EL CASO MADURO Y LOS INTERESES ESTRATEGICOS RUSOS

No creen que Venezuela extraerá 2,5 millones de barriles en junio

Muy interesante la información que ordenó y tradujo Hernando Kleimans acerca del futuro petrolero venezolano, y su intensa relación con Rusia.

En una entrevista que le realizó el canal RT (Russia Today), Nicolás Maduro declaró que Venezuela se mantiene independiente en la venta de sus productos y que el país tiene un plan para elevar el nivel de extracción de petróleo de los actuales 1,5 millón a 2,5 millones de barriles diarios a mediados de 2019. El Presidente afirmó que Venezuela es autosuficiente y no depende de los ingresos de la venta de petróleo a USA, colocando el petróleo en otros países como China o la India.

Sin embargo, Venezuela no podrá incrementar la producción de petróleo hasta los 2,5 millones de barriles diarios a mediados de 2019, consideraron los analistas convocados por Prime, una agencia rusa especializada en temas de negocios. Ellos advierten que el país no tiene inversiones y base técnic a para semejante salto en un plazo corto y, además, esos planes se contraponen con los planes del acuerdo OPEP+.

USA anunció el 28/01 la aprobación de sanciones en relación con la petrolera venezolana PDVSA, bloqueando sus activos e intereses en su jurisdicción por US$ 7.000 millones, así como prohibiendo cualquier operación con ella. Según datos de la Casa Blanca, las pérdidas en los suministros de petróleo suman otros US$ 11.000 millones. El Departamento de Estado declaró que Washington facilitará al jefe del parlamento opositor Juan Guaydo el acceso a las cuentas del gobierno de Venezuela en los bancos norteamericanos.

·         Las causas

Según datos de la OPEP, en 2017 en Venezuela se extraía un promedio de 1,91 millón de barriles por día y en diciembre de 2018 este indicador había caído hasta 1,14 millón de barriles. La evaluación de los analistas requeridos por la ag encia Prime, para la extracción durante 2018, es de entre 1,4 millón y 1,5 millón de barriles.

Ekaterina Grushevenko, experta del centro de Energía de la escuela moscovita de administración de Skólkovo (ciudad satélite de Moscú, excepcional tecnópolis, explicó HK), aclara que las causas principales de la caída en la extracción del petróleo en Venezuela son la crisis en la economía y la carencia de inversiones, lo que condujo a esta catastrófica reducción de los volúmenes de perforación.

La actual caída en la extracción de petróleo es consecuencia de la prolongada crisis económica que complicó inclusive a todo el sector energético nacional, según señala Artiom Deev, analista senior de Amarkets. La causa, según él, han sido los problemas de carácter social en forma de retención de salarios y elevadísima inflación, lo que condujo a huelgas y posterior interrupción parcial del trabajo en una serie de platafo rmas petroleras claves.

“Las causas principales de la significativa caída de los volúmenes de extracción de petróleo en Venezuela en los últimos tres años (menos de 0,8 millón de barriles al día durante 2016-2018) son las sanciones dispuestas por USA en agosto de 2017, la reducción de los gastos de capital de Pdvsa, así como el retiro del país de las compañías internacionales de servicios petroleros”, según comenta María Belova, directora de investigación de Vygon Consulting.

·         Consecuencias

“El país tiene teóricamente todas las premisas para volver a los volúmenes de producción de 2015 (2,4 millones de barriles diarios), esto es suficientes reservas y potencial de los actuales yacimientos; sin embargo ahora todo se refiere a la situación económica de Pdvsa y su incapacida d de trabajar con complicados activos en soledad. En las condiciones actuales, sensiblemente complicadas por las recientes sanciones de USA, este indicador de extracción es inalcanzable”, considera Belova.

Como señala Grushevenko, para incrementar la extracción de petróleo en Venezuela hasta los 2,5millones de barriles diarios, según lo declara Maduro, es imprescindible atraer inversiones para reanudar los trabajos en los yacimientos conservados. Sin embargo el plazo de medio año, a juzgar por la experta, “aparece como extremadamente optimista”.

Alexandr Griaznov, director del grupo “Rankings corporativos” de S&P, descree de este escenario mencionado por Maduro. “Se necesitan tecnologías e inversiones. Venezuela no tiene ni uno ni lo otro. Por diversas evaluaciones, muchos yacimientos son beneficiosos sólo con 70 dólares el barril (con las actuales tecnologías)”.

Dmitrii Marinchenko, director del grupo de recursos naturales y materias primas de Fitch, señala que si Venezuela logra mantener la extracción en el nivel de 1,5 millón de barriles diarios, “ya sería una gran victoria, pero por ahora el escenario de caída de la extracción aparece como más cercano a la verdad”.

