TENSIÓN DESCONFIANZA Y SOSPECHAS EN LA JUSTICIA

Arde la Justicia federal entre sospechas y desconfianzas en la Corte

Este miércoles 12/12 la Corte Suprema de Justicia rechazó el planteo del radicalismo en contra de la Ley de Lemas en Santa Cruz. Es el signo político de Carlos Rosenkrantz, el titular del máximo tribunal que no tiene una buena relación con el resto de los integrantes del cuerpo. Hay desconfianzas mutuas entre los ministros por información que llega a la Casa Rosada, como en el caso santacruceño o en las discusiones previas sobre el aumento de los haberes jubilatorios que la CSJN definirá el 18/12 y sería desfavorable para el Gobierno nacional. Todo ocurre, además, en un clima muy caldeado con Comodoro Py por la liberación de Amado Boudou.

La Corte Suprema, entre sospechas y desconfianzas mutuas incide en el resto de la justicia

Cuenta regresiva para el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) sobre la actualización de los montos de los haberes de los jubilados. El próximo martes (13/12) la Corte emitirá su fallo en el caso de Lucio Orlando Blanco, un hombre que se jubiló en 2003 y fue a la Justicia para reclamar la actualización de su beneficio.

El desenlace del caso Blanco preocupa al Gobierno nacional. La CSJN debe decidir si valida o no el fallo de cámara que da la razón a Blanco, a quien reconoce un haber 31% superior al que le ofrece ANSeS, y una retroactividad 50% mayor.

Lo que decida el máximo tribunal de justicia impactaría sobre 150 mil juicios y para la Administración Macri sería un duro revés que lo obligarí a a un importante desembolso en medio de la crisis económica que atraviesa el país.

El Gobierno viene de recibir otro golpe de la Corte: el rechazo al planteo de la UCR de Santa Cruz sobre la utilización de la ley de lemas, con la cual fue derrotado su candidato Eduardo Costa en los últimos comicios a gobernador. Se trata de un tema que la Casa Rosada estuvo interesada en que tenga un resultado favorable al radicalismo local mediante contactos con algún juez, pero que la Corte prefirió mantener en respecto a las competencias judiciales y electorales locales.

La Corte, mientras tanto, atraviesa una etapa de desconfianzas mutuas desde que Carlos Rosenkrantz desplazó a Ricardo Lorenzettide la Presidencia en una acción rayana con un “golpe institucional del mas bajo calibre”. Además, el titular del máximo tribunal no tiene buena relación con los otros cuatro jueces. Esa tensión lo habría obligado a tomarse unos días de descanso en el exterior a dos meses de haber asumido la conducción del cuerpo.

·       El diario Perfil abundó sobre la situación en la Corte:

“A poco más de dos meses de la llegada de Carlos Rosenkrantz a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia,  el juez voló a fines de esta semana hasta Miami para descansar unos días en medio de un aluvión de fuertes críticas.

Lejos del orden y la tranquilidad que algunos creían que podía llegar tras el desplazamiento de Ricardo Lorenzetti, que estuvo once años en el cargo, la Corte atraviesa días de diferencias tanto en el interior como en exterior del Palacio de la calle Talcahuano. Uno de los principales señalamientos contra Rosenkrantz es que lo sienten un emisario del Poder Ejecutivo. De hecho eso también le valió un apodo: Bubi, como llamaban a Julio Nazareno, ex ministro del tribunal y hombre del menemismo durante esa gestión.”

·       Las desconfianzas se sustentan también en las ‘filtraciones’ a la Casa Rosada, el diario Clarín aporta:

“En una de las reuniones previas para discutir el fallo de jubilados que se conocerá la semana próxima se habría filtrado información al Gobierno y motivó una resolución oficial del Ejecutivo para quitarle argumentos a una eventual decisión en contra. Esos encuentros preparatorios, habituales, se hacen entre letrados que responden a cada miembro de la Corte. ¿Cantó alguno?

Otro integrante del Máximo Tribunal cuenta que tras otra reunión, en este caso por el tema Santa Cruz, su teléfono empezó a sonar. Había pasado apenas una hora y lo llamaba un funciona rio de Mauricio Macri tratando de “convencerlo” de que cambie de postura. Más dudas: ¿cómo se enteró la Rosada?

Según pudo saber Clarín, ya habría una mayoría conformada que decidiría a favor del índice más alto. Es decir, contra los deseos de la Rosada.

Ya habría al menos tres votos dispuestos a fallar a favor del jubilado. Por un lado, Lorenzetti y Maqueda tienen antecedentes en temas previsionales donde determinaron que el índice ISBIC es el correspondiente. A ellos se sumaría al menos, Horacio Rosatti, único constitucionalista del cuerpo. Rosenkrantz ya tiene la decisión tomada, pero prefiere reservársela. Como en casos anteriores, Highton genera dudas.”

·       El diario La Nación recuerda el fallo del 2×1 para los represores dictado en 2017 y el reciente y los primeros tropiezos de Rosenkrantz que desgastaron su liderazgo:

“Lorenzetti y Maqueda mantienen su postura de antes y reiteran que no se aplique pero hay dos jueces que cambian de posición, que son Rosatti y Highton de Nolasco. Ellos, contemplando que ahora hay una ley aclaratoria específica para los delitos de lesa humanidad, cambian el sentido de la votación del fallo del año pasado y pasan a apoyar el criterio de que no se debe aplicar.

El único que queda en la vereda de en frente es Carlos Rosenkrantz el presidente de la Corte, con un fallo que tiene un fundamento jurídico. Lo que dice es que hay un principio jurídico general que es “siempre se aplica la pena más benigna”.

“Rosenkrantz tiene dos meses al frente de la Corte. Ya ha sumado dos traspiés significativos en muy poco tiempo y está dando una señal de sostenimiento de su postura técnica y jurídica aunque sea de alguna manera incólume. En ese aspecto está sufriendo un desgaste político muy importante.

El primer tema fue un cruce de cartas muy violento con Lorenzetti cuando Rosenkrantz le atribuyó a Lorenzetti que había vaciado el órgano informativo de la Corte, el CIJ, y allí hubo una gran discusión en torno de la administración de la Corte. El administrador de la Corte, de apellido Marchi, es un hombre de Lorenzetti. Rosenkrantz lo está queriendo remover desde que entró. Está queriendo remover a la gente que maneja las cuentas de la Corte de la Justicia porque no le responden a él sino a Lorenzetti.

Después vino un segundo problema, que fue el fallo de la Pampa. El día que Macri se sentó a almorzar con Rosenkrantz y Highton de Nolasco los otros tres jueces aprobaron un fallo reconociéndole una deuda a la Pampa con la Afip. El tercer episodio es el que estamos nombrando ahora del 2×1.”

La situación de la Corte se completa con la ansiedad de los diarios Clarín y La Nación por su pérdida de poder en el ámbito de la justicia federal. Impactó mucho la liberación del exvicepresidente Amado Boudou, lo que estaría motivando las tapas de los dos matutinos poniendo el foco en Comodoro Py.

Y como no puede ser de otra manera cuando Clarín y La Nación se reocupan es porque el PEN está muy preocupado… realizó un golpe de Estado en la CSJN y ahora ni aún así logra que se le termine alineando.

Esto lo pone de muy mal humor y logra que Macri se enoje con los jueces…

¡Inconcevible y poco democrático! Como Mauricio Macri en su intimidad…

 

Por Arq. José Marcelino García Rozado

Buenos Aires, 13 de diciembre de 2018

 

Se el primero en comentar en "TENSIÓN DESCONFIANZA Y SOSPECHAS EN LA JUSTICIA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*