al régimen nacional de trabajo agrario aprobado por la Ley Nº 22.248.

VI – PRODUCCION CITRICOLA

  1. SECTOR PRODUCCION DE LIMONES

Tipología: producción de limones.

IMT:

Producción: DOCE COMA OCHENTA Y CUATRO (12,84) jornales por hectárea por año.

Cosecha: UNO COMA SESENTA Y SEIS (1,66) jornales por tonelada o CINCUENTA Y SIETE COMA VEINTICUATRO (57,24) jornales por hectárea por año.

Empaque: UNO COMA OCHENTA Y SEIS (1,86) jornales por “pallets” exportado (UN (1) “pallets” es igual a UNO COMA DOS (1,2) toneladas).

Remuneración a computar: Según Convenio aplicable en cada zona, remuneración promedio entre la menor y la mayor de las categorías peón general, encargado o capataz, sueldo mensual igual a:

VEINTITRES COMA SETENTA Y CINCO (23,75) jornales para el IMT Producción;

VEINTICINCO (25) jornales para el IMT Cosecha y Empaque.

  1. SECTOR PRODUCCION DE MANDARINAS Y NARANJAS

Tipología: producción de mandarinas y naranjas.

IMT:

Mercado interno: UN (1) jornal cada DOS (2) toneladas mensual.

Exportación: UN (1) jornal cada UNO COMA CINCUENTA (1,50) toneladas mensual.

De carecer del dato relativo a la producción, o si el mismo resultara cuestionado por esta Administración Federal, será de aplicación el siguiente índice: UNA (1) hectárea = VEINTE (20) toneladas por año.

Remuneración a computar: Según convenios aplicables en cada zona, para la categoría cosechador.

VII – ACTIVIDAD GASTRONOMICA – RESTAURANTES

Tipología: restaurantes o locales de comidas cuyos establecimientos se clasifican en:

Tipo 1: Sin ambiente climatizado, sin sala de espera, sin valet parking.

Tipo 2: Con ambiente climatizado, con o sin sala de espera, sin valet parking.

Tipo 3: Con ambiente climatizado, con sala de espera, con valet parking.

IMT:

Restaurante tipo 1

Para UN (1) turno (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada DIECISEIS (16) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada ONCE (11) cubiertos ofrecidos.

Para UN (1) turno de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada VEINTE (20) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada CATORCE (14) cubiertos ofrecidos.

Restaurante tipo 2

Para UN (1) turno (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada CATORCE (14) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada NUEVE (9) cubiertos ofrecidos.

Para UN (1) turno de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada DIECIOCHO (18) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada DOCE (12) cubiertos ofrecidos.

Restaurante tipo 3

Para UN (1) turno (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada DOCE (12) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada OCHO (8) cubiertos ofrecidos.

Para UN (1) turno de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo o cena): UN (1) empleado cada QUINCE (15) cubiertos ofrecidos.

Para DOS (2) turnos de autoservicio con servicio parcial de atención a la mesa (almuerzo y cena): UN (1) empleado cada DIEZ (10) cubiertos ofrecidos.

Remuneración a computar: Según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 389/04, remuneración promedio general de la categoría mozo, según zona de aplicación, detalladas para el sector restaurante vigentes para cada período ajustado.

VIII – ACTIVIDAD HOTELERA

Tipología: Establecimientos hoteleros de UNA (1) a CINCO (5) estrellas, en todo el país, en todas las temporadas.

IMT: Cantidad de trabajadores mensuales por habitación, según categoría del establecimiento y según estacionalidad:

Categoría CINCO (5) estrellas

Temporada baja: CERO COMA SESENTA Y OCHO (0,68).

Temporada media: CERO COMA OCHENTA (0,80).

Temporada alta: CERO COMA NOVENTA Y DOS (0,92).

Categoría CUATRO (4) estrellas

Temporada baja: CERO COMA CUARENTA Y TRES (0,43).

Temporada media: CERO COMA CINCUENTA (0,50).

Temporada alta: CERO COMA CINCUENTA Y OCHO (0,58).

Categoría TRES (3) estrellas

Temporada baja: CERO COMA VEINTISEIS (0,26).

Temporada media: CERO COMA TREINTA Y UNO (0,31).

Temporada alta: CERO COMA TREINTA Y SEIS (0,36).

Categoría DOS (2) estrellas

Temporada baja: CERO COMA VEINTICUATRO (0,24).

Temporada media: CERO COMA VEINTIOCHO (0,28).

Temporada alta: CERO COMA TREINTA Y DOS (0,32).

Categoría UNA (1) estrella

Temporada baja: CERO COMA VEINTE (0,20).

Temporada media: CERO COMA VEINTICUATRO (0,24).

Temporada alta: CERO COMA VEINTIOCHO (0,28).

Detalle de meses que integran cada temporada por Región:

Región Buenos Aires (Provincia de Buenos Aires, excluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) 1. Temporada baja: mayo, junio, julio y agosto.

Temporada media: marzo, abril, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Temporada alta: enero y febrero.

Región Centro (Provincia de Córdoba)

Temporada-baja: abril, mayo, agosto, septiembre y octubre.

Temporada media: marzo, junio, julio, noviembre y diciembre.

Temporada alta: enero y febrero.

Región Patagonia (Provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego e Islas Malvinas)

Temporada baja: mayo, junio, septiembre y octubre.

Temporada media: abril y noviembre.

Temporada alta: enero, febrero, marzo, julio, agosto y diciembre.

Observaciones:

Para las regiones sin estacionalidad se aplicará el índice correspondiente a temporada media.

Para los establecimientos que no cuenten con clasificación o habilitación formal como hotel, se aplicará el indicador correspondiente a la categoría CINCO (5) estrellas, temporada media.

Remuneración a computar: según Convenio Colectivo de Trabajo Nº 389/04, remuneración promedio general de la categoría CUATRO (4) estrellas según zonas de aplicación detalladas para el sector hoteles, vigentes para cada período ajustado.

IX DEPENDIENTES DE PERSONAS FISICAS DE ALTOS INGRESOS

Tipología: Personas físicas cuyos ingresos brutos anuales sean iguales o superiores a $ 500.000 y/o les corresponda tributar el impuesto sobre los bienes personales o cuando la totalidad de sus bienes —gravados y no gravados por el mencionado tributo— valuados conforme las normas del citado impuesto, superen el monto determinado por el inciso i) del Artículo 21, Título VI, de la Ley Nº 23.966 y sus modificaciones.

Quedan exceptuadas las personas físicas que tengan el carácter de empleador en los términos de la Ley Nº 20.744 texto ordenado en 1976 y sus modificaciones o de la Ley Nº 26.844 y se encuentren inscriptas en los registros habilitados por esta Administración Federal.

IMT: 1 trabajador desarrollando tareas de asistencia personal y/o a su núcleo familiar.

Remuneración a computar: monto del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente en cada período involucrado

 

Por JUAN PABLO CHIESA

Se el primero en comentar en "LAS INTIMACIONES SIN SUSTENTO FÁCTICO DE AFIP"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*