“No habrá milagros –comenta Marinchenko-. Ni Maduro ni la oposición, si es que esta llega al poder, no podrán aumentar tan bruscamente la extracción de petróleo en Venezuela. La cantidad de columnas de extracción que funcionan en el país cayó en dos veces el último año y para incrementar la extracción hay que perforar más. Los actuales aparatos de perforación, por lo visto, tampoco se encuentran en su mejor estado técnico y simplemente Pdvsa no tiene de dónde tomar dinero para comprar nuevos. El problema con la falt a de medios se profundiza por las sanciones norteamericanas y la imposibilidad por esta causa de vender petróleo en USA, tal como antes”.

Según sus palabras, para volver la extracción al nivel de 2,5 millones de barriles diario se requieren no menos de dos años “y con la condición de que Pdvsa recibirá el acceso al financiamiento y podrá comprar el equipo necesario”.

“En la semana pasada la situación se agudizó por las sanciones de parte de USA -considera Deev-. Si tenemos en cuenta que USA es importador clave del petróleo venezolano, no es difícil adivinar que, sin levantar las sanciones Venezuela sencillamente no podrá colocar su petróleo. Por esta causa, la intención de este miembro de la OPEP de aumentar la extracción de petróleo es incluso absurda ya que no tendrá demanda”.

·         OPEP+

Los países de OPEP+ en diciembre de 2018 tomaron la decisión de reducir la extracción de petróleo sumariamente, para todos los países del acuerdo, en 1,2 millón de barriles diarios del nivel de octubre de 2018 comenzando desde enero de 2019 y en el curso de medio años. De ellos, 800.000 barriles corresponden a los países miembros y 400.000 a los países extra OPEP.

Venezuela, Irán y Libia fueron excluidos del acuerdo.

Deev también señala que semejante actividad de los productores venezolanos contradice este acuerdo de diciembre pasado de OPEP+. “Estoy convencido que a Venezuela no le darán la posibilidad de cargar todavía más la oferta mundial”, supone el experto.

“Si nos imaginamos que de todas formas este escenario es posible (el crecimiento de la extracción en Venezuela hasta 2,5 millones de barriles), con la OPEP+ este país, gracias al cual en mucho se pudo asegurar el cumplimiento del acuerdo, deberá negociar por separado”, comentó Grushevenko.

  •         El caso de Rosneft

Es interesante destacar que según la agencia RBC (Rosbisnesconsalting), Pdvsa redujo en 2 veces, de US$ 4.600 millones a US$ 2.300 millones, su deuda con la petrolera rusa Rosneft.

En la compañía estatal rusa declararon que los convenios sobre proyectos en territorio de Venezuela son “legales y vigentes”.

Esta información fue suministrada en la presentación de la compañía rusa para su memoria y balance según el IFRS (International Financial Reporting Standards). Sólo en el cuarto trimestre de 2018 la deuda se redujo en US$ 800 millones, de acuerdo al documento.

Por las condiciones del acuerdo, Pdvsa paga su deuda con suministros de petróleo.

Rosneft posee cuotapartes en 5 empresas conjuntas con Pdvsa para la exploración geológica y la extracción de petróleo en el lecho marino y en el territorio del país caribeño, así como tiene un proyecto de exploración geológica en Venezuela en los yacimientos de Patao, Mejillones y Río Caribe, con reservas geológicas estimadas en 180.000 millones de metros cúbicos.

A finales de enero último, USA sancionó en relación con Pdvsa, embargando los suministros de petróleo venezolano hacia USA, los que podrán continuarse sólo hasta finales de abril 2019.

“Estamos monitoreando permanentemente la situación y evaluamos la inestabilidad política como un fenómeno temporal”, afirmó Erik Liron, vicepresidente de Rosneft en el curso de una teleconferencia dedicada a los resultados financieros de 2018.

Los proyectos en el territorio venezolano “se llevan a cabo en correspondencia con los requerimientos de la legislación aplicada” y los convenios concluidos en su relación, son “legales y vigentes”, se subraya en la presentación de “Rosneft”.

De acuerdo con el documento, las reservas generales de los 5 proyectos petrolíferos en los que participa la compañía rusa ascienden a 80 millones de toneladas y la extracción anual es de 3,4 millones de toneladas (en ambos casos calculada la parte de “Rosneft”).

La petrolera rusa también posee una parte en dos empresas de servicios petroleros: el 51% en “Perforosven” y el 100% en “Precision Drilling”.

Caracas, 5 de febrero de 2019

 

 

Se el primero en comentar en "EL CASO MADURO Y LOS INTERESES ESTRATEGICOS RUSOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*