PAÍS EN RIESGO A 36 MESES DE GOBIERNO

3 años de Macri, y 2019 “pinta” peor aún

Apuesta muy personal la del administrador de carteras de inversión Marcelo Trovato. Urgente24 no considera que con los datos disponibles hoy día se pueda anticipar quién será el/la próximo/a Presidente, pero sí comparte la descripción de la enorme crisis de estanflación que padece la Argentina por errores cometidos por la Administración Macri. A menudo es bueno instalar la polémica porque ayuda, en ocasiones, a reflexionar con más intensidad que sin la polémica. Aquí va:

2019 por delante, último año del mandato presidencial de Mauricio Macri: Definitivamente, peor que el país que recibió.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Pronóstico Bursátil). Del aspecto político es seguir hablando sobre supuestos, para nosotros tanto la candidatura Macri/Bullrich o Vidal/Bullrich son perdedoras en primera vuelta, Cristina Fernández -inisistimos- no se va a presentar como candidata a Presidente, y Roberto Lavagna será quien ocupe el cargo 2019/2023.

Hay un viejo chiste de dos santiagueños (y su fama de perezosos) que estan recostados sobre un árbol en un campo, uno le pregunta al otro: “Che negrito, ¿tenes antídoto para picadura de serpiente…?“; el otro le contesta con otra pregunta “No, ¿te picó una…?”, y el responde “No, pe ro ahí está viniendo”.

El riesgo-país es el riesgo de una inversión económica debido solo a factores específicos y comunes a un cierto país. Puede entenderse como un riesgo promedio de las inversiones realizadas en cierto país. Mide en el tono político, económico, seguridad pública, etc. (Si hay hipótesis de conflicto bélico, inseguridad, tipos de impuestos, etc.)

El riesgo-país se entiende que está relacionado con la eventualidad de que un estado soberano se vea imposibilitado o incapacitado de cumplir con sus obligaciones con algún agente extranjero, por razones fuera de los riesgos usuales que surgen de cualquier relación crediticia.

Los santiagueños espero no se enojen, solo es un chiste, pero hoy los ciudadanos en su gran mayoría no están recostados sobre el árbol, en realidad están rompiéndose el lomo para aguantar la incipiente estanflación, pérdida del empleo, tributar impuestos como nunca en su v ida y financiar sus deudas a tasas demenciales, pero en su inconciente se resisten a ver lo que viene.

El año 2019 será uno de los peores de la historia argentina, porque muchos agentes económicos sí ven venir a la serpiente, perciben el riesgo y actúan en consecuencia.

La Argentina deberá soportar un déficit operativo del Tesoro en el año 2019, y continuará con la obligación de pagar un abultado déficit cuasifiscal del BCRA, el cual, sumado al déficit financiero del Tesoro que aumenta, en lugar de bajar, llegaría en forma conjunta al7,5% del PBI.

El riesgo-país de nuestro país hoy es de 740 puntos, en el año 2019 vamos a superar los 1.000 puntos y de alerta naranja pasaremos a alerta roja, los que suponen que el problema serio lo tendremos en 2020 porque se acaban los adelantos del FMI. Se equivocan: la ser piente ya está viniendo y cada día incrementa su velocidad. Va a aminorar la marcha durante este Diciembre producto de la necesidad de pesos que las empresas tienen estacionalmente para esta fecha pero, a partir de Enero y a medida que los meses transcurran, la velocidad será cada día mayor, el dólar será como siempre el refugio mas buscado y demandado; y el detonante con la lógica anticipación de lo que muchos esperan para 2020.

Este Gobierno solo repara en el árbol, ni mira el bosque, ni mira las condiciones cambiantes del mundo en materia económica, sólo se ocupa de sobrevivir en el día a día, manteniendo un dólar artificialmente calmado con altísimas tasas de interés, superiores al 40% ya son una locura, así que da lo mismo 55% y/o 60%, el canto de sirenas que las tasas tienden a bajar y que fue aprobado por el organismo de control es simplemente un relato, otro nuevo relato, la realidad que dólar planchado y altas tasas no pueden convivir jamás.

El único antídoto para la serpiente ya lo usamos y muy mal, nos endeudamos para no hacer ni una reforma estructural, solo mantener un elefante bobo llamado Estado y planes sociales sin exigir a sus beneficiarios la más mínima contraprestación. No existen antídotos nuevos que se hayan inventado que nos puedan salvar de la nueva crisis que vamos a vivir, primero será la hiper inflación de la mano de un dólar si techo, el valor será proporcional al pánico de los que no han querido, no han creído, o se han negado a ver la realidad despegándose de cualquier ideología política, y saldrán como siempre en manada a intentar refugiarse de lo inevitable.

El segundo paso será, y si Dios nos ayuda, intentar reestructurar las deudas para no caer en cesación de pagos, no obstante entiendo que dada las circunstancias mundiales sumado al nivel de riesgo pa ís que sufriremos el Default será inevitable. En el mejor de los casos deberemos aprender a convivir con el FMI por varios años y a los tenedores de deuda privada decirles amablemente “ajo y agua”, su negocio lo hicieron y vaya que los hicieron durante estos casi cuatro años perdidos.

El PRO mientras tanto insiste con el “nosotros o el caos” y sin embargo al caos vamos de manera irremediable, a la herencia anterior debemos de sumarle la herencia actual, dos herencias que conforman un laberinto sin salida caótica, con mega devaluaciones, recesión e inflación que nos descartamos llegue a los tres dígitos para 2019.

El miedo en 2015 era la de asemejarnos a Venezuela, ya en 2018 podemos decir que hemos dado un paso más para ello. Los gobiernos pasan, los ciudadanos y las deudas quedan, y de un Déficit consolidado de 7.5% del PBI no se sale sino con Plan Integral y eco nomía de guerra, nos esperan no menos de tres años de recesión y nos habremos quedado con el peor de los sentimientos, la decepción.

Pero cuando el tiempo pase y el agua baje, se podrá ver claramente dibujada en la arena otra palabra mas exasperante que la decepción, leeremos traición.

 

Por MARCELO TROVATO

 

Se el primero en comentar en "PAÍS EN RIESGO A 36 MESES DE GOBIERNO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*