CRISIS EN LA CSJN – CONGRESO

Intrigas palaciegas en el día después de la explosión en la Corte. Macri no quiere otro diciembre de 2017 y “cajonea” el debate del fallo Blanco.

Las últimas resoluciones del máximo tribunal quedaron sujetas a versiones sobre presiones a la hora de firmarlas o dejar de hacerlo. A la soledad de Rosenkrantz y su inestabilidad como presidente del cuerpo, además del quite de funciones al presidente del Supremo Tribunal, se suman rumores en torno a Highton de Nolasco. El fallo de la Corte Suprema sobre el índice por el cual se ajusta la actualización de los haberes jubilatorios instó al Congreso a definir el nuevo sistema en un “plazo razonable”. La oposición intentó en la sesión de este martes (18/12) discutir el fallo del máximo tribunal, pero Cambiemos frenó la movida. Ahora reclaman que Macri incluya el tema en las sesiones extraordinarias que concluyen el 28 de diciembre. En el Gobierno no tienen apuro para discutir el índice en el Legislativo, donde no tienen mayoría y donde el Gobierno fracasó en sancionar la Ley contra los barrabravas y el financiamiento político. Especulando con la pronta feria judicial y el receso en el Congreso, en la Casa Rosada prefieren ganar tiempo y patear el tema para el año que viene mientras buscan una salida a l conflicto.

La Corte, centro de polémicas, peleas intestinas y especulaciones.

Las últimas horas en la Corte Suprema han sido un caldero de resoluciones de fuerte impacto político hacia afuera y hacia dentro del máximo tribunal.

En 1er término, se dictó la sentencia sobre cuál debe ser el índice para recalcular de forma retroactiva los haberes jubilatorios. Se trató, el fallo, de un golpe a los intereses del Gobierno en su empresa de alcanzar el “equilibrio fiscal”, ya que la resolución implica el reconocimiento de una fórmula que tiene un mayor costo para las arcas del Estado.

Por otro lado, la sentencia expuso nuevamente la soledad del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, quien fue el único en votar en forma disidente al resto de los ministro del alto tribunal. Tal posición solitaria quedó refrendada con una acordada que se dio a conocer horas después y que resulta un fenomenal recorte de poderes al presidente de la Corte.

Ambas resoluciones quedaron sujetas a versiones sobre presiones a la hora de firmarlas o dejar de hacerlo. En primer término, circuló que la juez Elena Highton de Nolasco iba a votar en un sentido diferente la cuestión jubilatoria, más cerca de la posición de Rosenkrantz, pero que presiones por parte de Ricardo Lorenzetti, expresidente de la Corte y enfrentado a su sucesor, la hicieron cambiar su voto. Otra campana sostiene que en realidad fue Rosenkrantz quien hizo trascender la versión.

La acordada que deja Rosenkrantz sin las facultades delegadas de las que gozó, por ejemplo, Lorenzetti en sus 11 años al frente del tribunal, también se convirtió en un campo de batalla interno, con eje -también- en Highton de Nolasco. La jueza tachó su firma de la resolución generando un mar de sospechas sobre eventuales presiones.

Es por esto que, según Infobae.com, en la próxima acordada Lorenzetti pedirá que se investigue si la única mujer que integra el tribunal sufrió algún tipo de coerción para obrar de esa manera.

·        CONGRESO NACIONAL: Macri no quiere otro diciembre de 2017 y “cajonea” el debate del fallo Blanco

Comoya dijimos en el copete, el fallo de la Corte Suprema sobre el índice por el cual se ajusta la actualización de los haberes jubilatorios instó al Congreso a definir el nuevo sistema en un “plazo razonable”. La oposición intentó en la sesión de este martes (18/12) discutir el fallo del máximo tribunal, pero Cambiemos frenó la movida. Ahora reclaman que Macri incluya el tema en las sesiones extraordinarias que concluyen el 28 de diciembre. En el Gobierno no tienen apuro para discutir el índice en el Legislativo, donde no tienen mayoría y donde el Gobierno fracasó en sancionar la Ley contra los barrabravas y el financiamiento político. Especulando con la pronta feria judicial y el receso en el Congreso, en la Casa Rosada prefieren ganar tiempo y patear el tema para el año que viene mientras buscan una salida al conflicto.

El Gobierno postergará el tratamiento del fallo de la Corte en el tema jubilaciones mientras busca una salida

El Gobierno nacional no tiene previsto tratar el fallo de la Corte sobre el nuevo índice para calcular las jubilaciones en lo que resta de este año y postergará su debate en el Congreso, a pesar del pedido de la Corte, para ganar tiempo y analizar una salida en un Poder Legislativo donde no tiene mayoría y donde el tratamiento de otro tema jubilatorio como la reforma previsional, le provocó un tembladeral político en 2017.

