ENTRE LA JUSTICIA Y LOS PAROS – TECHINT SE AJUSTA

Vaca Muerta y la capacidad argentina para transformar una “joya” en un cúmulo de problemas

Mientras las petroleras, sobre todo, Tecpetrol, la más perjudicada por las modificaciones anunciadas por el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui la semana pasada, definen si concurren o no a la Justicia para declarar anticonstitucional esos cambios que se incluyeron en la medida sobre el gas y en la decisión del Gobierno de mantener en vigencia sólo ocho proyectos, ya aprobados de hecho, sobre los 16 presentados para explotar gas en Vaca Muerta, los petroleros amenazan con parar la producción si se producen“despidos o mayor desempleo”. Por su parte, el gobierno se ocupa en otorgar “compensaciones” para el grupo que comanda Paolo Rocca, entre ellos, la concesión para operar un oleoducto junto con YPF, para cuya construcción el Gobierno tomó dinero de los jubilados…

Mientras las petroleras analizan si concurren o no a la Justicia para declarar anticonstitucional los cambios en la interpretación de la Resolución 46, anunciados por el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, la semana pasada, un conflicto  con los petroleros amenazan con parar la producción en Vaca Muerta.

Por el lado de las petroleras, uno de los que eventualmente recurrirían a la Justicia sería Tecpetrol, del grupo Techint, que además advirtió sobre eventuales reprogramaciones en las inversiones previstas. No es un dato menor sobre todo por el impacto internacional que podría tener que el planteo termine en la Justicia, a días de que la dupla Nicolás Dujovne/Guido Sandleris estuviera en Davos tratando de atraer nuevos desembolsos.

Además, sería una señal compleja porque en realidad fue el grupo Techint el encargado de “primerear” los desembolsos en Vaca Muerta. En el fondo, Vaca Muerta en la práctica comenzó a nacer cuando el CEO de ese grupo Paolo Rocca lo fue a ver al presidente Mauricio Macri, hace dos años para anunciarle una inversión de cerca de 2000 millones de dólares.

Mientras tanto el Gobierno busca como “compensar” el recorte que terminó, como se mencionó, perjudicando más al grupo que comanda Paolo Rocca.

Según  ‘EcoJournal’, “la empresa de Techint seguramente iniciará algún tipo de reclamo administrativo por una cifra millonaria”. En tanto, el resto de los jugadores del mercado de gas, como YPF, PAE, Wintershall y Total, que “se habían fijado dos objetivos: uno de mínima, que apuntaba, justamente a limitar el poder de Tecpetrol para incidir en la fijación de precios del mercado (como concentra la mayor parte de los subsidios, en la industria denuncian que la petrolera de Techint puede ofrecer un precio más bajo porque luego recibe una compensación de mercado). Y otro de máxima, que consistía en lograr la aprobación de los proyectos presentados que habían quedado frizados por la inacción oficial”.

De esta manera, la primera de las metas queda cumplida.

En tanto, para CGC, la petrolera que preside Hugo Eurnekian, la segunda que más compensaciones recibe del programa de estímulo a la producción no convencional, lo resuelto por el gobierno no representa, a priori, un cambio relevante. A diferencia de Tecpetrol, la compañía de Corporación América produce hoy volúmenes de gas que están en línea con los estimados inicialmente.

Para el resto de las petroleras, con YPF a la cabeza, la opción elegida por Lopetegui es una buena señal. De haberse aprobado el borrador que el gobierno circu ló hace 10 días, la posición de la petrolera que controla el Estado habría sido más endeble. YPF y Tecpetrol protagonizaron desde fines de noviembre una contienda por el mercado de gas, que terminó desembocando en una retracción espasmódica de los precios en boca de pozo en el verano, algo que beneficia a la demanda pero no a las empresas productoras y tampoco al Estado, que debe cubrir la diferencia de ese valor con un precio estímulo de US$ 7 por MMBTU, según lo establecido por la resolución 46/2017 firmada por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Con ese mar de fondo, Lopetegui terminó actuando en sintonía con YPF, PAE, Total y Wintershall, los cuatro históricos jugadores del mercado de gas (que en conjunto, explican un 70% de la oferta).

