HUNTER DAVIDSON

Hunter Davidson (1826-1913)

Nació en Georgetown (Estados Unidos de N. A.), en 1827, siendo sus padres el capitán William Baker Davidson y Elizabeth Pope. Se graduó en 1847 en la Academia Naval de Annapolis, y estuvo presente en operaciones a bordo del USS “Portsmouth” durante la Guerra con México. Posteriormente, en la década de 1850, pasó un tiempo asignado al USS “Dale” para combatir la trata de esclavos frente a la costa africana. En 1861, Davidson se desempeñaba como instructor en Annapolis cuando la crisis de su país comenzó a dividir los estados. En tales circunstancias se alistó en la armada de la Confederación o sudista de su país. Su servicio en tiempo de guerra se centró en operaciones ribereñas para una Armada confederada con pocos recursos y superada por el enemigo.

Fue teniente del cuerpo de torpedistas, a las órdenes del capitán Matthew Fontaine Maury. Formó parte de la plana mayor de la fragata blindada USS “Merrimack” (o Virginia), participando en el combate de Hampton Roads el 8 y 9 de marzo de 1862 (1). Franklin Buchanan que en el primer día de ese combate comandó el “Virginia”, consignó en su parte: “El teniente Davidson disparó sus armas con gran precisión. Uno de sus cañones se partió, sin embargo, siguió disparándolo, aunque la madera alrededor de donde estaba emplazado se incendiaba con cada disparo. Sus voces de aliento fueron contagiosas e inspiradoras”. En 1864, como comandante de un “Davic”, atacó a la nave insignia federal “Minnesota”, haciéndola encallar.

Terminada la guerra de Secesión, Domingo F. Sarmiento, acreditado como diplomático en Washington interesó al gobierno de Bartolomé Mitre para la adquisición de material de guerra sobrante en venta por Estados Unidos, y años después, siendo presidente de la República destacó a Europa al comodoro Thomas J. Page, nombrándolo inspector de los buques de guerra a construirse. Propuso que se contratase a Davidson para instalar una estación de torpedos en la Argentina, debiendo instruir al personal respectivo.

En 1873, llegó a Buenos Aires dispuesto a trabajar sobre el terreno, y al año siguiente, marchó a Inglaterra para adquirir los elementos necesarios. A comienzos de 1875, estableció la “División Argentina de Torpedos” en el Río Luján, con asiento en el vapor estación de torpedos “Fulminante” (2), siendo nombrado Davidson su jefe, con dependencia directa del ministro de Guerra y Marina, doctor Adolfo Alsina. Se terminó con todo esto, a raíz del incendio y voladura del buque, producido el 4 de octubre de 1877, que significó la desaparición temporaria del área de torpedos.

Presentó un plan de defensa fluvial que abarcaba desde la boca del río Uruguay a la del Paraná, incluyendo la isla de Martín García, con establecimiento de estaciones de torpedos.

En setiembre de 1875, inauguró un cable submarino que puso en comunicación a Buenos Aires con la isla de Martín García. Con el coronel de marina, Mariano Cordero y otros oficiales confeccionó en ese año, la carta hidrográfica de los pasos de la isla de Martín García y sus adyacencias.

En 1877, se trasladó desde el Alto Uruguay hasta Misiones y en una sacrificada tarea practicó un reconocimiento en toda esa zona. El 29 de abril de 1879, se lo nombró jefe de la expedición científica del Alto Paraná desde su confluencia con el río Paraguay hasta donde fuese posible llegar en territorio argentino. Uno de los motivos de la exploración era estudiar la aptitud de las tierras ribereñas para la colonización, por lo que debía pasar una memoria descriptiva sobre el cauce del río y sus afluentes.

El 11 de marzo de 1882, el presidente Roca lo nombró en una comisión para el estudio hidrográfico del Alto Paraná. Se puso a disposición de esos trabajos la bombardera “Pilcomayo” y el vapor “Talita”. La expedición partió de Buenos Aires al siguiente año a bordo del primero, y llegó hasta Corrientes, y no pudiendo seguir por agua hasta Posadas, prosiguió por tierra. En el curso del viaje se levantaron varios campamentos, y se efectuaron trabajos de triangulación y observaciones astronómicas. El 2 de octubre de 1883, la expedición llegó al curso superior del río Iguazú, donde se realizó la solemne ceremonia de afirmación de la bandera argentina. Se amplió la tarea en una zona de difícil acceso, casi desconocida con selvas tupidas y ríos de frecuentes caídas. La expedición regresó a Buenos Aires, el 29 de diciembre del mismo año, luego de sufrir grandes peripecias. Se presentó un informe y se levantaron cartas de reconocimiento del río Bajo Iguazú y Salto Grande, otra hasta el río San Antonio, y una tercera desde este punto a los Grandes Saltos.

El ingeniero Davidson tuvo también a su cargo con otros, en 1882, los trabajos del levantamiento hidrográfico de Bahía Blanca, futuro emplazamiento del puerto militar cuyas obras dieron comienzo en 1889, publicándose el plano al año siguiente.

Abandonó el servicio naval en 1885, al presentar su renuncia de ingeniero hidrográfico, y se le dio las gracias por el buen desempeño de sus comisiones. El Centro Naval por su empeñosa actuación le nombró socio honorario de la institución. En ese mismo año trasladó su residencia a Paraguay, donde contrajo segundas nupcias (3) con una paraguaya de nombre Enriqueta, permaneciendo en ese país hasta su muerte.

Falleció el 16 de febrero de 1913 en Pirayú, Paraguarí, a la edad de 86 años.

Referencias

(1) Fue la más destacada y probablemente la más importante batalla naval de la Guerra Civil estadounidense. Allí se produjo el primer enfrentamiento entre acorazados del mundo.
(2) Llegó al país en 1875 con Davidson como comandante y siempre tuvo tripulación extranjera, tanto el superior como el subalterno, si bien revistaba en la Armada, había sido contratado en Europa y no tuvo ninguna relación con el resto de la Marina. Desplazamiento 620 toneladas. Eslora 55 metros; manga 9 metros; puntal 5 metros; calado medio 2,28 metros. Propulsión: Maquinas compound con una hélice. Casco de hierro, proa lanzada y popa elíptica. Aparejo de goleta de dos palos. Velocidad 10,0 nudos. Combustible carbón con 80 toneladas de capacidad. Armamento: Depósito de torpedos no automóviles sino de botalón, colocados en dos lanchas a vapor que poseía a tal efecto. También tenía “torpedos de fondo” (o minas submarinas). Los torpedos eran de bronce cargados con 65 libras de dinamita y colocados en la punta de un botalón de hierro de 8 metros de largo. Tenía también dos ametralladoras Hotchkiss montadas en explanadas para maniobras de proa y popa, de 8 cañones cada una. Tripulación: 10 oficiales y 42 tripulantes.
(3) Sus primeras nupcias fueron con Mary Davidson (Ray), nacida el 2 de marzo de 1832, y cuya fecha de deceso se desconoce.

Fuente
Belton, Mark – Hunter Davidson: Fighting naturalist – Maryland Natural Resources (2018)
Burzio, Humberto F. – Historia del torpedo y de sus buques de nuestra armada (1874-1900) – Buenos Aires (1968)
Cutolo, Vicente Osvaldo – Nuevo Diccionario Biográfico Argentino – Buenos Aires (1969).
Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado
Mey, Carlos – La explosión del “Fulminante” – Histamar
Portal www.revisionistas.com.ar

Se el primero en comentar en "HUNTER DAVIDSON"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*