A 37 AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS !!! RI 4 EN PRIMERA LINEA PARTE I

 

Foto 1º Monte Wall,donde ocurrieron los echos.

Mientras en el sector donde ubicaba la avanzada de combate, muy próximo a la cumbre Wall,el Cabo Elvio Alberto Balcaza a cargo de la patrulla que entregaba el puesto ,sabiendo que a las 11:30 hs estaba previsto el relevo, decidió comenzar a descender y encontrarse en el camino .El Cabo Nicolás Odorcic sobre esos acontecimientos comenta:

” Luego de cruzar el campo minado por las estrechas pasarelas, comenzamos a ascender la ladera Este del Monte Wall. Después que cayera Darwin a mano de los ingleses, sabíamos que más allá de nuestras lineas podíamos toparnos en cualquier momento con ellos.

Es por eso que al entrar a la “tierra de nadie”, nuestros sentidos se fueron agudizando .Hasta entonces nunca había visto tanta compenetración en los soldados ,lo mismo pasaba conmigo. Habiendo cubierto unos 1500 m, vemos que la patrulla que debíamos relevar se acercaba a nosotros. Era el Cabo Balcaza con cuatro soldados.

Me pasó las novedades, diciéndome que más temprano habían escuchado voces en inglés, pero que la niebla no había podido ver nada. Ellos habían recorrido la zona, pero tampoco encontraron a nadie .Nos despedimos y cada pelotón siguió su camino.

Las noticias que posiblemente habían ingleses en la zona nos erizó la piel. Ordene cargar fusiles y dejarlos sin seguro, el alistamiento a partir de ese momento fue máximo. Yo estaba al mando de los soldados y dependían de mí y tal vez me enfrentarían no se a cuantos ingleses. Tenía la sensación que de golpe aparecerían entre las rocas cientos de ellos 

Evité seguir pensando para no ser presa del temor, pero igualmente debo reconocer que se me hizo un nudo en la garganta .Agazapados y con ojos de águila, seguimos avanzando hacía la cresta. Ya próximos a ella, sentimos en dirección a Monte Kent ,que estaba a nuestra derecha ruido de motores de helicópteros.

Foto 2º De izquierda a derecha , Cab(s) Celso Marín y Elvio A.Balcaza

Resolví dejar a Ramírez y Acuña como seguridad posterior y adelantarme con Ledesma y Páez para tener un mejor ángulo de observación .Este último movimiento lo hicimos cuerpo a tierra .Avanzamos unos 50 metros ,tomé los anteojos de campaña y centré al helicóptero que transportaba una pieza de artillería con una red. Oigo un ruido en dirección a unas rocas cercanas a la cumbre y veo un cañón de ametralladora MAG…

 Ante la inminencia del combate, giro en dirección donde estaban los soldados para hacerles seña que había ingleses y que tomaran posición. Vuelvo mi cabeza hacía el frente, levantando el fusil para disparar cuando tuviera blanco y recibo un disparo en la cabeza. Hoy puedo contar esto, porque me salvó el casco. Ledesma y Páez saltaron sobre mi cuerpo para protegerme y colocarme atrás de unas rocas, estaba aturdido, sacándome de la linea de fuego.

El sonido del combate se adueño del área, estallaron un par de granadas de mano y otras de humo, por unos segundo la confusión fue total. La sorpresa del ataque y el disparo recibido no me dejaba pensar con claridad. Ledesma y Páez habrían fuego sobre las posiciones enemigas, pedí el apoyo de los soldados que estaban en la retaguardia, al principio no recibí respuesta de ellos, luego se sumaron al combate.

Foto 3º Cbo(s) Elvio A.Balcaza y José Luis Amaya

Pese a la caótica situación  habíamos sido emboscado y la única alternativa era salir de la “zona de la muerte” le ordené al soldado Páez que saltara que yo lo apoyaba. Salió y cuando ocupó una nueva cubierta recibió un tiro en el brazo derecho. Nos gritó a Ledesma que saltaramos que él nos cubria.

Puedo hacerlo y cuando estaba entrando a una nueva posición, vi que el soldado Ledesma recibía disparos en la espalda, que ejecutaban un ingles con una pistola ametralladora mientras salia de su posición a los gritos .

Otros ingleses se sumaron a los gritos lanzándose sobre nosotros con clara acción de aniquilarnos. Abrir fuego sobre el ingles que había matado a Ledesma y este cayó pesadamente hacía adelante. Nunca tuve duda que era un oficial o suboficial, por ser el que gritaba y daba órdenes.

Al ver caer a su compañero los ingleses estaban furiosos y aumentaron la cadencia de fuego, en ese momento nuestros camaradas nos empezaron a apoyar desde el Monte Harriet. Con morteros de 81mm y una ametralladora 12,7 de la sección Apoyo de la Compañía “B” hicieron clavar a los ingleses en la posición. Todo ese fuego frenó el asalto ingles y permitió que replegáramos unos metros.

Aproveché para decirle a Páez que saltar y se acercara a mi posición porque había quedado muy adelantado. Me dijo que estaba bien y que vendría. De pronto desde un costado de la roca, salió un inglés y le disparo pegándole de lleno una descarga mortal en el costado del tórax.

Al ver la escena  me desespere y abrir fuego sobre el ingles que trataba cubrirse. Alcancé a escuchar que Páez me decía “suerte mi cabo”. Y algunas palabras más balbuceó antes de morir.

El ingles que había abatido a Páez, gritaba y se arrastraba una mejor protección, apreté de nuevo el disparador y le di varios disparos en su cuerpo.

Extraído del libro, Malvinas en Primera Linea, del autor Lautaro Giménez Corbalán ,editorial edivern ( pág 262/263).

Agradecimiento a José Luis Delgado

Se el primero en comentar en "A 37 AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS !!! RI 4 EN PRIMERA LINEA PARTE I"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*