Por eso, más allá del comunicado enviado por YPF a la Bolsa, en el que adelantó un resultado negativo por US$ 60 millones en 2018 a raíz de la decisión, en el piso 32 de la torre de Puerto Madero se percibe complacencia. “La alternativa era que se apruebe una resolución que era más favorable a Tecpetrol que al resto de la industria”, admitieron allegados a la empresa a ‘EcoJournal’.

La mala noticia para YPF es que Lopetegui oficializó que varios de los proyectos presentados que permanecían en instancia de indefinición, como Río Neuquén, Aguada de la Arena, Las Tacanas y Rincón del Mangrullo, finalmente no serán aprobados. Pero aún así, eso era algo que se descontaba.

En el caso de ExxonMobil, el análisis es más complejo, porque la resolución 46 fue uno de los disparadores que llevó a la petrolera norteamericana a evaluar, por primera vez, un desarrollo a gran escala de gas en Vaca Muerta. “Cualquier escenario que implique cambiar las condiciones a partir de las cuales se desarrolló el proyecto (Sierra Chata) tiene un impacto negativo fuerte. Nunca son bien recibidos los cambios en las reglas de juego”, advirtieron allegados a la compañía.

Una posición similar transmitieron desde Shell, que había solicitado compensaciones para desarrollar dos áreas junto a la francesa Total, Rincón de la Ceniza y La Escalonada. Habrá que ver cómo impacta la decisión del gobierno en el board global de la petrolera anglo-holandesa, que en diciembre anunció el lanzamiento de la explotación comercial de tres áreas de petróleo no convencional en Vaca Muerta. Es un proyecto que, de concretarse tal como fue presentado a la provincia de Neuquén, generará inversiones por más de US$ 2000 millones en los próximos cinco años. No está claro que la apuesta por el shale oil esté linkeado con los proyectos de gas que fueron desafectados, pero no habría que descartarlo.

Para Pluspetrol, la tercera productora de petróleo de la Argentina, la decisión de Lopetegui también confirmó algo se preveía: que los proyectos de La Calera y Centenario Centro no serían aprobados. Pluspetrol había anunciado un megadesarrollo de shale gas en La Calera, un área que comparte con YPF en partes iguales. Para eso, había adquirido dos equipos de perforación de última generación, que seguramente ahora volcará hacia el desarrollo en la ventana de shale oil dentro del área.

Mientras tanto, desde el gobierno buscan “compensar” a Tecpetrol, y en parte lo hicieron un día después del anuncio de Lopetegui con la designación de Carlos Alberto Casares como Subsecretario de Hidrocarburos y Combustibles de la Secretaría de Energía. Casares se desempeñaba como uno de los vocales del Ente Nacional regulador del Gas (Enargas) y, en el ámbito privado, trabajó durante más de 16 años en la empresa Tecpetrol.

Por otro lado, la secretaría de Energía otorgó tanto a YPF como a Tecpetrol la concesión de transporte de petróleo para un ol eoducto que se extenderá de Loma Campana, en la Ciudad de Añelo, hasta el Lago Pellegrini de la provincia de Río Negro. Con ello se busca canalizar el petróleo producido en Vaca Muerta.

En la actualidad, YPF transporta su producción de Loma Campana hasta Loma La Lata a través de la infraestructura existente y ahí empalma con el resto del crudo que se envía para Buenos Aires. Esos caños están al límite de sus posibilidades. Por lo tanto, el objetivo es sumar un nuevo oleoducto de mayor capacidad que conecte la planta de tratamiento de crudo en Loma Campana con la estación de rebombeo Lago Pellegrini, del Oleoducto del Valle (Oldelval).

Techint, por su parte, viene desarrollando el área gasífera Fortín de Piedra, pero esa producción contempla también una importante oferta de condensados y líquidos. De ahí surge la necesidad de asegurarse capacidad de transporte de crudo.