Ayer (18/12) tras conocerse la decisión de la Corte, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, aclaró: “Al fallo vamos a acatarlo como corresponde“, y agregó: “El poder Ejecutivo no tiene incidencia en la Corte, como sí pasaba antes“. Asimismo, el ministro del Interior aclaró que esta determinación del máximo tribunal “no tiene impactos en el presupuesto con equilibrio fiscal votado recientemente“.

En declaraciones al canal de noticias TN, Frigerio explicó: “Esto se va a ir acomodando gradualmente. El fallo tiene que ver con un período entre 2003 y 2008 donde no se actualizaban las jubilaciones. La Justicia determina que la fórmula que hay que usar no sea el RIPTE y que no es una voluntad del Poder Ejecutivo sino que hay que discutirlo en el Congreso. Lo haremos, como corresponde“.

Por su parte, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne señaló que el fallo de la Corte tendrá un costo de $ 700 millones si se aplica a la totalidad de los casos.

 “Esperábamos un fallo así. Es uno más de los legados del gobierno anterior, donde a pesar de haber habido índices de inflación elevados entre el año 2002 y 2008 no se reconocieron índices de movilidad para las jubilaciones“, explicó el ministro y agregó: “vamos a tener que trabajar con el Legislativo para avanzar en resolver esta cuestión”, pero no puso plazos.

En declaraciones al diario El Cronista sobre cómo definirán el nuevo índice con el Legislativo, Dujovne contó: “No lo hemos decidido aún. El fallo es reciente, tenemos que trabajar juntos, especialmente la Anses, que tiene el rol preponderante en este caso. Así que en los próximos días vamos a estar trabajando en esto“.

En la Casa Rosada no quieren acceder a los pedidos de la oposición para tratar el nuevo índice en sesiones extraordinarias, que vencen el 28 de diciembre. Especulan con la feria judicial de verano que les dará un respiro en los reclamos presentados.

La sentencia de la Corte puso en duda la autoridad de ANSeS para definir el índice de movilidad y le adjudicó ese rol al Congreso. Este es un punto que será debatido en el ámbito jurídico ya que son interpretaciones opuestas de la reglamentación. El sistema integrado de jubilaciones y pensiones le otorga a la ANSeS la facultad de aplicación del índice salarial que se usará.

El Gobierno puede dilatar el tema porque la Corte no puso plazos. Sólo le pidió al Congreso que fije “en un plazo razonable” el indicador para la actualización de los haberes en el período 1995-2008.

Pero mientras el Congreso no se pronuncie, la Corte contempló que “se aplicará el criterio judicial emergente del presente caso a las causas pendientes de resolución“. Es decir, se seguirá disponiendo que se utilice el índice Isbic.

El diario Ámbito Financiero también interrogó a Dujovne sobre el tratamiento parlamentario del nuevo índice. Cuando se le preguntó s i iban a enviarlo de forma inmediata, contestó: “No lo tenemos decidido aún”. La misma respuesta dio cuando le preguntaron si insistirían con el mismo índice.

A partir del fallo de la Corte en el caso “Blanco”, el diputado Agustín Rossi, jefe de bloque del FPV-PJ, planteó en la última sesión extraordinaria una cuestión de privilegio, solicitando se haga efectivo lo establecido en la sentencia.

Y aseveró que “el Congreso debe abocarse de forma inmediata a dar respuesta a los cientos de miles de personas que esperan una respuesta que demuestre que estamos a la altura de las demandas y necesidades de nuestro pueblo”.

Por su parte, el bloque de diputados del Frente Renovador llevó el tema al recinto durante la sesión de este martes (18/12), pero su propuesta fracasó.

Mirta Tundis, titular de la Comisión de las Personas Mayores y especialista en temas previsionales, formuló una moción de apartamiento del reglamento para votar un proyecto de resolución instando al Poder Ejecutivo a ampliar el temario de las sesiones extraordinarias y cumplir con el fallo del máximo tribunal.

Pero necesitaba tres cuartos de los presentes, y la moción recibió 119 votos afirmativos y 72 negativos, con lo que Cambiemos logró frenar la iniciativa.

Al respecto, Tundis sostuvo: “Aunque trataron de persuadir a la Justicia, la Corte corrigió los errores que el Gobierno cometió y falló a favor de los jubilados. La única realidad es que con este fallo a favor de los jubilados se respetó el derecho constitucional de ellos”.

“No podemos esperar al año próximo”, reclamó.

 

Por Dr. Gregorio Reynoso

Buenos Aires, 19 de diciembre de 2018

Se el primero en comentar en "CRISIS EN LA CSJN – CONGRESO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*