El oleoduc to recorrerá en total unos 80 kilómetros desde Neuquén hasta Río Negro, tendría un diámetro de 24 pulgadas y capacidad para transportar 80.000 barriles diarios de petróleo. El objetivo es canalizar la producción de crudo proveniente de Loma Campana, Amarga Chica, Bandurria Sur, lote El Orejano del área Sauzalito, Aguada de la Arena, La Ribera I y II, Bajada de Añelo, área CNQ-26 La Calera, Pampa de las Yeguas I y II, Rincón del Mangrullo y Fortín de Piedra, todas ellas ubicadas en la provincia del Neuquén.

YPF y Techint manifestaron que la construcción, operación y comercialización de la capacidad de transporte del oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini será encomendada a una Sociedad de Propósito Específico denominada Oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini Sociedad Anónima (OLCLP), en la cual YPF posee el 85 por ciento y Tecpetrol el 15 por ciento restante.

Según la resolución 18/19 publi cada en el ‘Boletín Oficial’ con la firma del propio Lopetegui, el plazo de concesión se extenderá hasta el 10 de agosto de 2052, plazo equivalente al otorgado para las concesiones de explotación a las que se vinculará, de acuerdo a lo establecido en el artículo 41 de la ley 17.319.

En la resolución, la secretaría aclaró también que se ha dado cumplimiento con los requisitos técnicos, ambientales, económicos y registrales, y que a raíz de ello corresponde acceder al otorgamiento de la concesión de transporte solicitada. A su vez, la norma aclara que para financiar la construcción del oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini, OLCLP ha tomado deuda con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses.

Los otros perjudicados: Petroleros amenazan con parar la producción en Vaca Muerta

El otro conflicto que atraviesa Vaca Muerta por la decisión anunciada por Lopetegui, es el sindi cal: el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, convocó para esta mañana a una asamblea en Añelo, Neuquén, para repudiarla.

Pereyra, que además es senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino (MPN), rechazó también los comunicados de las empresas afectadas que prometieron frenar o diferir inversiones para extraer gas, y dijo que eso puede significar “despidos y mayor desempleo”.

En diálogo con el diario ‘El Cronista’, el sindicalista expresó: “El cuerpo de delegados me pidió el viernes que hagamos una reunión para discutir el impacto (de los cambios en la interpretación de la Resolución 46/2017 de Energía). Estimo que habrá entre 10.000 y 15.000 trabajadores petroleros en la asamblea, que será al costado de la ruta, sin cortes”.

Pereyra dijo que está “defendiendo los puestos de trabajo” y criticó que se cambien las reglas de juego. “Que (las empresas) no amenacen con cortar las inversiones, eso va a redundar en despidos y desempleo”, pidió.

El viernes, el senador había declarado que “el sindicato trabajó fuertemente para llegar a la situación actual y el Gobierno nacional no puede cambiar las reglas del juego de un día para otro porque están atacando a los trabajadores. Y si llegase a haber un solo despido vamos hacer caer todos los acuerdos que firmamos para el desarrollo de Vaca Muerta”.

En octubre del año pasado Pereyra había firmado junto al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y empresarios un “blindaje” a Vaca Muerta, que era un compromiso para evitar los conflictos que perjudican la productividad en esa formación y buscaba complementar la adenda al convenio colectivo de trabajo, con el fin de potenciar la llegada de inversiones.

La adenda cumple dos años de presentada y, según Pereyra, “los trabajadores la cumplieron al 100%”, así que esperaba que las empresas y los gobiernos tanto nacional como provincial hicieran lo suyo.

·         Techint se ajusta en Vaca Muerta: por la puja con el Gobierno, daría de baja tres equipos de 300 personas

Es por los cambios en el esquema de subsidios. De los seis planteles contratados que le permitieron llegar a extraer 17 millones de metros cúbicos de gas por día, la empresa solo mantendrá dos activos. Uno ya lo cerró en diciembre

Vaca Muerta (Thomas Khazki)

La tensión entre el Gobierno y Techint está en su punto máximo de las últimas semanas. Luego de que la secretaría de Energía, a cargo de Gustavo Lopetegui, comunicara que acota los subsidios a la producción de gas en Vaca Muerta, Tecpetrol, la petrolera del grupo que comanda Paolo Rocca, analiza dar de baja tres de los equipos que contrata en Fortín de Piedra, el área que la empresa explota en el yacimiento de shale gas neuquino.

Los cancelaría en los próximos días, según pudo saber Infobae. Uno ya se paró en diciembre pasado. Se trata de los seis planteles contratados que le permitieron extraer 17 millones de metros cúbicos de gas por día. Solo mantendría dos. Esa rápida producción récord es la que, paradójicamente, terminó con la empresa enfrentada con el Gobierno de Mauricio Macri. “Así, la empresa recorta el 60% de su capacidad productiva en ese yacimiento”, aseguraron fuentes del mercado.

Infobae lo adelantó ayer al mediodía en una nota en la que además se detallaron las opciones judiciales que analiza la empresa contra el Gobierno.

Son 300 personas que ya no trabajarían para la compañía, que de esta manera empieza a cumplir con la “promesa” que hizo la semana pasada en una nota que le envió a la Comisión Nacional de Valores donde amenazó con medidas legales y con frenar la inversión en el yacimiento patagónico. Estas desvinculaciones serían la primera medida. Además, la empresa analiza con sus abogados el frente legal contra el Gobierno: comenzará con una medida administrativa y luego, eventualmente, seguirá en la Justicia.

En 2017, el presidente Macri visitó con Rocca una planta de Tenaris, otra de las empresas del grupo, en EEUU

Si bien es habitual que suban y bajen equipos, esto está en línea con lo que se habló la semana pasada. El año pasado ya perdieron USD 150 millones por culpa del Gobierno y la empresa no quiere perder más. Va a ir a la Justicia, sin dudas”, afirmó una fuente cercana a Rocca.

El eje del conflicto

Tecpetrol está convencida de que hubo un “cambio en las reglas del juego”. Se ampara en la letra y el espíritu de la Resolución 46, que firmó el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, en marzo de 2017, y que fue el puntapié inicial a los subsidios en el área neuquina. La empresa asegura que allí quedó claro que se ofrecían incentivos a toda la producción generada. Y el Gobierno, en tanto, afirma que solo debe pagar sobre las previsiones que hizo la compañía en ese momento. Incluso, la compañía asegura que el año pasado, entre abril y junio, el Gobierno les pagó subsidios por toda su producción.

Así, evitaría pagar unos USD 700 millones, algo que aporta a su plan de déficit cero para este año.

En 2017, Tecpetrol estimó que iba a producir 8 millones de metros cúbicos de gas por día y un año y medio después, ya producía el doble. Para eso invirtió ya más de USD 1.800 millones de un plan de USD 2.300 millones.

Ayer, 30.000 petroleros hicieron una asamblea en Añelo, Neuquén

“Se van a caer todos los acuerdos firmados por el sindicato para el desarrollo de Vaca Muerta si se pierde una sola fuente laboral como consecuencia de la decisión”, aseguró ayer Guillermo Pereyratitular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, quien realizó una asamblea con 30.000 trabajadores en Añelo, Neuquén. El gremio se declaró en estado de “alerta y movilización”.

En el despacho de Lopetegui aseguraron que no harán comentarios sobre las posibles bajas de personal de Tecpetrol. La empresa está convencida de que la medida del Gobierno no tiene sustento jurídico y concretamente había amenazado con “revisar los términos del Plan de Desarrollo del área Fortín de Piedra oportunamente aprobados, a fin de readecuar el flujo de fondos al nuevo escenario y mejorar sus indicadores financieros”.

¡La readecuación ya empezó! ¡Y esto no termina acá!

Se el primero en comentar en "ENTRE LA JUSTICIA Y LOS PAROS – TECHINT SE AJUSTA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*